Prensa

La AVI abre una nueva convocatoria de ayudas a la innovación, que amplía su presupuesto un 130% hasta los 46,5 millones de euros


  • El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana publica la nueva convocatoria, que amplía a tres anualidades el plazo para ejecutar los proyectos
  • Las entidades interesadas podrán presentar hasta el próximo 18 de febrero sus solicitudes a través de la página web de la AVI

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI), ha publicado este jueves la nueva convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva correspondiente al ejercicio 2021, dirigida a fortalecer y desarrollar el sistema de innovación de la Comunitat, según recoge el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

Las entidades interesadas dispondrán de 20 días hábiles, hasta el próximo 18 de febrero, para presentar sus solicitudes por vía telemática a través de la página web de la institución.

En esta cuarta edición de los programas de apoyo a la I+D+i que impulsa la AVI, el presupuesto global máximo para ayudas experimenta un incremento del 130% respecto a la convocatoria precedente. Para esta nueva campaña de estímulos, la Agència ha dispuesto de cerca de 46,5 millones de euros, frente a los 20,2 millones que finalmente se asignaron el pasado año.

Esta nueva dotación económica permitirá atender, previsiblemente, un mayor volumen de proyectos, amplificando así el impacto de los estímulos que la AVI dirige a las empresas, universidades, centros de investigación e institutos tecnológicos para contribuir a la transformación del modelo productivo, en línea con la estrategia de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital.

A través de este instrumento, la Agència incentiva el desarrollo de proyectos de innovación en las empresas, y facilita la transferencia de conocimiento y sus aplicaciones al tejido productivo, fomentando, además, la colaboración público-privada y la cooperación entre centros de investigación, institutos tecnológicos y empresas. De hecho, la AVI requiere de la colaboración de, al menos, dos agentes del sistema para optar a cualquiera de sus líneas.

Si bien el aumento en los importes dirigidos a apoyar la innovación se erige en la principal novedad de esta edición, la primera que incorpora financiación de la Unión Europea, la nueva convocatoria incluye otro cambio sustancial que mejora la de 2020.

En concreto, la segunda gran modificación afecta a su carácter plurianual. Y es que se ha aumentado el periodo de ejecución de los proyectos, de modo que los beneficiarios dispondrán de tres ejercicios, y no de dos, como hasta ahora, para llevar a cabo las actuaciones y desarrollos previstos. Esta flexibilización en los plazos se hará efectiva, además, en los seis programas de ayudas que componen la convocatoria.

Todos los programas al menos duplican sus fondos

Todos duplican, al menos, las cuantías asignadas el pasado ejercicio, aunque dos de ellos destacan sobre el resto al concentrar la mitad del presupuesto total. Se trata de los programas de apoyo a los proyectos estratégicos en cooperación y a la cadena de valor empresarial, que son, además, los que generan un mayor impacto en el tejido productivo.

Al primero, la AVI destina 13,7 millones de euros, un 112% más, con el fin de incentivar la cooperación de la comunidad científica, los institutos tecnológicos y el empresariado en el desarrollo conjunto de soluciones a retos de interés común. Se trata de iniciativas que requieren necesariamente de la colaboración de los diferentes agentes del sistema de innovación por la complejidad y el elevado esfuerzo económico de estos proyectos.

Dotado con cerca de 10 millones, lo que supone un incremento del 133%, el programa de apoyo a la consolidación de cadena de valor empresarial respalda a su vez el desarrollo de soluciones que impliquen novedades en productos o procesos, o bien mejoras en el intercambio de información y procedimientos de trabajo con impacto en el conjunto de la cadena de valor.

Entre las líneas que experimentan un mayor ascenso destacan las de impulso a la Compra Pública de Innovación (CPI), que suman un total de 4,3 millones de euros, destinados a potenciar tanto la demanda de productos y servicios innovadores en la Administración, como a estimular a las empresas para que concurran a este tipo de licitaciones nacionales e internacionales. Precisamente esta última línea registra el mayor incremento porcentual, cuadruplicando con creces los fondos asignados el pasado ejercicio.

La financiación de proyectos de desarrollo experimental dirigidos a la obtención de prototipos y proyectos piloto se multiplica por 2,5, al igual que la partida dirigida a la creación de unidades científicas de innovación en centros e institutos de investigación con el fin de que contribuyan al desarrollo de soluciones tecnológicas para las empresas. De este modo, el programa de valorización, transferencia y explotación de los resultados de I+D cuenta con alrededor de 9,5 millones de euros.

La AVI dispone, además, de tres líneas específicas para la promoción del talento, cuya finalidad es atraer y retener a profesionales cualificados. Las tres suman 7,3 millones de euros, lo que representa un incremento del 156% que posibilitará la ampliación, por ejemplo, de la actual red de agentes de innovación o la formación de más doctorandos en empresas. Asimismo, los fondos dirigidos a apoyar la contratación de investigadores y técnicos de Formación Profesional para desarrollar proyectos de innovación se triplican respecto al pasado ejercicio.

Por último, también se incrementa en esta misma proporción el presupuesto para impulsar acciones de fortalecimiento del sistema valenciano de innovación. A través de este programa se pretenden reforzar las estructuras de apoyo a la innovación existentes en la Comunitat, así como facilitar la difusión de la I+D+i entre las empresas.

Se priorizan nuevos retos-solución

Siguiendo el camino iniciado durante la pasada convocatoria, y con el fin de primar la excelencia en la evaluación de proyectos, la Agència incrementará el número de solicitudes sometidas a evaluación externa y continuará primando en el baremo aquellos proyectos alineados con los retos y soluciones identificadas por los comités de innovación que impulsa la propia institución.

En este sentido, a la relación de propuestas de innovación que cuentan con incentivos para su desarrollo e incorporación en el tejido empresarial se suman las conclusiones de cuatro nuevos comités: alimentación y dieta hospitalaria; destinos turísticos inteligentes; movilidad, transporte e infraestructuras, así como el de lucha contra la soledad no deseada en colectivos vulnerables.

Author


Avatar