Prensa

Hacienda y la AVI impulsan un proceso de compra pública innovadora para incrementar la calidad y la sostenibilidad en la prestación del servicio de limpieza



  • El plazo para presentar soluciones innovadoras al reto identificado por la Central de Compras de Compras finalizará el próximo 2 de abril y entre los objetivos se encuentra el de nuevas soluciones ante el reto de la COVID
  • El conseller de Hacienda y la titular de Innovación abren un seminario web para presentar esta iniciativa a las empresas especializadas en innovación

La Conselleria de Hacienda y Modelo Económico ha abierto un proceso, con el asesoramiento técnico de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), para desarrollar e implementar un sistema innovador que garantice la calidad del servicio de limpieza en los edificios y dependencias de la Generalitat, así como su optimización y control. Este departamento, a través de la Central de Compras, demanda soluciones innovadoras que deben asegurar un mayor respeto hacia las personas y el medio ambiente, además de atender las necesidades especiales de desinfección derivadas de la COVID-19.

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha presentado la iniciativa, bautizada como Innova-Neteja, junto a la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, en una jornada técnica ‘online’ en la que se han expuesto los detalles de este proceso de Compra Pública de Innovación (CPI), el primero impulsado desde Hacienda.

A la presentación han asistido un total de 80 especialistas de la comunidad científica, los institutos tecnológicos y las empresas potencialmente interesadas en participar en esta iniciativa.

Vicent Soler ha incidido en que la Compra Pública Innovadora se ha configurado como «una alternativa a las vías tradicionales de contratación que permitirá mejorar los resultados, soluciones y servicios a través de los beneficios de la I+D+i a la vez que fomentamos la innovación del tejido empresarial valenciano».

De hecho, Soler ha apostado por una escucha y una relación activa con las empresas «porque no solo hemos de ofrecer garantías y transparencia en los procesos, sino también ser capaces de impulsar una gestión moderna, ágil y eficiente que nos permita rendir cuentas de los resultados ante la ciudadanía y no solo en términos económicos».

«La Administración pública debe asumir un papel de liderazgo respecto a la innovación a través de la mejora de los servicios públicos. Debemos entender la Compra Pública Innovadora como la aplicación de ideas y prácticas novedosas con el objetivo de generar valor social».

Es decir, tal y como se ha apuntado desde la Conselleria de Hacienda, «lo que buscamos es lograr unas políticas públicas que satisfagan mejor las necesidades sociales y unos servicios públicos de mayor calidad además de eficaces y eficientes».

En este sentido, desde Hacienda se reitera que la Compra Pública Innovadora es un potente instrumento de fomento de la innovación empresarial. «La contratación pública ya no solo tiene el objetivo de gastar bien el dinero de los contribuyentes, sino que queremos que reporte también valor añadido en términos de calidad, rentabilidad e impacto medioambiental»

«Con la Compra Pública Innovadora abrimos la puerta a soluciones más eficientes y de mayor calidad a la vez que brindamos a las empresas innovadoras una oportunidad para probar sus soluciones en condiciones reales y no solo a través de modelos». «No queremos solo que los acuerdos marco nos permitan garantizar políticas de ahorro, sino también identificar problemas y soluciones en un entorno de innovación abierta», ha sentenciado el conseller Soler.

Ventajas para las empresas

Por su parte, la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, ha insistido en que la CPI «debe ser la palanca de cambio para dinamizar la I+D+i en el sector privado, que continúa siendo una de nuestras asignaturas pendientes».

Además, ha explicado que la CPI «reduce el riesgo asociado a la innovación, mejora la competitividad y orienta su actividad hacia sectores emergentes con un elevado valor añadido». Carolina Pascual ha resaltado la importante labor de la AVI en este sentido, ya que «desde el pasado ejercicio está proporcionando asesoramiento técnico a diversos departamentos de la Generalitat con el fin de activar este tipo de procedimientos, que presentan una gran complejidad técnica y jurídica».

A lo largo de 2020, según ha explicado la consellera, ha habido «contactos con conselleries y entidades del sector público, que han mostrado su interés en licitar contratos de CPI y, además de esta compra de hoy, con la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, la AVI ha lanzado esta fórmula en colaboración con la Vicepresidencia segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática y con la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública».

En este sentido, el vicepresidente ejecutivo de la Agència Valenciana de la Innovació, Andrés García Reche, ha recordado que la AVI también cuenta con un programa específico para incentivar la Compra Pública Innovadora en la administración local y entre las empresas, que experimentará un importante impulso en 2021.

«En los tres últimos ejercicios hemos destinado a este fin un total de 3,4 millones de euros, que se han posibilitado, entre otras acciones, que entidades locales de la Comunitat llevan a cabo una decena de Consultas Preliminares al Mercado (CPM). Sin embargo, solo este año contaremos con 4,3 millones, lo que supone prácticamente triplicar el presupuesto y elevar, en última instancia, el impacto de nuestras políticas», ha indicado.

Consulta preliminar al mercado

Esta primera fase del proceso supone el lanzamiento, con el apoyo de la Agència, de una consulta preliminar al mercado que permitirá sondear la disponibilidad del tejido productivo para desarrollar soluciones innovadoras en el ámbito de la limpieza, así como analizar la viabilidad técnica y económica de dichas propuestas. El plazo para su remisión permanecerá abierto hasta el próximo 2 de abril, según ha explicado el equipo de la Central de Compras de la Generalitat.

En la actualidad, el servicio de limpieza de los edificios, locales y dependencias de la Administración autonómica y su sector público instrumental se regula a través de un acuerdo marco licitado por la Central de Compras, del que se excluyen los hospitales, centros sanitarios y educativos y otras entidades con necesidades especiales.

Según el cálculo que estima cada entidad adherida a este contrato centralizado, el servicio de limpieza se presta por horas y se controla a través de una herramienta informática. Sin embargo, no se ha automatizado el control de calidad, de acuerdo a los requisitos establecidos en los pliegos del acuerdo marco.

Es por ello que las soluciones innovadoras que demanda Hacienda en esta consulta deben ir dirigidas a garantizar la prestación de un servicio de limpieza de calidad, estableciendo, además, herramientas de control que permitan evaluar de forma objetiva y automatizada el cumplimiento de estos preceptos.

El nuevo sistema también deberá atender las necesidades especiales de desinfección de espacios y superficies ante el SARS-CoV-2 y analizará tanto los productos como las técnicas de limpieza seleccionadas con el fin de que se garantice el respeto al medio ambiente y a la salud de las personas que prestan este servicio.

En concreto, desde la Central de Compras se propone la creación de una plataforma que permita la mejora de la gestión y el control de la limpieza programada, la actualización continua de necesidades, la vigilancia sobre los costes y la obtención de indicadores objetivos.

Para cumplir con estos requisitos será necesario un nuevo desarrollo capaz de integrar diferentes sistemas de información, alimentados por elementos técnicos o tecnológicos como, por ejemplo, sensores. Asimismo, también se estudiará la configuración de un prototipo para probar este sistema en funcionamiento en un entorno real.

Author


Avatar