Your address will show here +12 34 56 78
Prensa

  • El presidente de la APA, Julián López Milla, expone las propuestas alicantinas que Puertos del Estado ha aprobado en su última convocatoria Ports 4.0
  • La Agència ha destinado alrededor de dos millones de euros desde 2018 a financiar proyectos de innovación con impacto en el sector portuario

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha mantenido una reunión de trabajo con el presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante (APA), Julián López Milla y una representación la División de Innovación Sostenible del puerto, con el objeto de analizar las sinergias entre ambas instituciones, intensificar la colaboración e impulsar el desarrollo de innovaciones con impacto en este sector clave para la economía de la Comunitat Valenciana.

En el encuentro, que se ha desarrollado en las instalaciones del Puerto de Alicante, se han repasado las distintas iniciativas que se están ejecutando, en cada caso, para promover la I+D+i entre las empresas y organizaciones que forman parte de la comunidad portuaria, con el foco situado en la digitalización y la sostenibilidad como principales pilares de desarrollo.

En este sentido, López Milla ha explicado la estrategia de innovación del Puerto, que se encuentra en pleno proceso de revisión mediante el diseño de un nuevo plan, con horizonte en 2025, en cuya elaboración están participando los distintos agentes de la comunidad portuaria y del sistema de innovación. De este modo, se pretende reforzar la posición de la plaza alicantina como referente nacional en el ámbito de la I+D+i.

Con este mismo fin se constituyó en 2021 el Alicante PortLab, un espacio en cooperación con el clúster logístico-portuario para fomentar el aprendizaje, el trabajo colaborativo y la co-creación y ofrecer, así, respuestas desde la innovación a los principales retos del sector.

Los resultados de esta apuesta por la innovación se han plasmado en la última convocatoria del fondo Ports 4.0, que promueve Puertos del Estado, donde Alicante, con un total siete proyectos, ha logrado copar una de cada cuatro iniciativas respaldadas dentro de la categoría de ideas, como consecuencia de la estrecha colaboración entre el Puerto alicantino y los grupos de investigación  y spin off de las universidades públicas de la provincia.

“Si en la anterior convocatoria solo se presentó un proyecto,” -ha manifestado López Milla- “en esta se han presentado 9 proyectos, fruto de la movilización generada, por la Autoridad Portuaria, hacia investigadores, spin off universitarias y empresas. Además, el Comité de Ports 4.0 ha seleccionado 7 de esos proyectos, convirtiendo a Alicante en el puerto líder, en ideas innovadoras, de esta última convocatoria.”

Respaldo a iniciativas con impacto en el sector portuario

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), Andrés García Reche, ha cifrado en alrededor de 2 millones de euros los fondos que se han destinado hasta la fecha a apoyar proyectos de innovación con impacto directo en el sector portuario.

En concreto, se trata de una decena de iniciativas dirigidas a la mejora la intermodalidad logística de estas instalaciones mediante la creación de gemelos digitales; al incremento de la eficiencia en la gestión de los contenedores de mercancías gracias a la incorporación de la tecnología blockchain; o a la reducción del impacto sobre el medio ambiente mediante el desarrollo de parques eólicos y la puesta en marcha de distintas plataformas para el control de las emisiones que genera su actividad.

La Agència ha financiado, asimismo, la incorporación de agentes de innovación para conectar las esferas científica y tecnológica con las necesidades de los puertos, así como otros proyectos de impulso de la innovación abierta y la I+D+i a fin de promover la incorporación de nuevas tecnologías y desarrollos que mejoren su competitividad.

Igualmente, la AVI ha abordado iniciativas con impacto en este sector a través de distintos comités de innovación, si bien destaca especialmente el de Movilidad, transporte e infraestructuras, constituido en colaboración con la Conselleria de Obras Públicas, Transportes y Movilidad Sostenible.

Además de García Reche, la Agència ha contado en esta reunión con su secretaria general, Olivia Estrella y con su subdirector general de Programas de Innovación, Enrique Tarín. Por su parte, en representación de la APA ha participado, además de su presidente, el jefe de División de Innovación Sostenible, José Manuel Leceta.

0

Prensa

  • Aimplas colabora con las empresas Girsa, Recipur, Delax y la UPV en este proyecto respaldado por la Agència Valenciana de la Innovació
  • Esta tecnología incluye un proceso de higienización y tratamiento para obtener núcleos de espuma reciclada de alta flexibilidad y durabilidad


La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), respalda el desarrollo de una tecnología para tratar los colchones fuera de uso con el fin de conseguir materias primas de alto valor añadido para su uso en el terreno de la edificación y del descanso.


En concreto, el objetivo de ORACLE, que es como se ha bautizado esta iniciativa, radica en la obtención de núcleos de espuma de alto valor añadido para su empleo como aislante acústico en el sector de la construcción, además de para el fabricado de nuevos colchones de alta calidad.


Este proyecto estratégico, coordinado por el Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas) cuenta con la participación de las empresas Girsa, Recipur y Delax Colchones, así como el Centro de Tecnologías Físicas de la Universitat Politècnica de València (UPV) y con una aportación de la AVI, que suma un total de 485.000 euros en el marco de la convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva correspondiente a 2021.


A través de esta iniciativa, se pretende ofrecer una solución al reciclaje de las espumas de poliuretano. Se estima que solo en la Comunitat Valenciana se retiran alrededor de 300.000 colchones al año, que terminan mayoritariamente en el vertedero sin ser sometidos a ningún proceso de reciclaje.


Para hacer frente a este reto medioambiental, los socios de ORACLE proponen el desarrollo e implementación de un sistema de desinfección y tratamiento de los colchones para asegurar su higienización y transformación en materias primas para su posterior procesado.


Con este fin, se desarrollarán, además, nuevas fibras biocomponentes con propiedades biocidas y de alta flexibilidad, que se mezclarán con el material triturado de los colchones fuera de uso para obtener así nuevos núcleos de espuma de altas prestaciones.


La viabilidad industrial de esta tecnología, así como la idoneidad y calidad de los productos finales, se validarán mediante el desarrollo de sendos demostradores: un colchón fabricado con espuma reciclada de alta durabilidad y sistemas modulares de altas propiedades de absorción acústica a partir de espuma reciclada.


Para desarrollar con garantías este proyecto, Girsa, empresa especializada en la gestión de residuos sólidos, diseñará el tratamiento de los colchones desechados para su uso como materia prima; mientras que Recipur desarrollará la tecnología para fabricar núcleos de espuma reciclada e higienizada.


En paralelo, Aimplas aplicará sus conocimientos en este campo para obtener la fibra biocomponente con propiedades biocidas y alta flexibilidad, mientras que el diseño y desarrollo de los nuevos colchones correrá a cargo de Delax, firma especialista en el sector del descanso.


Por último, la Universitat Politècnica de València (UPV) y Aimplas configurarán las soluciones modulares de aislamiento acústico a partir de estos núcleos de espuma reciclada dirigidas al sector de la construcción.


Para la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, el desarrollo del proyecto contribuirá a impulsar la economía circular en el sector del descanso y a reforzar las sinergias con el de la construcción, en línea con los principios establecidos por la Unión Europea. “Además del evidente beneficio ambiental, la iniciativa reducirá los costes de gestión de residuos, abrirá nuevos mercados y líneas de negocio y contribuirá a la creación de empleo vinculado al reciclaje”, ha destacado Bueno.


Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, ha indicado que la colaboración entre empresas, universidades y centros tecnológicos constituye «la única vía real para hacer frente a los retos de gran calado que afectan a la ciudadanía y al tejido productivo».


“Este proyecto demuestra que, aunando esfuerzos, conocimiento y tecnología, es posible hallar soluciones a través de la innovación a problemas tan acuciantes como la gestión de los residuos sólidos de gran volumen que habitualmente terminan en el vertedero”, ha explicado García Reche.


La iniciativa se alinea con los desafíos y soluciones propuestas por los comités de innovación de la Agéncia especializados en hábitat sostenible y economía circular, que apuestan por la implementación de bienes de consumo, materiales y sistemas constructivos más sostenibles; además de desarrollar nuevas técnicas de valorización de residuos.


Asimismo, ORACLE se enmarca en los ejes de calidad de vida y producto innovador de la Estrategia de Especialización Inteligente de la Comunitat Valenciana, RIS3CV, que lidera la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital.

0

Prensa

  • Las empresas Giditek, Uvax y Genera colaboran en el desarrollo de esta iniciativa de innovación, que cuenta con el apoyo de la AVI
  • Este sistema será capaz de monitorizar, predecir, calcular y controlar los principales indicadores energéticos, de salud y confortabilidad de los inmuebles


La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), financia el desarrollo de una nueva plataforma modular y abierta para optimizar la gestión energética y el confort de los edificios. A partir de los datos recabados mediante sensores, este sistema será capaz de monitorizar, predecir, calcular y controlar en tiempo prácticamente real los principales indicadores energéticos, de salud y confortabilidad con el fin de reducir el consumo eléctrico.

Bautizado como ENEFORE, en este proyecto con impacto en la cadena de valor participan las empresas Giditek, Uvax y Genera, todas ellas pertenecientes al Grupo Gimeno. La iniciativa cuenta, además, con el respaldo de la AVI, que ha contribuido con ayudas por un valor de 245.000 euros en el marco de su última convocatoria en concurrencia competitiva.

Con el fin de simplificar la interpretación del comportamiento del edificio por parte de las personas usuarias, así como la interacción con el sistema en cada una de las variables monitorizadas, esta herramienta reproducirá una réplica virtual del inmueble y de los diferentes equipamientos, a modo de gemelo digital.

La principal innovación del proyecto radica en la integración en una sola herramienta de las funcionalidades relacionadas con la gestión de la energía, el confort y la salud de los edificios a partir de los datos recabados por sensores conectados a través de un novedoso sistema de transmisión. Dicha plataforma, basada en el Internet de las Cosas, incorpora algoritmos de inteligencia artificial y se relaciona con la persona usuaria a través de un chat-bot y elementos de gamificación, que facilitan la interacción y la toma de decisiones.

Para la ejecución de este proyecto cooperan tres empresas del Grupo Gimeno. Giditek aporta su experiencia en el campo de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación; UVAX contribuye con el desarrollo de soluciones tecnológicas para optimizar recursos y mejorar la eficiencia energética y Genera acredita un amplio conocimiento en la gestión y operación de edificios.

El funcionamiento e impacto de ENEFORE se estudiará a su vez en varias tipologías de edificios. En primer lugar, se validará en las instalaciones del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), a modo de piloto de pruebas y, posteriormente, se llevará a cabo un nuevo ensayo en dos entornos reales: Hotel Intur Castellón y el edificio PROP1 de València.

El objetivo es configurar a corto plazo esta iniciativa como una solución para edificios de servicios (es decir, oficinas, residenciales privados u hospitales, entre otros), si bien se prevé extenderla a otro tipo de inmuebles como, por ejemplo, los de tipología residencial a medio plazo.

En este sentido, la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, ha subrayado el impacto que ENEFORE tendrá en la cadena de proveedores del Grupo Gimeno, que prevé aplicarlo inicialmente a un centenar de inmuebles en el ámbito de la Comunitat Valenciana.

“El desarrollo e implantación de sistemas avanzados para la gestión inteligente de los edificios no solo consolidará una industria emergente en torno a tecnologías como el Internet de las Cosas o la Inteligencia Artificial, sino que también ayudará a optimizar nuestro consumo energético y a reducir la huella ambiental de los inmuebles”, ha precisado Bueno.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, ha destacado las sinergias que emergen de la colaboración de los diferentes socios de esta iniciativa, que son empresas del sector tecnológico y servicios aplicados al hábitat, así como la cooperación con la Universitat Jaume I de Castellón y el ITE, clave para validar el funcionamiento de dicha herramienta tecnológica.

“El sector de la construcción ofrece grandes oportunidades de innovación asociadas a la sostenibilidad que se fundamentan en la incorporación de nuevas tecnologías y materiales, tal y como ha concluido el Comité Estratégico de Innovación Especializado (CEIE) en Hábitat Sostenible que ha puesto en marcha la Agència”, ha apuntado García Reche.

De hecho, ENEFORE se alinea directamente con uno de los desafíos destacados por este equipo de especialistas, que aboga por el desarrollo e integración de sistemas de sensorización, monitorización y análisis y gestión de datos en parámetros tales como, el consumo de energía y agua, la calidad de aire y el confort.

Esta iniciativa se enmarca, del mismo modo, en la Estrategia de Especialización Inteligente de la Comunitat Valenciana, RIS3, que destaca como debilidad el consumo energético excesivo y propugna un crecimiento inteligente, basado en el conocimiento y la innovación.

0

Prensa

  • La empresa Aceitunas Cazorla, Ainia y el Instituto de Tecnología Cerámica desarrollan este proyecto que impulsa la economía circular
  • Se basa en el desarrollo de membranas cerámicas de última generación y en la aplicación de bacterias para obtener gas metano e hidrógeno


La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), financia el desarrollo de una nueva tecnología sostenible y de bajo coste para tratar la salmuera resultante de actividades industriales y obtener compuestos de alto valor añadido para el tejido productivo.

A través de esta iniciativa se pretende, por tanto, impulsar la economía circular para depurar y reutilizar el agua con una elevada concentración de sal y obtener recursos de interés para otras empresas.

Este proyecto estratégico, bautizado como GREEN BRINE, está impulsado por la empresa Aceitunas Cazorla, Ainia Centro Tecnológico y el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) y cuenta con el respaldo de la AVI, que ha concedido un total de 490.000 euros en el marco de su última convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva.

La iniciativa tiene por objetivo la valorización de las salmueras que genera el subsector de las conservas y los encurtidos, si bien puede extrapolarse a cualquier otra actividad que produzca este tipo de residuos como, por ejemplo, las empresas del ciclo del agua o las de lavado y reciclado de plásticos.

Tradicionalmente, las salmueras se gestionan mediante procesos de evaporación, que pueden ser naturales, en balsas a la intemperie, o acelerados a través de tecnologías específicas que conllevan un importante coste energético. En el primer caso, además, las balsas no sólo ocupan una gran superficie, sino que han de estar completamente impermeabilizadas y someterse a frecuentes controles para evitar filtraciones que pongan en riesgo los acuíferos.

En cambio, las tecnologías propuestas en este proyecto tienen como propósito el tratamiento de estos residuos de una forma más sostenible con el fin de obtener un vertido limpio de baja salinidad y de transformar la materia orgánica y la sal en productos valorizables y en vectores energéticos, como biogás, biometano o biohidrógeno.

Para lograr este objetivo, los socios de GREEN BRINE apuestan por combinar distintos procedimientos técnicos que mejoran los resultados actuales. Así, las corrientes de agua salinizada se someterán a un proceso de filtrado que permitirá recuperar materiales celulósicos y polifenoles que pueden resultar de interés para otros sectores industriales.

Con este fin se están desarrollando membranas cerámicas basadas en materiales arcillosos, que son mucho más económicas que las que se encuentran hoy en el mercado y más resistentes que las diseñadas con materiales poliméricos.

Del mismo modo, se implementarán celdas de combustible con bacterias para transformar la materia orgánica restante en productos de más valor para fines energéticos, como el biometano o el biohidrógeno. Este proceso de biorrefinería permite la transformación de los residuos concentrados y reutilizables por la industria.

El consorcio que ejecuta este proyecto integra la experiencia industrial en el subsector de las aceitunas y encurtidos, por cuenta de Aceitunas Cazorla; el conocimiento de los materiales y de los sistemas de procesado cerámico, especialmente en el diseño de membranas de bajo coste, por parte del ITC; así como las amplias competencias de Ainia en el funcionamiento y gestión del ciclo integral del agua y en el desarrollo de sistemas electroquímicos para el tratamiento de efluentes.

En este sentido, la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, ha subrayado el impulso a la economía circular que representa este proyecto, pero también las oportunidades de negocio que en el ámbito de la sostenibilidad se abren para la industria cerámica.

“El campo de las membranas cerámicas constituye un nuevo nicho de mercado de alto valor añadido para este sector, que tiene, además, perspectivas de continuar creciendo, por las ventajas que ofrecen frente a las alternativas que están actualmente en el mercado”, ha precisado Bueno.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, ha subrayado la importancia de la colaboración entre los distintos agentes del sistema de innovación como vía para resolver retos de alto impacto como, por ejemplo, la valorización de los residuos industriales.

“La combinación del conocimiento -ha continuado Andrés García- generado en nuestros centros tecnológicos y de investigación y la experiencia de nuestro tejido productivo está materializándose en soluciones innovadoras que no sólo contribuyen a mejorar el medio ambiente, sino que favorecen la diversificación industrial”.

La iniciativa se enmarca en el eje de calidad de vida de la Estrategia de Especialización Inteligente de la Comunitat Valenciana, RIS3, al tiempo que se alinea con los desafíos planteados en el Comité Estratégico de Innovación Especializado en Economía circular. En concreto, se propone la optimización de los sistemas de tratamiento de agua y la reducción de su impacto ambiental.

0

Prensa

  • El plazo para presentar soluciones innovadoras a los retos que ha identificado este departamento finalizará el próximo 23 de septiembre
  • El secretario autonómico de Emergencias y el vicepresidente ejecutivo de la AVI abren la jornada técnica dirigida a personas físicas y jurídicas interesadas en compartir conocimiento
 

La Societat Valenciana de Gestió Integral dels Serveis d’Emergències (SGISE), con el asesoramiento técnico de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), ha abierto un procedimiento de Compra Pública de Innovación (CPI) para mejorar la gestión, cuidado y formación de su personal, así como para ampliar el apoyo a la extinción de incendios forestales a través del desarrollo de soluciones no presentes en el mercado que optimicen tanto los actuales procesos de información cartográfica como los vehículos disponibles.


El secretario autonómico de Emergencias, José María Ángel, y el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, han dado a conocer los detalles de esta convocatoria abierta en una jornada técnica. La sesión, que se ha celebrado en el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM), ha contado con la participación de  más de 80 especialistas de la comunidad científica, los institutos tecnológicos y las empresas potencialmente interesadas en esta iniciativa.


“La CPI nos permitirá desarrollar e incorporar innovaciones a medida de las necesidades de nuestros servicios de emergencias, un factor clave para optimizar la gestión de los recursos humanos y materiales con tecnologías que hoy ni siquiera existen”, ha subrayado José María Ángel en la apertura de esta sesión de presentación del programa ‘T-eCuidamos’.


En este sentido, Ángel ha recordado que la puesta en marcha de dicho procedimiento es posible gracias al convenio de colaboración que recientemente han suscrito SGISE y la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), en virtud del cual la AVI proporciona asesoramiento técnico para impulsar iniciativas de Compra Pública Innovadora en el ámbito de la lucha contra los incendios forestales.


Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la Agència, Andrés García Reche, ha destacado el potencial que ofrece la CPI tanto a las administraciones públicas, como vía para mejorar los servicios que se ofrecen a la ciudadanía, como para expandir el tejido empresarial hacia actividades de vanguardia. “Con la Compra Pública de Innovación se reduce el riesgo a innovar, por ejemplo, en nuevos vehículos de emergencias más versátiles, lo que para las empresas proveedoras de estos desarrollos representa una oportunidad de incrementar su valor añadido», ha precisado.


Tres consultas preliminares simultáneas


En esta primera experiencia en el campo de la CPI, “la SGISE demanda al sector privado soluciones a tres retos previamente identificados, que buscan optimizar la gestión situando a la plantilla en el centro para mejorar sus condiciones y su protección”, según ha expuesto la gerente de la sociedad mercantil que gestiona a los bomberos y bomberas forestales de la Comunitat Valenciana, María Duart.

Con este objetivo, se han lanzado de forma simultánea sendas consultas preliminares al mercado para sondear la disponibilidad del tejido productivo para desarrollar soluciones innovadoras en el ámbito de la gestión, cuidado y formación de su personal, así como en los procesos y equipamiento para la extinción de incendios forestales. Esta primera fase permitirá analizar, además, la viabilidad técnica y económica de dichas propuestas técnicas, que las organizaciones interesadas en participar podrán remitir hasta el próximo 23 de septiembre a través de la página web de la AVI.

Bajo la denominación “T-eCuidamos Personas”, SGISE demanda el diseño de un sistema innovador que permita digitalizar la información y procesos referidos a la formación, la formación física, la salud y el bienestar del personal, con el objeto de proporcionar programas de gestión interna más eficaces, interconectados y predictivos.

Del mismo modo, y con el fin de optimizar las actuaciones de emergencia en función de su naturaleza, se propone el reto “T-eCuidamos Procesos”, con el que se pretende adecuar los Sistemas de Información Geográfica (SIG) y la entrada de información cartográfica para disponer en tiempo real y en una misma interfaz del posicionamiento de los equipos sobre el terreno, el avituallamiento, el análisis de los incendios o las variables meteorológicas que influyen en su evolución.

Por último, el diseño de una nueva generación de vehículos más adecuados para la gestión de los distintos tipos de emergencia constituye el reto “T-eCuidamos Vehículos”, donde la SGISE propone el desarrollo de nuevas unidades de coordinación y carrozados específicos de uso mixto intermedio para incendios, inundaciones y actuaciones generales.

Finalizado el plazo de presentación de propuestas técnicas, se revisarán y valorarán las soluciones planteadas a fin de aprovechar la información recabada para diseñar las licitaciones en el marco de este procedimiento de Compra Pública de Innovación.

0

Prensa


  • Más de 50 empresas participan en una jornada técnica para ayudarles a concurrir a esta convocatoria estatal de apoyo a innovación empresarial
  • Los retos que establece este programa estatal, dotado con 125 millones de euros, conectan con las líneas de ayuda en cooperación de la AVI


Más de medio centenar de empresas de distintos tamaños y sectores de actividad han participado en una jornada técnica organizada por la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) y la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) con el objeto de impulsar la presentación de proyectos al programa Misiones Ciencia e Innovación 2022, que promueve el Gobierno central a través del CDTI, la Agencia Estatal de financiación de la Innovación.


Dotada con 125 millones de euros, esta convocatoria en concurrencia competitiva potencia la cooperación entre empresas para dar respuesta a desafíos estratégicos de la sociedad y economía españolas mediante el desarrollo de soluciones innovadoras. El plazo para solicitar estas ayudas finaliza el próximo 5 de septiembre.


La presidenta de CEV Valencia, Eva Blasco, y el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, han inaugurado esta sesión informativa, que se ha desarrollado en formato híbrido en la sede de la confederación empresarial. La jornada ha contado, además, con el respaldo y la colaboración del CDTI, que ha desgranado los detalles de una convocatoria en la que tienen cabida tanto pymes como grandes empresas a través de las dos categorías de participación previstas.


Durante su intervención, la dirigente de CEV Valencia ha animado a las empresas valencianas a configurar alianzas para optar a alguna de las seis misiones que recoge este instrumento, con las que se pretende hacer frente a retos en el ámbito del hidrógeno verde y las energías renovables, las tecnologías habilitadoras aplicadas a la industria, la agroalimentación, el sector naval, la sustitución y valorización de recursos minerales o el desarrollo de la fotónica integrada.


“Esta iniciativa del Ministerio de Ciencia e Innovación constituye una oportunidad para sumar esfuerzos y elevar nuestra competitividad gracias a la innovación”, ha subrayado Eva Blasco, quien ha recordado que las pequeñas y medianas empresas cuentan con una línea específica, Misiones Pymes, para la que se ha reservado un mínimo de 20 millones de euros.


Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, ha incidido en las similitudes de esta iniciativa con los programas impulsados por la Agència, que también se sustentan en la resolución de retos de innovación con impacto en el sistema productivo a través de la colaboración entre distintos agentes.


“Las misiones que propone el CDTI conectan directamente, con los retos y soluciones identificados por nuestros comités estratégicos de innovación en agroalimentación, descarbonización, economía circular o tecnologías habilitadoras. Son, precisamente, en esos campos donde existen capacidades diferenciales en nuestro sistema de innovación.”, ha precisado.


Por parte del CDTI, Juan Antonio Tébar, director de Programas Europeos y Cooperación Territorial, ha situado la convocatoria en el contexto de la estrategia de esta entidad pública empresarial, que en 2021 concedió 1.340 millones de euros en ayudas directas a través de sus diferentes programas de apoyo a la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación.


Tébar también ha repasado los principales resultados de las ediciones precedentes, donde la Comunitat Valenciana se emplaza entre las regiones con un mayor número de empresas participantes, por detrás de Madrid y Cataluña y muy cerca de Andalucía y el País Vasco. A través del programa de Misiones, el CDTI ha concedido desde 2019 más de 200 millones de euros para incentivar el desarrollo de soluciones innovadoras en el campo de la movilidad sostenible, las energías limpias y la incorporación de las tecnologías habilitadoras en la industria, entre otras áreas.


Las características de la actual convocatoria han sido presentadas por la jefa del departamento de Promoción Institucional y Cooperación Territorial del CDTI, Pilar González Gotor, quien ha expuesto los requisitos de acceso a las ayudas, así como los diferentes criterios de evaluación de los proyectos, una vez se cierre el plazo de solicitud el próximo día 5 de septiembre.


Del mismo modo, González Gotor ha insistido en que las Misiones Ciencia e Innovación requieren de la agrupación de empresas para llevar a cabo los trabajos previstos, así como de la subcontratación con centros generadores de conocimiento, en un porcentaje que oscila en función de si se trata de un proyecto liderado por una mediana o gran empresa.


Al respecto, la secretaria general de la Agència Valenciana de la Innovació, Olivia Estrella, ha ofrecido a las entidades interesadas el respaldo de la AVI para identificar personas especialistas que resulten idóneas en cada caso. “La Agència pone sus recursos a disposición del tejido productivo con el objetivo de promover la participación exitosa de las empresas de la Comunitat, gracias a la colaboración de todo el sistema valenciano de innovación”, ha concluido.

0

Prensa

  • La Dirección General del Instituto Valenciano de las Mujeres reconoce con este distintivo el compromiso de la AVI con la igualdad de género
  • El primer Plan de Igualdad de la Agència, que estará vigente hasta 2025, recoge 18 acciones de mejora enmarcadas en siete áreas distintas de gestión


La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha recibido el sello ‘Fent empresa. Iguals en oportunitats’, que otorga el Instituto Valenciano de las Mujeres, como resultado de la aprobación y concesión del visado de su primer Plan de Igualdad, que estará vigente durante las próximas tres anualidades.


A través de este reconocimiento, la Dirección General, dependiente de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, distingue a aquellas empresas y organismos que elaboran un Plan de Igualdad para corregir las desigualdades de género, incorporar medidas innovadoras que favorezcan la equidad entre hombres y mujeres y proporcionar recursos que faciliten la conciliación de la vida familiar y laboral de su personal.


El vicepresidente ejecutivo de la Agència, Andrés García Reche, ha destacado que el plan, recientemente aprobado, garantiza la igualdad de género y oportunidades en esta entidad de derecho público, cuya plantilla está compuesta mayoritariamente por mujeres, también en puestos directivos.


Al respecto, la secretaria general de la AVI, Olivia Estrella, ha remarcado el consenso que ha suscitado este documento durante la fase de negociación y ha asegurado que “se trata del primer paso de cara a adoptar medidas más ambiciosas en el futuro”.


El vigente Plan de Igualdad, el primero desde la creación de la institución, contempla un total de 18 acciones a desarrollar en siete áreas diferentes de aplicación tales como el acceso al empleo, la formación y promoción profesional o la conciliación de la vida familiar, laboral y personal, entre otras. Así, algunas de estas actuaciones como, por ejemplo, las vinculadas a la formación y concienciación ya han comenzado a ejecutarse.


Para velar por el cumplimiento del plan, se ha constituido la comisión de seguimiento, que es paritaria y está integrada por representantes de la empresa y de los trabajadores. Un órgano que ha aprobado tanto el calendario de aplicación como los indicadores necesarios para comprobar el grado de cumplimiento de cada medida.


Desde este comité, que se reúne con una periodicidad cuatrimestral, se impulsarán también recomendaciones de mejora, nuevas medidas o cambios en las existentes que podrán incorporarse al I Plan de Igualdad para garantizar el cumplimiento de los objetivos recogidos en el documento.


Asimismo, la Agència se ha dotado también de un protocolo de actuación para prevenir y resolver las posibles situaciones de acoso sexual o por razón de sexo que, en cualquiera de sus formas o modalidades, pudieran producirse en el ámbito de la AVI.


Precisamente para reforzar la prevención e identificar mejor las situaciones de acoso se contempla el desarrollo de acciones formativas y de sensibilización, si bien también se ha constituido una subcomisión de prevención y lucha contra el acoso sexual, que será la encargada de recibir las denuncias que se puedan plantear en el ámbito de su competencia.

0

Prensa

  • Aiju coordina esta iniciativa de innovación, en la que también colaboran las empresas RH Hoteles, Brainstorm Multimedia y la UPV
  • El sistema incorpora tecnologías inmersivas y de inteligencia artificial y aplica técnicas de gamificación para ofrecer una experiencia más gratificante


La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), financia el desarrollo de un sistema personalizado para la recomendación de experiencias turísticas que permita, a través de un entorno gamificado y con el uso de realidad virtual, la visualización de las visitas y actividades propuestas. Esta plataforma se basará en una arquitectura de inteligencia artificial que facilitará al viajero una información completa de manera no invasiva y personalizada mediante tecnologías inmersivas como la realidad virtual y aumentada, así como el uso de entornos 360º.

Este proyecto estratégico, bautizado como SmartTur+Eco, está coordinado por el Instituto Tecnológico de Producto Infantil y de Ocio, Aiju, que colabora en su ejecución con el Institut Valencià de Intel·ligència Artificial (vRAIN) de la Universitat Politècnica de València (UPV), y las empresas Brainstorm Multimedia y RH Hoteles. La iniciativa cuenta, además, con el respaldo de la AVI, que ha aportado cerca de 560.000 euros en ayudas en el marco de la última convocatoria en concurrencia competitiva.

Para evitar la sobrecarga de información existente en la red, se desarrollará un algoritmo de inteligencia artificial que propondrá visitas y rutas personalizadas a partir de la información recabada de otros turistas con perfiles similares o bien en función de las selecciones que haya realizado la persona usuaria en interacciones previas con esta plataforma. En este sentido, se trabajará en un sistema de adquisición y procesamiento de datos capaz de alimentar y entrenar esta plataforma inteligente para que ofrezca en cada momento las propuestas más alineadas con los intereses de cada turista.

Desde hace años, las grandes corporaciones de internet utilizan la inteligencia artificial para recomendar contenidos y mostrar publicidad adaptada a las preferencias y necesidades de los y las internautas. Una fórmula, en este caso basada en valoraciones, que se ha extendido también al sector turístico.

La propuesta de SmartTur+Eco se diferencia, sin embargo, de estas soluciones al integrar tecnologías inmersivas y técnicas de gamificación que ofrecen una experiencia más gratificante y refuerzan los vínculos con el destino turístico y su marca. Precisamente con este mismo objetivo, el sistema planteará retos para incentivar la realización de actividades a las personas viajeras, así como juegos dirigidos a promocionar comportamientos sostenibles y responsables con el medio ambiente.

A través de esta iniciativa se pretenden generar rutas personalizadas para cada perfil de usuario donde se propongan, no solo la visita de aquellos puntos de interés que más se ajustan a sus preferencias, sino también su secuenciación temporal, teniendo en cuenta los horarios, las distancias o los medios de transporte para desplazarse, entre otros factores.

Para ejecutar con garantías este proyecto, AIJU aporta su conocimiento en la elaboración del reto y la propuesta turística gamificada, mientras que vRAIN trabajará en el desarrollo del algoritmo de inteligencia artificial y Brainstorm Multimedia liderará el diseño e implementación de las distintas tecnologías inmersivas. Por su parte, la cadena RH Hoteles ofrecerá sus establecimientos hoteleros en Benidorm, Gandía y Peñíscola como centros demostradores.

En todo este proceso, que finaliza en 2023, se cuenta con la colaboración de las asociaciones MTA Connect y Turiart, que recopilarán el material gráfico y los datos actualizados de todos los elementos con potencial turístico más adaptados a cada perfil del turista (tales como la como gastronomía, museos, yacimientos arqueológicos, castillos, parques naturales, etc.) para incorporarlos al sistema.

La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, ha destacado que el proyecto mejorará la experiencia de los y las turistas que visitan la Comunitat Valenciana y contribuirá a consolidar la marca de nuestros destinos turísticos.

“Las nuevas tecnologías aplicadas al turismo suponen una oportunidad para atraer a nuevos clientes y para fidelizar a quienes ya conocen nuestro territorio, pero también nos permitirá diferenciarnos de la competencia”, ha puntualizado Bueno.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, ha puesto el acento en las oportunidades de I+D+i que se generan cuando distintos agentes del sistema de innovación colaboran en la resolución de un reto clave como es la mejora de experiencia de los distintos segmentos de turistas.

“Es un ejemplo paradigmático de las sinergias que se producen cuando una cadena hotelera se alía con un grupo de investigación sobre inteligencia artificial, un centro tecnológico especializado en ocio y una empresa puntera en el campo de la realidad virtual y aumentada. Y la prueba de que en el sector turístico existen grandes nichos de oportunidad para la innovación”, ha continuado García Reche.

“La combinación del conocimiento generado en nuestros centros tecnológicos y de investigación y la experiencia de nuestro tejido productivo está materializándose en soluciones innovadoras que no sólo contribuyen a mejorar el medio ambiente, sino que favorecen la diversificación económica”, ha continuado.

La iniciativa se alinea con los desafíos y soluciones propuestas en el comité de destinos turísticos inteligentes, que aboga por el desarrollo y la aplicación de sistemas escalables de oferta personalizada con información agregada de diferentes fuentes. Asimismo, SmartTur+Eco se enmarca en el eje de calidad de vida de la Estrategia de Especialización Inteligente de la Comunitat Valenciana, RIS3, que lidera la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital.

0

Prensa


– La AVI resuelve la concesión de cuatro de sus seis programas anuales de ayuda para impulsar y fortalecer el sistema de innovación de la Comunitat
– Se constituirán dos nuevas unidades de innovación en la UMH y la UPV y se financiarán 17 nuevos desarrollos experimentales, entre otras iniciativas

La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), ha concedido un total de 14,5 millones de euros para impulsar el desarrollo de 103 iniciativas de I+D+i, en el marco de su convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva correspondiente a 2022.

La AVI ha resuelto así cuatro de los seis programas que integran estos incentivos con carácter anual para el desarrollo y fortalecimiento del sistema de innovación, que, en este caso, comprenden la financiación de desarrollos experimentales y pruebas piloto, la constitución de unidades específicas de innovación en los centros generadores de conocimiento, el impulso de la Compra Pública Innovadora (CPI) y la promoción del talento en el tejido productivo.

A través de esta convocatoria, la Agència pretende movilizar todo el conocimiento disponible en el sistema valenciano de innovación para dar respuesta a retos de gran calado e impacto en la economía, la sociedad y el medio ambiente de la Comunitat Valenciana, mediante la cooperación de empresas, universidades, institutos tecnológicos y de investigación de las tres provincias.

Gracias a las ayudas de la AVI, este año se ampliará la red de Unidades Científicas de Innovación Empresarial (UCIES) en centros de excelencia investigadora, con la incorporación del Instituto de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biotecnología Sanitaria de la Universidad Miguel Hernández (IDIBE-UMH) y el Instituto Valenciano de Investigación en Inteligencia Artificial (VRAIN) de la Universitat Politècnica de València (UPV).

Esta figura creada por la Agència para potenciar la transferencia de conocimiento y conectar los centros de investigación y universidades con los desafíos y necesidades del sistema productivo cuenta este ejercicio con ayudas por un valor superior a los cuatro millones de euros.

También en el marco de su programa de valorización de los resultados de investigación, la AVI financiará con alrededor de 4,5 millones el desarrollo de un total de 17 prototipos y pruebas piloto en universidades, centros de investigación e institutos tecnológicos con el fin de acercar a las empresas de la Comunitat algunas de las líneas de trabajo que han llevado a cabo en los últimos años.

El desarrollo de un sistema para medir la deformación del cráneo de los lactantes, el prototipo de un vehículo eléctrico modular o la mejora de la valoración funcional y monitorización de la columna lumbar mediante inteligencia artificial son algunas de las actuaciones que se completarán en este programa.

Para el impulso de la Compra Pública de Innovación (CPI), otra de las piedras angulares que guían la acción de la Agència, se han concedido más de un millón de euros que permitirán incentivar, tanto la concurrencia de las empresas a las licitaciones públicas, como la demanda de soluciones innovadoras entre las entidades locales capaces de satisfacer necesidades no cubiertas y mejorar los servicios que se prestan a la ciudadanía.

Entre los beneficiarios de esta línea destacan grandes empresas como FACSA o Nunsys, así como el Instituto para la Investigación Sanitaria y Biomédica de Alicante (Isabial) o el Ayuntamiento de Almussafes, entre otras organizaciones.

Incentivos para atraer y retener el talento

Asimismo, se han concedido 3,5 millones de euros para la contratación de un total de 23 agentes de innovación en universidades, centros de investigación y asociaciones empresariales. La Unió de Llauradors, Innometalia-Fempa o la Asociación de Empresarios Textiles de la Comunitat Valenciana (Ateval) son algunos de los beneficiarios de este programa, que tiene la finalidad de intensificar las conexiones entre la esfera científica y el tejido productivo, así como favorecer la incorporación de conocimiento y tecnología en las empresas.

Del mismo modo, una decena de personas investigadoras y técnicas de Formación Profesional vinculados a la ejecución de proyectos de innovación en el sector privado se incorporarán a corporaciones como Fermax, Istobal o Industrias Alegre, entre otras, gracias a las ayudas concedidas por la AVI, que también financia la formación de 17 personas doctorandas en empresas. Ambas líneas suman incentivos por un importe cercano a los 900.000 euros.

Por último, el programa de acciones complementarias para el fortalecimiento del sistema valenciano de innovación alcanzará a 17 entidades, entre las que destacan el Consejo de Cámaras de Comercio de la Comunitat Valenciana, el Ayuntamiento de Benidorm o la Asociación de Empresarias, Profesionales y Directivas de la provincia de Alicante (AEPA), con una ayuda total que asciende a 1,2 millones de euros.

Por tipo beneficiario, aunque para optar a las ayudas es imprescindible la colaboración entre distintos actores, las universidades se erigen en los principales receptores, con un 33% del total, seguida de las empresas, con un 29%, las asociaciones empresariales (13%) y los centros de investigación (12%).

Los programas de impulso a los proyectos estratégicos en cooperación y de consolidación de la cadena de valor empresarial, los de mayor dotación económica e impacto en el sistema productivo, se resolverán en el mes de septiembre.

0

Prensa


– El convenio entre la AVI y la ADCV contempla la creación de un observatorio para evaluar el impacto del diseño y proponer mejoras
– Se optimizará el kit de autodiagnóstico para empresas con una nueva escala que estima el uso y orientación del diseño en las empresas


El Consell ha aprobado un convenio de colaboración entre la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) y la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV) con el fin de impulsar acciones que permitan reforzar el diseño como sector estratégico y eje transversal de la innovación aplicada al tejido productivo.

El acuerdo, que contempla una aportación de 150.000 euros, favorecerá la integración del diseño en las empresas para elevar su productividad y competitividad en el mercado global a través de tres grandes ejes de actuación: la creación del Observatorio del Impacto del Diseño, Oid!; la implementación de la Escala de Orientación al Diseño como herramienta digital para el autodiagnóstico empresarial; y la identificación de un sistema de indicadores con el que evaluar de forma efectiva la capacidad de innovación de las distintas organizaciones.

De este modo, el Oid! se erige en un espacio referente en investigación e innovación centrado en el análisis y la difusión del impacto del diseño en la sociedad, con el foco situado especialmente en las empresas y la industria. Esta iniciativa se fundamenta en los proyectos que, desde 2018, ha desarrollado la ADCV con apoyo de la AVI, y que se centran en la generación de conocimiento para satisfacer las necesidades del tejido productivo a través del diseño.

Este Observatorio tiene como principales objetivos el análisis del impacto del diseño en la sociedad y su evolución, la propuesta de áreas de mejora y de herramientas que faciliten una gestión eficaz del diseño, así como la difusión de estos hitos, ejerciendo de puente entre las esferas científica y académica y la sociedad.

También en el marco de esta iniciativa, se desarrollará la Escala de Orientación al Diseño, con el objeto de que las empresas puedan evaluar de forma objetiva y cuantitativa su uso y orientación al diseño. Este nuevo recurso se integrará a su vez en el kit de autodiagnóstico D-ToolBox, un instrumento de análisis impulsado por la ADCV que también se someterá a mejoras significativas a lo largo del ejercicio.

Precisamente para estudiar los diferentes factores que inciden en la mejora de la capacidad de I+D+i de las empresas a través del diseño, se avanzará en estudio y definición de unos indicadores de innovación homogéneos que permitan demostrar esta correlación.

El convenio entre la AVI y la ADCV refuerza así las políticas públicas de apoyo al diseño impulsadas por la Generalitat en el año en que València ostenta la capital mundial, tras su designación por el World Design Forum.

0