Your address will show here +12 34 56 78
Prensa

  • La AVI ha destinado más de 2 millones al impulso de nuevas herramientas digitales, que se suman a los 6 invertidos en otras innovaciones en el sector del agua
  • García Reche participa en una nueva sesión de Innotransfer y recorre las nuevas instalaciones del Parque Científico de Alicante


La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), financia un total de 14 proyectos de innovación para optimizar la gestión del agua en la Comunitat a través del desarrollo de nuevas herramientas digitales. Desde 2018, la AVI ha destinado más de dos millones de euros en estímulos para impulsar iniciativas de I+D+i focalizadas en elevar la eficiencia en la administración y uso de los recursos hídricos mediante la incorporación de nuevas tecnologías.


El vicepresidente ejecutivo de la Agència, Andrés García Reche, ha realizado un balance de los proyectos respaldados en este ámbito durante la apertura de la sesión de trabajo ‘Soluciones digitales para la optimización de los recursos hídricos’, que ha organizado el Parque Científico de Alicante (PCA) en el marco de Innotransfer, la plataforma multisectorial de innovación abierta promovida por los parques de las cinco universidades públicas de la Comunitat.


Las iniciativas que cuentan con el apoyo de la AVI tienen entre otros objetivos la optimización del rendimiento hidráulico de la red de agua potable, la adaptación de los sistemas urbanos de abastecimiento al cambio climático o el desarrollo de sistemas avanzados para el control de la calidad de las aguas regeneradas, con el fin de extender la aplicación de estos caudales depurados en un contexto de escasez de recursos.


Esta línea de trabajo, que pone el foco en el desarrollo de soluciones digitales aplicadas la gestión hídrica, complementa las actuaciones que también está financiando la Agència para ampliar los usos de las aguas regeneradas en los entornos urbano y agrícola, en línea con las conclusiones del Comité Estratégico de Innovación Especializado (CEIE) en economía circular.


“En este segundo ámbito, la AVI ha aportado ya alrededor de 6 millones de euros para impulsar otras 24 iniciativas de innovación que nos permitirán aprovechar mejor los recursos existentes y fomentar nuevos usos”, ha subrayado García Reche.


Por su parte, el director de Secretariado Transferencia de Conocimiento de la Universidad de Alicante (UA), José Luis Todolí, ha destacado las oportunidades que las tecnologías asociadas a la digitalización ofrecen en la gestión del agua antes de dar paso a la presentación de los retos tecnológicos en este campo, a cargo de Dinapsis Benidorm y Depuración de Aguas del Mediterráneo (DAM), así como a las propuestas de soluciones innovadoras y casos de éxito.


Visita a empresas del Parque Científico de Alicante


A continuación, Andrés García Reche y la secretaria general de la AVI, Olivia Estrella, han recorrido las instalaciones del Parque Científico de Alicante, acompañados por su gerente, Esteban Pelayo, quien les ha mostrado el edificio del PCA que albergará el futuro centro de creación de empresas.


En este sentido, Pelayo ha destacado que la puesta en servicio de este inmueble reforzará la posición del parque como uno de los polos de innovación más dinámicos de la provincia y ofrecerá un entorno propicio para la instalación y desarrollo de nuevas firmas en sectores de actividad de vanguardia y alto valor añadido.


La comitiva ha visitado, además, la empresa FYCH Technologies, una de las empresas del parque que han resultado beneficiarias de las ayudas de la AVI, para conocer de primera mano el desarrollo de su proyecto, un nuevo proceso de reciclaje para convertir en recursos los residuos de envases flexibles multicapa.


A través de esta iniciativa se pretenden recuperar los distintos materiales que se emplean en la fabricación de este tipo de envases, cuyo destino final era mayoritariamente el vertedero o la incineración, dada la ineficacia que han demostrado hasta ahora los tratamientos convencionales para separar las distintas capas y proceder, de forma independiente, a su reciclaje. Cada año se producen en todo el globo alrededor de 40 millones de toneladas de estos plásticos multicapa que, sin una adecuada gestión, representan un problema medioambiental.


Asimismo, también han conocido las soluciones que ofrece QuixMind, una empresa de base tecnológica constituida en la Universidad de Alicante en 2017 y especializada en el diseño de vehículos autónomos (AMR) para uso industrial y transporte de pasajeros. El equipo de investigación de QuixMind, está conformado por un equipo multidisciplinar con amplia experiencia, que ha desarrollado en los últimos 10 años una tecnología patentada basada en aprendizaje por refuerzo en máquinas y nuevos algoritmos de creación de mapas y localización en entornos complejos y dinámicos.

0

Prensa

  • A través de estas iniciativas se desarrollan soluciones para fabricar productos más sostenibles y valorizar de forma eficiente los residuos
  • La AVI ha financiado un total de 229 proyectos en este ámbito y concedido ayudas a más de 130 empresas y entidades de la Comunitat Valenciana


La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), ha destinado más de 27 millones de euros desde 2018 para apoyar el desarrollo de proyectos de innovación dirigidos a impulsar la producción de bienes de consumo más sostenibles, fomentar una valorización más eficiente de los residuos y promover, además, la extensión del uso de las aguas regeneradas a los entornos urbano y agrícola.


En los últimos cinco años, la AVI ha financiado un total de 229 iniciativas de I+D+i con el fin de dar respuesta a los principales retos que ha de hacer frente la Comunitat Valenciana en el campo de la economía circular, tales como la eliminación de los microplásticos de las aguas residuales, el desarrollo de sistemas más eficaces para el reciclaje de envases o el aprovechamiento de desechos industriales como subproductos en otros sectores de actividad.


Se trata de desafíos identificados como prioritarios por el Comité Estratégico de Innovación (CEI), un órgano asesor compuesto por representantes de primer orden de la comunidad científica, los institutos tecnológicos y el empresariado, que guía a la AVI en el establecimiento de estrategias y programas para orientar la innovación y garantizar su implantación efectiva en el tejido productivo.


En total, 132 organizaciones de toda la Comunitat Valenciana han participado en la ejecución de estas actuaciones a lo largo de los últimos cinco años. La economía circular, junto con las tecnologías habilitadoras y la salud, se erige en una de las áreas prioritarias de innovación que han recabado un mayor número de proyectos financiados en el marco de las convocatorias anuales de ayuda de la Agència.


El desarrollo de pieles artificiales y ecológicas alternativas al cuero; el diseño de nuevos procesos y tratamientos para el reciclaje de envases multicapa; o el aprovechamiento de la paja que genera el cultivo del arroz para la industria del calzado o la generación de plásticos naturales y biodegradables son algunas de las iniciativas de I+D+i que se encuentran actualmente en fase de desarrollo.


Innovación para aprovechar el agua regenerada


La ampliación de los usos del agua regenerada a los entornos urbanos y agrícolas también ha suscitado el interés del sistema de innovación de la Comunitat Valenciana. En este sentido, empresas, universidades e institutos tecnológicos están llevando a cabo, de forma conjunta, proyectos para optimizar la detección de patógenos en aguas regeneradas, así como nuevos tratamientos avanzados para la reutilización segura del agua residual.


El uso de los lodos de las estaciones depuradoras para la obtención de bioestimulantes y fertilizantes para la agricultura, o la generación de metano y biocombustibles renovables en los procesos de depuración son otras de las soluciones que se están explorando con la financiación de la AVI.


Para la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, el apoyo de la Agencia está ayudando a las empresas de la Comunitat a completar la transición de una economía lineal a otra circular, una apuesta por el desarrollo sostenible que lidera la Comisión Europea y cuenta con el respaldo del resto de administraciones.


Por su parte, el vicepresidente de la AVI, Andrés García Reche, ha destacado que la economía circular ofrece grandes oportunidades de innovación para las empresas, como acredita el hecho de que un tercio de todos los proyectos estratégicos financiados por la Agència se encuadren precisamente en este campo.


Entre inversión pública y privada, las iniciativas de innovación vinculadas al impulso de la economía circular han movilizado cerca de 43 millones de euros desde 2018, lo que representa un 18 % del total de fondos destinados al desarrollo de proyectos de I+D+i desde la puesta en marcha de la Agència. La inversión total en este mismo periodo asciende a alrededor 244 millones de euros, sumando a las ayudas públicas las aportaciones privada.

0

Prensa

  • La valorización de residuos, los sistemas de ayuda a la toma de decisiones empresariales y el control de la fragilidad-cronicidad son los retos que han suscitado más proyectos
  • El CEI colaborará con la Agència en la definición de los criterios para poner en marcha su primera iniciativa de Compra Pública Catalítica


El Comité Estratégico de Innovación (CEI), órgano asesor presidido por Avelino Corma, del que forman parte destacados representantes de la comunidad científica, los institutos tecnológicos y el empresariado, ha analizado el desarrollo y los resultados de los distintos grupos de trabajo especializados que impulsa la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) y que constituyen la base de la I+D+i orientada hacia el tejido productivo.


En concreto, los comités de Economía Circular, Tecnologías Habilitadoras y Salud son los que han recabado un mayor número de proyectos aprobados en el marco de las convocatorias anuales de ayudas.


De hecho, se encuadran en estas tres disciplinas el 69% de las iniciativas que han obtenido fondos públicos, en los tres principales programas de la Agència, según se ha constatado durante la reunión anual del CEI, en la que han participado tanto la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, como el vicepresidente ejecutivo y la secretaria general de la AVI, Andrés García Reche y Olivia Estrella, respectivamente.


La valorización más eficiente de los residuos y la extensión de los usos de las aguas generadas en los entornos urbano y agrícola, la optimización de las operaciones empresariales mediante la incorporación de las tecnologías de digitalización; y el control de la fragilidad-cronicidad mediante inteligencia artificial y/o Big Data son los retos para los que el Sistema de Innovación ha propuesto las mejores soluciones hasta ahora.


Asimismo, las soluciones innovadoras que han registrado un mayor número de proyectos se vinculan con el desarrollo de técnicas de reciclado terciario para residuos de tipo agrícola y lodos de depuradora; así como con el diseño de plataformas, servicios y modelos de analítica avanzada y visualización de datos que ayuden a la toma de decisiones empresariales.


Optimización de la estrategia


Para el presidente del CEI, Avelino Corma, el análisis de esta información permitirá optimizar la estrategia de innovación orientada que está desarrollando la Agència desde su puesta en funcionamiento, hace ahora cinco años.


“La apuesta por la I+D+i es una apuesta a medio y largo plazo, pero esta primera evaluación de los comités indica qué disciplinas concentran ya el interés de la industria y los centros de conocimiento y sobre cuáles sería necesario focalizar los esfuerzos a partir de ahora”, ha indicado Corma, premio Princesa de Asturias a la Investigación Científica y Técnica.


En la misma línea se ha pronunciado la consellera de Innovación, Josefina Bueno, quien ha destacado, además, el esfuerzo económico que ha realizado el Gobierno autonómico en las últimas dos legislaturas para situar la innovación como uno de sus principales señas de identidad: “Solo la AVI ha destinado más de 166 millones en ayudas en cinco años, que han alcanzado a más de 400 empresas de toda la Comunitat Valenciana, lo que da cuenta de su impacto en el sistema productivo”.


Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la Agència, Andrés García Reche, ha subrayado el creciente número de conexiones que se han establecido entre las universidades y centros de investigación, los institutos tecnológicos y las empresas para resolver los grandes retos de la Comunitat Valenciana: “Los incentivos de la AVI han posibilitado que dialoguen y cooperen para innovar agentes que durante décadas han permanecido de espaldas”.


Compuesto por representantes de los principales eslabones del Sistema Valenciano de Innovación, el CEI ha acordado priorizar, a partir de la convocatoria de ayudas de 2023, aquellas iniciativas que se alineen con la quincena de conclusiones propuestas por el comité especializado en descarbonización, que ha desarrollado su actividad a lo largo de este año.


Asimismo, este órgano asesor ha avalado la puesta en marcha de la compra pública catalítica, en virtud de la cual la AVI adquirirá de forma directa el desarrollo de innovaciones que, a continuación, pondrá a disposición de otros departamentos del Consell. En este sentido, el CEI, a través de su comité coordinador, se ha ofrecido a participar en el establecimiento de los criterios de selección de las áreas prioritarias para la compra pública catalítica.

0

Prensa




  • La Agència Valenciana de la Innovació ha financiado un total de 85 proyectos que aprovechan las posibilidades que ofrece la Ciencia de Datos

La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), ha destinado alrededor de 14 millones de euros desde 2018 para respaldar el desarrollo de un total de 85 proyectos basados en la explotación inteligente de datos aplicada a sectores como el industrial, sanitario, construcción o agroalimentario.

El vicepresidente ejecutivo de la Agència, Andrés García Reche, ha dado a conocer el impacto de la Ciencia de Datos en las acciones de la AVI durante su participación en el taller ‘Diseño de proyectos de innovación basados en datos para impulsar tu empresa’, organizado por Inndromeda, la alianza en tecnologías habilitadoras para la Comunitat Valenciana, en CEV Alicante.

En este sentido, García Reche ha subrayado que el desarrollo de tecnologías como el aprendizaje automático o la inteligencia artificial, unidas a las posibilidades que ofrece el Internet de las Cosas o la computación en la nube, están permitiendo a las empresas reducir costes e ineficiencias y generar nuevos modelos de negocio alrededor del dato.

El desarrollo de plataformas de apoyo a la toma de decisiones empresariales a partir de ‘big data’, el diseño de nuevos sistemas de selección de embriones a partir de inteligencia artificial, o la puesta en marcha de modelos predictivos para acompasar la producción y logística industrial son algunas de las iniciativas que cuentan con el respaldo de la Agència.

“Las empresas privadas ya están sacando provecho de información agregada y debidamente anonimizada, pero la idea es que también se puedan explotar los datos recabados por la Administración. En este sentido, la AVI está cooperando con otros estamentos de la Generalitat para definir un Sistema Público de Gestión de Datos, que integre los datos de todas las administraciones públicas en el ámbito autonómico y regule su gobernanza para posibilitar una explotación ordenada de los mismos, con plenas garantías jurídicas”, ha precisado García Reche.

El taller, dirigido fundamentalmente a empresas, tiene como objetivo impulsar el montaje de proyectos basados en la explotación de datos de la mano de sus usuarios potenciales. Esta iniciativa se repetirá de nuevo en la sede del Instituto Tecnológico de Informática (ITI), en Paterna, el próximo 17 de noviembre.

Asimismo, Distrito Digital albergará el 22 de noviembre el taller ‘Diseño de proyectos de innovación basados en datos de las personas’, en el que podrán participar tanto empresas como entidades públicas que quieran idear iniciativas para el beneficio de la sociedad o bien crear negocios de futuro mediante la gestión de los datos de las personas.

Ambas acciones están promovidas por Inndromeda, una iniciativa de colaboración público-privada en la que la comunidad empresarial, las universidades, los centros tecnológicos y de investigación, el CSIC y las Administraciones Públicas suman fuerzas para impulsar el desarrollo y la incorporación de las tecnologías disruptivas que protagonizan la economía del conocimiento en el tejido productivo de la Comunitat Valenciana.

0

Prensa

  • Josefina Bueno preside el Consejo Valenciano de la Innovación, donde están representados cerca de un centenar de entidades que apuestan por la I+D+i
  • El vicepresidente de la AVI, Andrés García Reche, destaca el compromiso de la AVI con el impulso de la  Compra Pública de Innovación con nuevas iniciativas durante 2023


La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), ha movilizado desde el inicio de su actividad, en 2018, más de 240 millones de euros, entre inversión pública y privada, para impulsar el desarrollo de innovaciones dirigidas específicamente a resolver los desafíos y necesidades de las empresas de la Comunitat Valenciana.

La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, ha subrayado el esfuerzo inversor del Consell en materia de I+D+i durante la apertura del Consejo Valenciano de la Innovación (CVI), el principal órgano de participación de la AVI, del que forman parte alrededor de un centenar de entidades y organismos representativos de nuestro sistema de innovación.

Las políticas de estímulo de la Agència han contribuido a dinamizar la inversión privada en innovación, que ha supuesto 77 millones de euros que se añaden a los recursos públicos dispuestos durante este periodo. “La colaboración público-privada ha permitido desarrollar 110 proyectos estratégicos, en cuya ejecución cooperan más de 200 entidades, entre empresas, universidades, centros de investigación e institutos tecnológicos; así como cerca de 230 iniciativas de I+D+i con un impacto directo en la cadena de valor de las grandes firmas tractoras”, ha precisado la consellera.

Desde 2018, la Agència ha respaldado, además, la incorporación de un centenar de personas investigadoras y técnicas de Formación Profesional en empresas, al tiempo que ha tejido una red con más de 90 agentes de innovación con el fin de conectar las líneas de trabajo de centros y universidades con las necesidades del tejido productivo. Precisamente para propiciar esta transferencia de conocimiento y tecnología, se ha financiado también el desarrollo de 102 prototipos y proyectos piloto en torno a innovaciones que, una vez maduradas y validadas, se pondrán a disposición de los sectores productivos.

Proyectos representativos

En este sentido, el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, ha expuesto algunos ejemplos de proyectos respaldados por la Agència, tales como un test de diagnóstico temprano y de predicción de la evolución de la sepsis; un novedoso sistema basado en inteligencia artificial para la industria cerámica, que es capaz de prever la demanda de los clientes y optimizar así la cadena de suministro; o una plataforma inteligente de recomendaciones turísticas que, propone visitas de forma personalizada integrando tecnologías como la realidad virtual.

“Los incentivos de la Agència están permitiendo que sectores tradicionales, como el turismo o la agricultura, incorporen conocimiento y aumenten su valor añadido, pero también están contribuyendo a diversificar nuestra economía y a ampliarla hacia sectores de vanguardia como, por ejemplo, el sanitario o el energético”, ha indicado.

En la consecución de este objetivo juega un papel decisivo el impulso la Compra Pública de Innovación (CPI), a través de la cual las Administraciones Públicas contratan el desarrollo específico de soluciones innovadoras con el fin de mejorar los servicios que prestan a la ciudadanía.

Al respecto, García Reche ha informado que la Agència ha diseñado una estrategia de CPI para la Comunitat Valenciana, que se presentará en breve, para cohesionar y guiar la acción pública en este ámbito, así como impulsar nuevas actuaciones que extiendan este procedimiento a todas las administraciones.

Hasta la fecha, la acción de la AVI en la Generalitat y su sector público se ha concretado en dos licitaciones de CPI junto a las consellerias de Sanidad y Vivienda y Arquitectura Bioclimática y en cinco consultas preliminares al mercado promovidas por la Sociedad Valenciana de Gestión Integral de Servicios de Emergencias (SGISE), Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) y la Central de Compras. No obstante, está previsto que hasta mediados de 2023 se desarrollen seis más, junto a otras consellerias y entes públicos.

Compromiso con la Compra Pública de Innovación

El vicepresidente ejecutivo ha subrayado, en este sentido, el compromiso del Consell, anunciado por el President durante el Debate de Política General, para destinar a la Compra Pública de Innovación el 3% de las inversiones de forma progresiva hasta 2026. Una medida que, a juicio su juicio, permitirá aprovechar la capacidad de compra de la Generalitat como instrumento para dinamizar y orientar la I+D+i hacia sectores con alto valor añadido.

Además, se ha informado a las organizaciones que integran el Consejo Valenciano de la Innovación de los avances en el proyecto de Learning Factory previsto en Elx, cuyo primer espacio entrará en servicio en el primer semestre de 2023.

Esta primera parte del inmueble albergará formación en tecnologías habilitadoras, aplicada a las fases de diseño e ingeniería, planificación y producción, dentro del ciclo de vida de la industria 4.0. Con este fin, se dotará de un área de sistematización y experimentación simulada que posibilitará que las plantillas de las empresas y las personas estudiantes universitarias y de FP puedan adquirir conceptos en tecnología tales como la fabricación flexible y modular, robótica colaborativa o realidad aumentada, entre otras.

0

Prensa

  • La AVI completa la resolución de su convocatoria anual de ayudas con la concesión de los dos programas con mayor dotación económica
  • En total, la Agència ha respaldado este año 215 iniciativas de innovación por un importe superior a los 47 millones de euros

La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de Innovació (AVI), ha concedido más de 32 millones de euros para el desarrollo de 112 proyectos de innovación que tienen como objetivo contribuir a la resolución de los principales desafíos de las empresas de la Comunitat.

En el marco de su convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva, la AVI ha resuelto ahora los programas de impulso a la cadena de valor empresarial y de proyectos estratégicos en cooperación correspondientes a 2022, los de mayor dotación presupuestaria e impacto en el tejido productivo al estar abiertos a la participación de empresas tractoras y pymes.

En concreto, más de 168 entidades de diversa índole cooperarán en 37 iniciativas de I+D+i para buscar soluciones a retos de interés común que, por su naturaleza, complejidad y elevado coste económico, requieren de la colaboración de la comunidad científica, los institutos tecnológicos y el empresariado.

La Agència ha concedido, así, un total de 19,7 millones de euros para incentivar el desarrollo de proyectos estratégicos que, entre otras actuaciones, contribuirán a mejorar los actuales índices de reciclado y aprovechamiento de los residuos industriales y agrícolas, optimizarán el diagnóstico clínico y la eficacia de los tratamientos sanitarios a través de la medicina de precisión y reforzarán la fabricación de nuevos materiales sostenibles y con propiedades más atractivas para la industria.

La modernización del campo a través de la incorporación de nuevas tecnologías, el diseño de nuevos materiales a partir de CO2 y residuos de la industria cítrica para su aplicación del sector de la construcción o el desarrollo de tecnologías inteligentes para la recarga de vehículos son algunas de las iniciativas de I+D+i que cuentan con el apoyo de la AVI.

Por otra parte, y con el fin de incentivar la puesta en marcha de innovaciones con impacto en la cadena de valor empresarial, la Agència financiará con 12,4 millones un total de 75 proyectos que comprenden campos tan diversos como la economía circular, la movilidad sostenible, el turismo inteligente o la respuesta ante emergencias.

Así, entre los proyectos seleccionados figuran los desarrollos de un dispositivo portátil contra incendios de uso civil; una plataforma extendida e inmersiva para la educación o un nuevo sistema de control capaz de detectar el riesgo de contraer infecciones hospitalarias.

Estos programas cuentan como beneficiarios a grandes empresas tales o como Porcelanosa, Nunsys, DHL Supply Chain, Anecoop o Aguas del Arco Mediterráneo; a centros tecnológicos como Aiju, ITC o Aimplas y a organismos de investigación como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) o el Instituto de Investigación Sanitaria y Biomédica de Alicante (Isabial), entre otros.

Se completa la convocatoria

Ambas líneas de subvención se unen a así a las cuatro que se adjudicaron el pasado mes de julio por 15 millones de euros y que están permitiendo ejecutar un total de 103 iniciativas de I+D+i. Dicho apoyo económico comprende el desarrollo de prototipos y pruebas piloto, la financiación de unidades específicas de innovación en los centros generadores de conocimiento, el impulso de la Compra Pública Innovadora (CPI) y la promoción del talento en el tejido productivo, entre otras líneas de acción.

La concesión completa de esta convocatoria diseñada para promover el desarrollo y fortalecimiento del sistema de innovación y movilizar todo el conocimiento disponible supera, por tanto, los 47 millones de euros y alcanza a un total de 215 proyectos en los que cooperan 163 entidades distintas.

Por tipo beneficiario, las empresas se erigen en esta edición en los principales receptores de las ayudas con el 57% del total, seguida de las universidades, con un 20% y los institutos tecnológicos y los centros de investigación, con un 7% en cada caso.

0

Prensa

  • El presidente de la APA, Julián López Milla, expone las propuestas alicantinas que Puertos del Estado ha aprobado en su última convocatoria Ports 4.0
  • La Agència ha destinado alrededor de dos millones de euros desde 2018 a financiar proyectos de innovación con impacto en el sector portuario

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha mantenido una reunión de trabajo con el presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante (APA), Julián López Milla y una representación la División de Innovación Sostenible del puerto, con el objeto de analizar las sinergias entre ambas instituciones, intensificar la colaboración e impulsar el desarrollo de innovaciones con impacto en este sector clave para la economía de la Comunitat Valenciana.

En el encuentro, que se ha desarrollado en las instalaciones del Puerto de Alicante, se han repasado las distintas iniciativas que se están ejecutando, en cada caso, para promover la I+D+i entre las empresas y organizaciones que forman parte de la comunidad portuaria, con el foco situado en la digitalización y la sostenibilidad como principales pilares de desarrollo.

En este sentido, López Milla ha explicado la estrategia de innovación del Puerto, que se encuentra en pleno proceso de revisión mediante el diseño de un nuevo plan, con horizonte en 2025, en cuya elaboración están participando los distintos agentes de la comunidad portuaria y del sistema de innovación. De este modo, se pretende reforzar la posición de la plaza alicantina como referente nacional en el ámbito de la I+D+i.

Con este mismo fin se constituyó en 2021 el Alicante PortLab, un espacio en cooperación con el clúster logístico-portuario para fomentar el aprendizaje, el trabajo colaborativo y la co-creación y ofrecer, así, respuestas desde la innovación a los principales retos del sector.

Los resultados de esta apuesta por la innovación se han plasmado en la última convocatoria del fondo Ports 4.0, que promueve Puertos del Estado, donde Alicante, con un total siete proyectos, ha logrado copar una de cada cuatro iniciativas respaldadas dentro de la categoría de ideas, como consecuencia de la estrecha colaboración entre el Puerto alicantino y los grupos de investigación  y spin off de las universidades públicas de la provincia.

“Si en la anterior convocatoria solo se presentó un proyecto,” -ha manifestado López Milla- “en esta se han presentado 9 proyectos, fruto de la movilización generada, por la Autoridad Portuaria, hacia investigadores, spin off universitarias y empresas. Además, el Comité de Ports 4.0 ha seleccionado 7 de esos proyectos, convirtiendo a Alicante en el puerto líder, en ideas innovadoras, de esta última convocatoria.”

Respaldo a iniciativas con impacto en el sector portuario

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), Andrés García Reche, ha cifrado en alrededor de 2 millones de euros los fondos que se han destinado hasta la fecha a apoyar proyectos de innovación con impacto directo en el sector portuario.

En concreto, se trata de una decena de iniciativas dirigidas a la mejora la intermodalidad logística de estas instalaciones mediante la creación de gemelos digitales; al incremento de la eficiencia en la gestión de los contenedores de mercancías gracias a la incorporación de la tecnología blockchain; o a la reducción del impacto sobre el medio ambiente mediante el desarrollo de parques eólicos y la puesta en marcha de distintas plataformas para el control de las emisiones que genera su actividad.

La Agència ha financiado, asimismo, la incorporación de agentes de innovación para conectar las esferas científica y tecnológica con las necesidades de los puertos, así como otros proyectos de impulso de la innovación abierta y la I+D+i a fin de promover la incorporación de nuevas tecnologías y desarrollos que mejoren su competitividad.

Igualmente, la AVI ha abordado iniciativas con impacto en este sector a través de distintos comités de innovación, si bien destaca especialmente el de Movilidad, transporte e infraestructuras, constituido en colaboración con la Conselleria de Obras Públicas, Transportes y Movilidad Sostenible.

Además de García Reche, la Agència ha contado en esta reunión con su secretaria general, Olivia Estrella y con su subdirector general de Programas de Innovación, Enrique Tarín. Por su parte, en representación de la APA ha participado, además de su presidente, el jefe de División de Innovación Sostenible, José Manuel Leceta.

0

Prensa

  • Aimplas colabora con las empresas Girsa, Recipur, Delax y la UPV en este proyecto respaldado por la Agència Valenciana de la Innovació
  • Esta tecnología incluye un proceso de higienización y tratamiento para obtener núcleos de espuma reciclada de alta flexibilidad y durabilidad


La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), respalda el desarrollo de una tecnología para tratar los colchones fuera de uso con el fin de conseguir materias primas de alto valor añadido para su uso en el terreno de la edificación y del descanso.


En concreto, el objetivo de ORACLE, que es como se ha bautizado esta iniciativa, radica en la obtención de núcleos de espuma de alto valor añadido para su empleo como aislante acústico en el sector de la construcción, además de para el fabricado de nuevos colchones de alta calidad.


Este proyecto estratégico, coordinado por el Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas) cuenta con la participación de las empresas Girsa, Recipur y Delax Colchones, así como el Centro de Tecnologías Físicas de la Universitat Politècnica de València (UPV) y con una aportación de la AVI, que suma un total de 485.000 euros en el marco de la convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva correspondiente a 2021.


A través de esta iniciativa, se pretende ofrecer una solución al reciclaje de las espumas de poliuretano. Se estima que solo en la Comunitat Valenciana se retiran alrededor de 300.000 colchones al año, que terminan mayoritariamente en el vertedero sin ser sometidos a ningún proceso de reciclaje.


Para hacer frente a este reto medioambiental, los socios de ORACLE proponen el desarrollo e implementación de un sistema de desinfección y tratamiento de los colchones para asegurar su higienización y transformación en materias primas para su posterior procesado.


Con este fin, se desarrollarán, además, nuevas fibras biocomponentes con propiedades biocidas y de alta flexibilidad, que se mezclarán con el material triturado de los colchones fuera de uso para obtener así nuevos núcleos de espuma de altas prestaciones.


La viabilidad industrial de esta tecnología, así como la idoneidad y calidad de los productos finales, se validarán mediante el desarrollo de sendos demostradores: un colchón fabricado con espuma reciclada de alta durabilidad y sistemas modulares de altas propiedades de absorción acústica a partir de espuma reciclada.


Para desarrollar con garantías este proyecto, Girsa, empresa especializada en la gestión de residuos sólidos, diseñará el tratamiento de los colchones desechados para su uso como materia prima; mientras que Recipur desarrollará la tecnología para fabricar núcleos de espuma reciclada e higienizada.


En paralelo, Aimplas aplicará sus conocimientos en este campo para obtener la fibra biocomponente con propiedades biocidas y alta flexibilidad, mientras que el diseño y desarrollo de los nuevos colchones correrá a cargo de Delax, firma especialista en el sector del descanso.


Por último, la Universitat Politècnica de València (UPV) y Aimplas configurarán las soluciones modulares de aislamiento acústico a partir de estos núcleos de espuma reciclada dirigidas al sector de la construcción.


Para la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, el desarrollo del proyecto contribuirá a impulsar la economía circular en el sector del descanso y a reforzar las sinergias con el de la construcción, en línea con los principios establecidos por la Unión Europea. “Además del evidente beneficio ambiental, la iniciativa reducirá los costes de gestión de residuos, abrirá nuevos mercados y líneas de negocio y contribuirá a la creación de empleo vinculado al reciclaje”, ha destacado Bueno.


Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, ha indicado que la colaboración entre empresas, universidades y centros tecnológicos constituye «la única vía real para hacer frente a los retos de gran calado que afectan a la ciudadanía y al tejido productivo».


“Este proyecto demuestra que, aunando esfuerzos, conocimiento y tecnología, es posible hallar soluciones a través de la innovación a problemas tan acuciantes como la gestión de los residuos sólidos de gran volumen que habitualmente terminan en el vertedero”, ha explicado García Reche.


La iniciativa se alinea con los desafíos y soluciones propuestas por los comités de innovación de la Agéncia especializados en hábitat sostenible y economía circular, que apuestan por la implementación de bienes de consumo, materiales y sistemas constructivos más sostenibles; además de desarrollar nuevas técnicas de valorización de residuos.


Asimismo, ORACLE se enmarca en los ejes de calidad de vida y producto innovador de la Estrategia de Especialización Inteligente de la Comunitat Valenciana, RIS3CV, que lidera la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital.

0

Prensa

  • Las empresas Giditek, Uvax y Genera colaboran en el desarrollo de esta iniciativa de innovación, que cuenta con el apoyo de la AVI
  • Este sistema será capaz de monitorizar, predecir, calcular y controlar los principales indicadores energéticos, de salud y confortabilidad de los inmuebles


La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), financia el desarrollo de una nueva plataforma modular y abierta para optimizar la gestión energética y el confort de los edificios. A partir de los datos recabados mediante sensores, este sistema será capaz de monitorizar, predecir, calcular y controlar en tiempo prácticamente real los principales indicadores energéticos, de salud y confortabilidad con el fin de reducir el consumo eléctrico.

Bautizado como ENEFORE, en este proyecto con impacto en la cadena de valor participan las empresas Giditek, Uvax y Genera, todas ellas pertenecientes al Grupo Gimeno. La iniciativa cuenta, además, con el respaldo de la AVI, que ha contribuido con ayudas por un valor de 245.000 euros en el marco de su última convocatoria en concurrencia competitiva.

Con el fin de simplificar la interpretación del comportamiento del edificio por parte de las personas usuarias, así como la interacción con el sistema en cada una de las variables monitorizadas, esta herramienta reproducirá una réplica virtual del inmueble y de los diferentes equipamientos, a modo de gemelo digital.

La principal innovación del proyecto radica en la integración en una sola herramienta de las funcionalidades relacionadas con la gestión de la energía, el confort y la salud de los edificios a partir de los datos recabados por sensores conectados a través de un novedoso sistema de transmisión. Dicha plataforma, basada en el Internet de las Cosas, incorpora algoritmos de inteligencia artificial y se relaciona con la persona usuaria a través de un chat-bot y elementos de gamificación, que facilitan la interacción y la toma de decisiones.

Para la ejecución de este proyecto cooperan tres empresas del Grupo Gimeno. Giditek aporta su experiencia en el campo de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación; UVAX contribuye con el desarrollo de soluciones tecnológicas para optimizar recursos y mejorar la eficiencia energética y Genera acredita un amplio conocimiento en la gestión y operación de edificios.

El funcionamiento e impacto de ENEFORE se estudiará a su vez en varias tipologías de edificios. En primer lugar, se validará en las instalaciones del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), a modo de piloto de pruebas y, posteriormente, se llevará a cabo un nuevo ensayo en dos entornos reales: Hotel Intur Castellón y el edificio PROP1 de València.

El objetivo es configurar a corto plazo esta iniciativa como una solución para edificios de servicios (es decir, oficinas, residenciales privados u hospitales, entre otros), si bien se prevé extenderla a otro tipo de inmuebles como, por ejemplo, los de tipología residencial a medio plazo.

En este sentido, la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, ha subrayado el impacto que ENEFORE tendrá en la cadena de proveedores del Grupo Gimeno, que prevé aplicarlo inicialmente a un centenar de inmuebles en el ámbito de la Comunitat Valenciana.

“El desarrollo e implantación de sistemas avanzados para la gestión inteligente de los edificios no solo consolidará una industria emergente en torno a tecnologías como el Internet de las Cosas o la Inteligencia Artificial, sino que también ayudará a optimizar nuestro consumo energético y a reducir la huella ambiental de los inmuebles”, ha precisado Bueno.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, ha destacado las sinergias que emergen de la colaboración de los diferentes socios de esta iniciativa, que son empresas del sector tecnológico y servicios aplicados al hábitat, así como la cooperación con la Universitat Jaume I de Castellón y el ITE, clave para validar el funcionamiento de dicha herramienta tecnológica.

“El sector de la construcción ofrece grandes oportunidades de innovación asociadas a la sostenibilidad que se fundamentan en la incorporación de nuevas tecnologías y materiales, tal y como ha concluido el Comité Estratégico de Innovación Especializado (CEIE) en Hábitat Sostenible que ha puesto en marcha la Agència”, ha apuntado García Reche.

De hecho, ENEFORE se alinea directamente con uno de los desafíos destacados por este equipo de especialistas, que aboga por el desarrollo e integración de sistemas de sensorización, monitorización y análisis y gestión de datos en parámetros tales como, el consumo de energía y agua, la calidad de aire y el confort.

Esta iniciativa se enmarca, del mismo modo, en la Estrategia de Especialización Inteligente de la Comunitat Valenciana, RIS3, que destaca como debilidad el consumo energético excesivo y propugna un crecimiento inteligente, basado en el conocimiento y la innovación.

0

Prensa

  • La empresa Aceitunas Cazorla, Ainia y el Instituto de Tecnología Cerámica desarrollan este proyecto que impulsa la economía circular
  • Se basa en el desarrollo de membranas cerámicas de última generación y en la aplicación de bacterias para obtener gas metano e hidrógeno


La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), financia el desarrollo de una nueva tecnología sostenible y de bajo coste para tratar la salmuera resultante de actividades industriales y obtener compuestos de alto valor añadido para el tejido productivo.

A través de esta iniciativa se pretende, por tanto, impulsar la economía circular para depurar y reutilizar el agua con una elevada concentración de sal y obtener recursos de interés para otras empresas.

Este proyecto estratégico, bautizado como GREEN BRINE, está impulsado por la empresa Aceitunas Cazorla, Ainia Centro Tecnológico y el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) y cuenta con el respaldo de la AVI, que ha concedido un total de 490.000 euros en el marco de su última convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva.

La iniciativa tiene por objetivo la valorización de las salmueras que genera el subsector de las conservas y los encurtidos, si bien puede extrapolarse a cualquier otra actividad que produzca este tipo de residuos como, por ejemplo, las empresas del ciclo del agua o las de lavado y reciclado de plásticos.

Tradicionalmente, las salmueras se gestionan mediante procesos de evaporación, que pueden ser naturales, en balsas a la intemperie, o acelerados a través de tecnologías específicas que conllevan un importante coste energético. En el primer caso, además, las balsas no sólo ocupan una gran superficie, sino que han de estar completamente impermeabilizadas y someterse a frecuentes controles para evitar filtraciones que pongan en riesgo los acuíferos.

En cambio, las tecnologías propuestas en este proyecto tienen como propósito el tratamiento de estos residuos de una forma más sostenible con el fin de obtener un vertido limpio de baja salinidad y de transformar la materia orgánica y la sal en productos valorizables y en vectores energéticos, como biogás, biometano o biohidrógeno.

Para lograr este objetivo, los socios de GREEN BRINE apuestan por combinar distintos procedimientos técnicos que mejoran los resultados actuales. Así, las corrientes de agua salinizada se someterán a un proceso de filtrado que permitirá recuperar materiales celulósicos y polifenoles que pueden resultar de interés para otros sectores industriales.

Con este fin se están desarrollando membranas cerámicas basadas en materiales arcillosos, que son mucho más económicas que las que se encuentran hoy en el mercado y más resistentes que las diseñadas con materiales poliméricos.

Del mismo modo, se implementarán celdas de combustible con bacterias para transformar la materia orgánica restante en productos de más valor para fines energéticos, como el biometano o el biohidrógeno. Este proceso de biorrefinería permite la transformación de los residuos concentrados y reutilizables por la industria.

El consorcio que ejecuta este proyecto integra la experiencia industrial en el subsector de las aceitunas y encurtidos, por cuenta de Aceitunas Cazorla; el conocimiento de los materiales y de los sistemas de procesado cerámico, especialmente en el diseño de membranas de bajo coste, por parte del ITC; así como las amplias competencias de Ainia en el funcionamiento y gestión del ciclo integral del agua y en el desarrollo de sistemas electroquímicos para el tratamiento de efluentes.

En este sentido, la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, ha subrayado el impulso a la economía circular que representa este proyecto, pero también las oportunidades de negocio que en el ámbito de la sostenibilidad se abren para la industria cerámica.

“El campo de las membranas cerámicas constituye un nuevo nicho de mercado de alto valor añadido para este sector, que tiene, además, perspectivas de continuar creciendo, por las ventajas que ofrecen frente a las alternativas que están actualmente en el mercado”, ha precisado Bueno.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, ha subrayado la importancia de la colaboración entre los distintos agentes del sistema de innovación como vía para resolver retos de alto impacto como, por ejemplo, la valorización de los residuos industriales.

“La combinación del conocimiento -ha continuado Andrés García- generado en nuestros centros tecnológicos y de investigación y la experiencia de nuestro tejido productivo está materializándose en soluciones innovadoras que no sólo contribuyen a mejorar el medio ambiente, sino que favorecen la diversificación industrial”.

La iniciativa se enmarca en el eje de calidad de vida de la Estrategia de Especialización Inteligente de la Comunitat Valenciana, RIS3, al tiempo que se alinea con los desafíos planteados en el Comité Estratégico de Innovación Especializado en Economía circular. En concreto, se propone la optimización de los sistemas de tratamiento de agua y la reducción de su impacto ambiental.

0