Your address will show here +12 34 56 78
Prensa

  • El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana publica la nueva convocatoria, que amplía a tres anualidades el plazo para ejecutar los proyectos
  • Las entidades interesadas podrán presentar hasta el próximo 18 de febrero sus solicitudes a través de la página web de la AVI

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI), ha publicado este jueves la nueva convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva correspondiente al ejercicio 2021, dirigida a fortalecer y desarrollar el sistema de innovación de la Comunitat, según recoge el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

Las entidades interesadas dispondrán de 20 días hábiles, hasta el próximo 18 de febrero, para presentar sus solicitudes por vía telemática a través de la página web de la institución.

En esta cuarta edición de los programas de apoyo a la I+D+i que impulsa la AVI, el presupuesto global máximo para ayudas experimenta un incremento del 130% respecto a la convocatoria precedente. Para esta nueva campaña de estímulos, la Agència ha dispuesto de cerca de 46,5 millones de euros, frente a los 20,2 millones que finalmente se asignaron el pasado año.

Esta nueva dotación económica permitirá atender, previsiblemente, un mayor volumen de proyectos, amplificando así el impacto de los estímulos que la AVI dirige a las empresas, universidades, centros de investigación e institutos tecnológicos para contribuir a la transformación del modelo productivo, en línea con la estrategia de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital.

A través de este instrumento, la Agència incentiva el desarrollo de proyectos de innovación en las empresas, y facilita la transferencia de conocimiento y sus aplicaciones al tejido productivo, fomentando, además, la colaboración público-privada y la cooperación entre centros de investigación, institutos tecnológicos y empresas. De hecho, la AVI requiere de la colaboración de, al menos, dos agentes del sistema para optar a cualquiera de sus líneas.

Si bien el aumento en los importes dirigidos a apoyar la innovación se erige en la principal novedad de esta edición, la primera que incorpora financiación de la Unión Europea, la nueva convocatoria incluye otro cambio sustancial que mejora la de 2020.

En concreto, la segunda gran modificación afecta a su carácter plurianual. Y es que se ha aumentado el periodo de ejecución de los proyectos, de modo que los beneficiarios dispondrán de tres ejercicios, y no de dos, como hasta ahora, para llevar a cabo las actuaciones y desarrollos previstos. Esta flexibilización en los plazos se hará efectiva, además, en los seis programas de ayudas que componen la convocatoria.

Todos los programas al menos duplican sus fondos

Todos duplican, al menos, las cuantías asignadas el pasado ejercicio, aunque dos de ellos destacan sobre el resto al concentrar la mitad del presupuesto total. Se trata de los programas de apoyo a los proyectos estratégicos en cooperación y a la cadena de valor empresarial, que son, además, los que generan un mayor impacto en el tejido productivo.

Al primero, la AVI destina 13,7 millones de euros, un 112% más, con el fin de incentivar la cooperación de la comunidad científica, los institutos tecnológicos y el empresariado en el desarrollo conjunto de soluciones a retos de interés común. Se trata de iniciativas que requieren necesariamente de la colaboración de los diferentes agentes del sistema de innovación por la complejidad y el elevado esfuerzo económico de estos proyectos.

Dotado con cerca de 10 millones, lo que supone un incremento del 133%, el programa de apoyo a la consolidación de cadena de valor empresarial respalda a su vez el desarrollo de soluciones que impliquen novedades en productos o procesos, o bien mejoras en el intercambio de información y procedimientos de trabajo con impacto en el conjunto de la cadena de valor.

Entre las líneas que experimentan un mayor ascenso destacan las de impulso a la Compra Pública de Innovación (CPI), que suman un total de 4,3 millones de euros, destinados a potenciar tanto la demanda de productos y servicios innovadores en la Administración, como a estimular a las empresas para que concurran a este tipo de licitaciones nacionales e internacionales. Precisamente esta última línea registra el mayor incremento porcentual, cuadruplicando con creces los fondos asignados el pasado ejercicio.

La financiación de proyectos de desarrollo experimental dirigidos a la obtención de prototipos y proyectos piloto se multiplica por 2,5, al igual que la partida dirigida a la creación de unidades científicas de innovación en centros e institutos de investigación con el fin de que contribuyan al desarrollo de soluciones tecnológicas para las empresas. De este modo, el programa de valorización, transferencia y explotación de los resultados de I+D cuenta con alrededor de 9,5 millones de euros.

La AVI dispone, además, de tres líneas específicas para la promoción del talento, cuya finalidad es atraer y retener a profesionales cualificados. Las tres suman 7,3 millones de euros, lo que representa un incremento del 156% que posibilitará la ampliación, por ejemplo, de la actual red de agentes de innovación o la formación de más doctorandos en empresas. Asimismo, los fondos dirigidos a apoyar la contratación de investigadores y técnicos de Formación Profesional para desarrollar proyectos de innovación se triplican respecto al pasado ejercicio.

Por último, también se incrementa en esta misma proporción el presupuesto para impulsar acciones de fortalecimiento del sistema valenciano de innovación. A través de este programa se pretenden reforzar las estructuras de apoyo a la innovación existentes en la Comunitat, así como facilitar la difusión de la I+D+i entre las empresas.

Se priorizan nuevos retos-solución

Siguiendo el camino iniciado durante la pasada convocatoria, y con el fin de primar la excelencia en la evaluación de proyectos, la Agència incrementará el número de solicitudes sometidas a evaluación externa y continuará primando en el baremo aquellos proyectos alineados con los retos y soluciones identificadas por los comités de innovación que impulsa la propia institución.

En este sentido, a la relación de propuestas de innovación que cuentan con incentivos para su desarrollo e incorporación en el tejido empresarial se suman las conclusiones de cuatro nuevos comités: alimentación y dieta hospitalaria; destinos turísticos inteligentes; movilidad, transporte e infraestructuras, así como el de lucha contra la soledad no deseada en colectivos vulnerables.
0

Prensa


  • La empresa alicantina Durplastics ejecuta esta iniciativa de I+D+i en cooperación con Aimplas y la Universitat de València
  • Los nuevos materiales durarán más tiempo al reducirse su degradación e incorporarán en su fabricación un 50% de material reciclado

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) respalda el desarrollo de nuevos materiales para la fabricación de protecciones portuarias más sostenibles y resistentes a los impactos, a la acción de los organismos marinos y a la radiación ultravioleta. Estos nuevos productos serán, además, completamente reciclables y, de hecho, el 50% de las materias primas empleadas en su fabricación procederán de materiales previamente usados y tratados.

La empresa alicantina Durplastics; el Instituto Tecnológico del Plástico, Aimplas; y el departamento de Microbiología y Ecología de la Universitat de València cooperan en la ejecución de este proyecto estratégico, que recibe financiación de la AVI en el marco de su última convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva.

Con esta iniciativa, bautizada como Dupromat, se pretende mejorar la resistencia y durabilidad de las defensas portuarias, que en las zonas de atraque y amarre de los barcos utilizan polietileno de alta densidad 100% virgen. Se trata de unas protecciones sometidas a constantes agresiones e impactos, que provocan un paulatino deterioro y hacen necesaria su sustitución.

En concreto, los técnicos de estas tres entidades trabajan en la mejora de las propiedades anti incrustantes del polietileno de alta densidad mediante la incorporación de aditivos respetuosos con el medio ambiente y adaptados al reglamento europeo sobre biocidas.

Para incrementar la resistencia ultravioleta y la degradación térmica, que son las responsables de la pérdida de propiedades, se están implementado técnicas que permitirán reducir el deterioro de estos materiales. El objetivo es que la degradación no supere el 30%, pero, además, se pretende mejorar al menos en un 20% la resistencia a posibles impactos.

Asimismo, los nuevos materiales desarrollados serán completamente reciclables, por lo que el proyecto se alinea con los objetivos marcados por el Comité Estratégico de Innovación Especializado (CEIE) en economía circular de la AVI, que apuesta por la fabricación de bienes y productos más sostenibles a través de soluciones innovadoras. Dicha iniciativa se enmarca también en la estrategia de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital para mejorar el sistema productivo de la Comunitat Valenciana.

Múltiples usos en el sector marítimo

Para el éxito en la ejecución del proyecto, que se extenderá durante todo 2021, Durplastics aportará su experiencia en el sector plástico y capacidad industrial, que se completará con la experiencia de Aimplas en el desarrollo de nuevos tipos de materiales plásticos y la contribución del departamento de Microbiología y Ecología de la Universitat de València como especialistas en el diseño y desarrollo de métodos de detección y/o seguimiento de poblaciones microbianas acuáticas y de métodos de evaluación de la eficacia de biocidas.

El objetivo de la iniciativa es implementar los resultados a escala industrial y aplicarlos a otros productos del sector marítimo y náutico como, por ejemplo, boyas u otros sistemas de flotación, balizas, motores, infraestructuras, sistemas de ayuda a la navegación, pasarelas o piscifactorías.

Pero también podrá sustituir a otros materiales metálicos en la fabricación de productos en contacto con ambientes corrosivos y que pueden generar sustancias contaminantes durante su degradación u oxidación.
0

Prensa


  • Cantera La Torreta, filial de Simetría Grupo, ejecuta esta iniciativa en colaboración con Aidimme, ITC y personal investigador de la UPV
  • El objetivo es obtener productos para el sector de la construcción con características análogas a los procedentes de materias primas vírgenes


La Agència Valenciana de la Innovació (AVI), financia el desarrollo de nuevas técnicas para el reciclado y fabricación de materiales de construcción a partir de residuos de la construcción y demolición, una iniciativa que lleva a cabo Cantera La Torreta -que forma parte de Origen, la división de materiales de Simetría Grupo- en colaboración con el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidimme), el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) y personal investigador de la Universitat Politècnica de València (UPV).

El objetivo es obtener materiales reciclados que cuenten con características análogas a los procedentes de materias primas vírgenes, lo que ayudaría valorizar este tipo de residuos, que habitualmente termina en el vertedero.

Para ejecutar esta iniciativa, que finalizará al término de este año, la empresa castellonense colabora con el Instituto de Ciencia y Tecnología del Hormigón de la Universitat Politècnica de València (ICITECH-UPV), con ITC y con Aidimme.

El proyecto, bautizado como SOST-RCD, ha recibido el apoyo de la AVI en el marco de su última convocatoria de ayudas, por su potencial impacto tanto en la cadena de valor del sector de la construcción como por su impulso en la adopción de los principios de la economía circular en el sistema productivo de la Comunitat Valenciana.

Cantera La Torreta aprovecha así un nicho de oportunidad para la I+D+i, ya que, en la actualidad, el desarrollo de técnicas innovadoras para el tratamiento y uso de los residuos de la construcción como materia prima para la fabricación de materiales es escaso y apenas está extendido en el sector.

De hecho, el diseño, evaluación e incorporación de estos procesos innovadores contribuyen notablemente, a la implantación de la economía circular como parte esencial del modelo de negocio, lo que representa un factor de diferenciación adicional frente a la mayoría de los competidores del ámbito de los materiales de construcción.

Tras los primeros meses de ejecución del proyecto, el personal técnico ya ha completado la caracterización de los residuos derivados de la construcción y demolición, y ha efectuado, además, el análisis de viabilidad de la iniciativa. Ambas actuaciones forman parte de la primera actividad prevista en el plan de acción de SOST-RCD, para cuyo desarrollo íntegro todavía resta un ejercicio completo.

Cantera La Torreta cuenta como colaboradores en esta iniciativa con el Instituto de Tecnología Cerámica, que aporta sus conocimientos técnicos en el campo de los materiales cerámicos; con el ICITECH de la Universitat Politècnica de València, que acredita una amplia producción científica en el campo del hormigón; y con Aidimme, que contribuye con su experiencia en el desarrollo de morteros y materiales de construcción en general.

El proyecto está alineado con las conclusiones de los comités de innovación especializados en economía circular y, sobre todo, en hábitat sostenible. En concreto, este equipo de especialistas aboga por implementar materiales y sistemas constructivos más sostenibles, que posibiliten la reutilización de los residuos de la construcción como materia prima.
0

Prensa

  • La consellera de Innovación asiste a una nueva reunión del CEI, en la que se han validado una treintena de propuestas de innovación
  • La AVI priorizará en su nueva convocatoria retos y soluciones en infraestructuras, alimentación hospitalaria, turismo inteligente y lucha contra la soledad no deseada

La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad digital, Carolina Pascual, ha subrayado que el compromiso de la Generalitat con la sociedad del conocimiento, la ciencia y la innovación se demuestra en los presupuestos de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) para 2021, que experimentarán un aumento del 84% respecto al actual ejercicio. La AVI contará, por tanto, con la mayor dotación económica desde su creación, al pasar de 27 millones de euros a alrededor de 50, de acuerdo con el proyecto de ley de Presupuestos que se está tramitando en Les Corts.

«La mayor parte de las partidas se reinvertirán, además, en el propio sistema de innovación para dinamizar la I+D+i en la Comunitat Valenciana a través de las líneas nominativas y, sobre todo, de las ayudas en concurrencia competitiva de la AVI», ha incidido Pascual durante la reunión anual del Comité Estratégico de Innovación (CEI), donde se han validado una treintena de soluciones e innovaciones tecnológicas que responden a retos prioritarios en campos tan diversos como el de las infraestructuras, la alimentación hospitalaria, la soledad no deseada, o los destinos turísticos inteligentes.

Todos los programas se beneficiarán del incremento en la asignación destinada a ayudas, pero se intensificará especialmente el apoyo a los proyectos estratégicos en colaboración y a los que propician la consolidación de la cadena de valor empresarial, los dos buques insignia de la Agència por su elevado impacto sobre el tejido productivo. Tanto es así, que la línea que financia a ambos programas concentrará más la mitad de todos los fondos destinados a ayudas en 2021.

La titular de este departamento también ha destacado el papel que desarrollan el CEI y sus comités estratégicos de innovación especializados, que guían a medio plazo la actividad de la AVI y orientan la innovación que se desarrolla en la Comunitat Valenciana a través de propuestas concretas de I+D+i en ámbitos considerados prioritarios.

«El impacto de estos comités estratégicos en las políticas de innovación es cada vez más patente y la prueba es que la AVI recibe cada vez más iniciativas alineadas con los retos-solución planteados por los grupos de especialistas, especialmente en los programas de mayor impacto», ha precisado Carolina Pascual.

Impacto en las acciones de la AVI

De hecho, todos los proyectos estratégicos y de consolidación de cadena de valor que se han financiado en el marco de la última convocatoria de ayudas se corresponden con alguna de las propuestas de innovación de los respectivos comités, ha explicado el presidente del CEI, el científico Avelino Corma, quien ha recordado que desde 2019, la Agència prioriza en la fase de evaluación los expedientes que cumplen con esta condición.

El abanico de oportunidades se ampliará, sin embargo, el próximo ejercicio, puesto que, según ha adelantado el vicepresidente ejecutivo de la Agència, Andrés García Reche, también se dará prioridad a los retos-solución derivados de otros cuatro comités de innovación que han sido previamente validados en esta reunión del CEI.

En concreto, se agregarán más de 30 nuevas propuestas de I+D+i, que responden a una quincena de desafíos en los campos de la movilidad, el transporte y las infraestructuras; la alimentación y dieta hospitalaria, la soledad no deseada en colectivos vulnerables y los destinos turísticos inteligentes.

La secretaria general de la AVI, Olivia Estrella, ha detallado las principales conclusiones de dichos comités, que plantean desde el desarrollo de soluciones tecnológicas basadas en la naturaleza para garantizar unas infraestructuras más resilientes, al uso de la inteligencia artificial para elaborar dietas pautadas específicas para cada tipología de paciente, pasando por la creación de nuevas herramientas de análisis del lenguaje y las emociones con el fin de detectar t predicir el riesgo de soledad social.

Se trata, por tanto, de una extensa relación de iniciativas que permitirán, entre otros muchos desarrollos, explorar el diseño de sistemas escalables e interconectados para la personalización de la oferta turística a partir de información obtenida de distintas fuentes.

Una vez formalizado el aval de este órgano asesor, la Agència Valenciana de la Innovació trasladará dichas soluciones a las empresas y sectores de la Comunitat, además de a los centros tecnológicos y grupos de investigación, para que desarrollen conjuntamente dichas innovaciones con el apoyo de la AVI.

La idea es que empresas y personal investigador y tecnológico puedan presentar proyectos en cooperación vinculados a las propuestas resultantes de los once grupos validados hasta la fecha por el Comité Estratégico de Innovación en la próxima convocatoria de ayudas de la Agència, que se publicará en el mes de enero.

Del mismo modo, el CEI ha acordado revitalizar los comités de agroalimentación, automoción y movilidad sostenible, economía circular, salud, tecnologías habilitadoras para la nueva economía con el objeto de actualizar, si se considera necesario, los retos y soluciones que se propusieron inicialmente en base a los datos registrados en las últimas convocatorias y la evolución socioeconómica y tecnológica.

El Comité de Estratégico de Innovación hará el seguimiento de la evaluación externa a las Unidades Científicas de Innovación Empresarial y agentes de innovación para, de este modo, incrementar el impacto de sus líneas de actuación en el sistema productivo.

Excelencia científica, tecnológica y empresarial

El Comité Estratégico de Innovación es una iniciativa pionera en España que, por primera vez, reúne a representantes de la comunidad científica, de los institutos tecnológicos y el empresariado para proponer estrategias, acciones y programas de acción específicos para afrontar los grandes retos a los que se enfrentan las empresas de la Comunitat.

Los 20 integrantes del colectivo científico que forman parte del comité atesoran cinco Premios Nacionales de Investigación, ocho Rey Jaime I y un Princesa de Asturias. También participan los 11 directores de los institutos tecnológicos y empresarios designados a propuesta de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana por su decidida apuesta por la I+D+i.

Asimismo, las 11 compañías de distintos sectores y elevado componente innovador que participan en el CEI se erigen en referentes de la economía valenciana: emplean a más de 88.000 trabajadores y facturan alrededor de 25.000 millones de euros al año. Entre ellas, figuran Mercadona, Colorker, Dulcesol, Actiu o Grupo Segura.

0

Prensa


  • El comité asesor, impulsado por la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad y la AVI presenta su documento de conclusiones
  • Plantean, entre otras soluciones innovadoras, el desarrollo de nuevos materiales para construir infraestructuras resilientes al cambio climático


El equipo de especialistas impulsado por la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad y la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) con el objetivo de configurar sistemas de movilidad más seguros, sostenibles e inteligentes ha propuesto, entre otras iniciativas, el desarrollo de soluciones tecnológicas que faciliten la automatización de los flujos de información para mejorar así el servicio, la experiencia y seguridad de las personas usuarias de transporte colectivo.

Del mismo modo, y como respuesta a este mismo reto, se aboga también por el diseño y la aplicación de sistemas de gestión inteligente, que incidan en la multimodalidad de los servicios de transporte, favoreciendo, entre otros aspectos, el pago integrado y sin contacto y la incorporación de herramientas avanzadas de información y gestión de datos de movilidad para optimizar la toma de decisiones.

Estas son algunas de las conclusiones que ha alcanzado el comité de innovación en Movilidad, Transporte e Infraestructuras, que coordina el catedrático de la Universitat Politècnica de València, Eugenio Pellicer, y que este martes ha celebrado la tercera y última reunión para dar respuesta a través de la I+D+i a los principales desafíos que ha de afrontar el departamento que dirige Arcadi España.

Entre estos retos prioritarios destaca la relevancia de detectar el estado de las infraestructuras con el fin de programar sus necesidades de mantenimiento y elevar aún más los actuales estándares de seguridad. Para conseguir este objetivo, las personas integrantes del comité plantean tanto el desarrollo como la implementación de técnicas de monitorización remotas o no invasivas vinculadas, por ejemplo, al uso de sensores y drones, así como de tecnologías de predicción, alarma temprana e inteligencia artificial.

La reducción de la huella ambiental de las redes de transporte y de la movilidad es otro de los grandes desafíos que ha abordado este equipo multidisciplinar, que apuesta por la incorporación de materiales multifuncionales o de altas prestaciones y de soluciones tecnológicas basadas en la propia naturaleza para diseñar, construir y explotar infraestructuras resilientes que ayuden a mitigar los efectos del cambio climático.

Compromiso para la reducción del dióxido de carbono

Del mismo modo, con el fin de reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero a lo largo de todo el ciclo de vida de las infraestructuras y los servicios de transporte, el comité insta a explorar el uso de residuos o materiales de baja huella ecológica a través, por ejemplo, de la reutilización de materias primas. Precisamente, el catedrático de la Universidad de Alicante, Roberto Tomás ha hecho hincapié en la valorización de los residuos de la agricultura o de la construcción para lograr nuevos materiales.

El diseño de procesos para la reducción de la demanda energética, el reaprovechamiento energético y la generación mediante fuentes renovables es otra de las propuestas que se han planteado, junto con el desarrollo y la aplicación de nuevas formas de energía o modos de propulsión más eficientes en vehículos de transporte colectivo.

Como conclusión, el coordinador Eugenio Pellicer ha constatado que la Comunitat Valenciana dispone de capacidades científico-tecnológicas y empresariales para hacer frente a todos los retos identificados por el comité.

Por su parte, la secretaria autonómica de Obras Públicas, Transportes y Movilidad Sostenible, María Pérez, ha agradecido a las personas expertas que han participado el esfuerzo por desarrollar un documento de trabajo que «servirá para llevar adelante proyectos y actuaciones a través de las convocatorias de la AVI, de las líneas presupuestarias de la Conselleria o de iniciativas, tales como la Compra Pública de Innovación».

Colaboración público-privada

Junto al director de la Autoridad de Transporte Metropolitano de València, Manuel Martínez, Pérez representa a la Administración autonómica en este comité de innovación, que se constituyó el pasado mes de octubre con el apoyo de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, a través de la AVI.

Como especialistas de la esfera investigadora participan, además del propio coordinador, Eugenio Pellicer, los catedráticos Roberto Tomás (Universidad de Alicante), Joaquín Huerta (Universitat Jaume I) y José Antonio Sobrino (Universitat de València); mientras que los institutos tecnológicos están representados por Vicente Cambra (Aitex), Javier Mira (ITC), Carmen Sánchez (Itene) y Ana Isabel Soria (ITE).

Asimismo, la perspectiva empresarial la aportan, con el aval de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Juan Manuel Díez (Autoridad Portuaria de València), Ezequiel Moltó (Corporación Empresarial Vectalia), Ignacio Bertolín (Grupo Bertolín) y Juan Antonio Delgado (Stadler Rail Valencia).

Las principales conclusiones de este equipo multidisciplinar se expondrán en la próxima reunión del Comité Estratégico de Innovación, prevista para el próximo viernes, en la que los retos y soluciones propuestas se someterán, además, a la validación de este órgano asesor, como paso previo a la difusión entre la comunidad científica y tecnológica y las empresas.

0

Prensa

  • Aimplas, el ITM y el ITQ de la UPV, el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, Lamberti e Industrias Tayg participan en la iniciativa
  • El objetivo es reducir hasta en un tercio la carga de estas enfermedades en el sistema sanitario gracias a este proyecto

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) financia el desarrollo de nuevos materiales y recubrimientos sostenibles con el objetivo de reducir el riesgo de transmisión de infecciones por microorganismos en los centros sanitarios.

Se trata de un proyecto estratégico en el que colaboran el Instituto Tecnológico del Plástico, Aimplas; el Instituto de Tecnología de Materiales y el Instituto de Tecnología Química de la Universitat Politècnica de València (ITM-UPV e ITQ UPV-CSIC), la empresa Lamberti, Industrias Tayg, así como el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe).

Esta iniciativa, que ha recibido el respaldo de la AVI en su última convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva, hace uso de la nanotecnología para hacer frente a este desafío y además propone soluciones innovadoras fabricadas con materias primas orgánicas de origen renovable, más sostenibles que las alternativas presentes en el mercado, caracterizadas por su naturaleza metálica.

El objetivo de MOBACT, como se ha bautizado al proyecto, es desarrollar una tecnología capaz de reducir el riesgo de colonización de las superficies sanitarias próximas a los pacientes de forma que se logre reducir hasta en un tercio la carga de estas enfermedades que suponen un riesgo médico y un importante gasto público.

Las investigaciones que desarrollan los socios de esta iniciativa van encaminadas a obtener nuevos materiales basados en sustancias activas capaces de destruir las bacterias, o al menos impedir su reproducción, en distintas aplicaciones a fin de evitar la acumulación y proliferación de microorganismos.

Por ello, los nuevos compuestos antimicrobianos se van a incluir en matrices poliméricas para hacer posible su utilización tanto en forma de barnices en base agua para el recubrimiento de mobiliario y superficies, como en masa para la fabricación de productos inyectados.

Tecnología más sostenible

A fin de reducir el impacto sobre el medio ambiente, se está trabajando también con compuestos de origen renovable alternativos a los en base metálica, que son los que tradicionalmente se han empleado para estas soluciones por su resistencia a las altas temperaturas de los procesos de transformación.

El resultado de las investigaciones se validará en el Hospital Universitario La Fe de València para verificar su funcionalidad y el cumplimiento de la legislación vigente.

En el proyecto MOBACT, Aimplas aporta sus conocimientos en el desarrollo de plásticos activos para la introducción de los nanomateriales desarrollados por el Instituto de Tecnología de Materiales y el Instituto de Tecnología Química de la UPV, éste último cogestionado por el CSIC.

La empresa Lamberti e Industrias Tayg se ocupan del estudio de industrialización de los recubrimientos y del mobiliario con capacidades antimicrobianas, respectivamente, y el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe realizará los estudios de efectividad y la validación en un entorno real.

Este proyecto cumple con los objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, concretamente con el número 4 relacionado con la promoción de la Salud y el Bienestar, con el número 9 que tiene que ver con la Industria, Innovación e Infraestructura, así como con el número 12 para una Producción y Consumo Responsables.

Del mismo modo, MOBACT también está alineado con los retos y soluciones identificadas por el Comité Estratégico de Innovación Especializado en salud de la AVI, en el que participan representantes de la comunidad científica, de los institutos tecnológicos y el empresariado, y que establecía la lucha contra las infecciones hospitalarias como uno de los retos prioritarios a resolver a través de la I+D+i.
0

Prensa

  • La Agència financia, en la actualidad, una docena de unidades científicas de innovación empresarial en institutos de investigación de la Comunitat Valenciana
  • Exploran nuevas tecnologías para las baterías, sistemas para evitar las infecciones hospitalarias y alternativas al TAC, entre otros proyectos

El desarrollo de sistemas más rápidos y eficaces para detectar la presencia de SARS-CoV-2 en el organismo y para neutralizarlo tanto en el ambiente como en superficies, la experimentación con nuevos tratamientos para hacer frente a la enfermedad de alzhéimer, la reinvención de la actual tecnología de baterías mediante el uso de nuevos materiales o el diseño del primer medicamento contra el virus de la gripe son algunos de los proyectos de I+D+i que una docena de centros punteros en investigación están ejecutando con el apoyo de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI).

La Agència contribuye con más de tres millones de euros la creación y sostenimiento de estructuras específicas de innovación en un total de 12 centros de la Comunitat Valenciana distinguidos por la excelencia de su producción científica. De este modo, incentiva la investigación aplicada y orientada hacia el tejido empresarial a través de Unidades Científicas de Innovación Empresarial (UCIE), que es como se ha bautizado a dicha figura, que son financiadas por la AVI.

Los principales proyectos de I+D+i que cada una de estas instituciones desarrolla en el marco de estos convenios han protagonizado recientemente el webinar Innociencia, organizado por la Agència, para dar a conocer a la ciudadanía dichas iniciativas de vanguardia científica y tecnológica. La jornada, que se difundió a través del canal de YouTube de la Generalitat, está disponible para su visualización en la web corporativa de la AVI.

El Centro de Tecnología Nanofotónica, adscrito a la Universitat Politécnica de València (UPV) ha presentado en este foro sus avances en el desarrollo de un nuevo método basado en tecnología fotónica para detectar el coronavirus SARS-CoV-2 de forma rápida, fiable y económica. Un trabajo en el que colaboran con el Centro Nacional de Microbiologa, Eurofins Ingenasa, el Centro Avanzado de Microbiologa de Alimentos (CAMA-UPV) y los institutos tecnológicos de la industria alimentaria y el plástico, Ainia y Aimplas, respectivamente.

Con el objeto de prevenir los contagios y frenar la expansión de la COVID-19, el grupo de investigación de Informática Industrial y Redes de Computadores (i2RC) de la Universidad de Alicante ha expuesto también los primeros prototipos de sus sistemas de desinfección del aire y las superficies mediante el uso de ozono, que ha fructificado ya en una patente.

En esta misma línea, el Instituto de Materiales Avanzados (INAM), radicado en la Universitat Jaume I de Castellón, utiliza la nanotecnología para el desarrollo de materiales con propiedades antimicrobianas a través de una novedosa técnica de activación in situ que posterga la degradación de sus atributos. Para desarrollar esta iniciativa, el INAM colabora, entre otros agentes, con el Instituto Tecnológico Textil, Aitex.

Medicamento contra la gripe

Combatir otro virus respiratorio, en este caso el de la gripe, centra los esfuerzos de la Fundación Fisabio, que está desarrollando un medicamento contra dicho patógeno a partir de un tipo de moléculas denominadas péptidos, de origen humano y con propiedades antimicrobianas. El objetivo es que los primeros ensayos con animales arranquen en el corto plazo.

El Instituto de Física Corpuscular (IFIC), centro mixto del CSIC y la Universitat de València, también trabaja en una innovación con impacto médico. Se trata de un innovador sistema para obtener imágenes en 3D a partir de radiografías, que constituye una alternativa al TAC, reduciendo drásticamente las dosis de radiación a la que se exponen los pacientes.

En este mismo campo, el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) ha diseñado una silla especial que facilita la realización de estudios radiológicos en personas con grandes de deformidades en la columna, que hasta ahora requerían de ayuda externa durante todo el proceso.

Con este dispositivo radiotransparente, es decir, que deja pasar los rayos X, se evita la irradiación innecesaria del personal de apoyo, ya que no es necesaria asistencia. En este proyecto se ha contado con el apoyo del Instituto de Biomecánica de València (IBV) y del Hospital La Fe, donde se han efectuado las pruebas necesarias.

El Instituto Interuniversitario de Investigación de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico (IDM) trabaja, en cambio, en una novedosa herramienta de apoyo al diagnóstico del Alzhéimer.

A partir de un simple análisis de sangre, el modelo matemático que han desarrollado los científicos de la UPV y la Universitat de València es capaz de detectar biomarcadores de esta enfermedad con una elevada sensibilidad, incluso en fases tempranas, y diferenciarla, además, de otras demencias.

En este desarrollo participan la Universitat Politècnica de València (UPV) y los centros de investigación biomédica en red en Enfermedades Neurodegenerativas; y Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina, respectivamente, así como la Fundación Centro de Investigación en Enfermedades Neurológicas (cieN).

Ultrasonidos contra el Alzhéimer

Con el objetivo de mejorar la evolución de ésta y otras dolencias neurológicas, el Instituto de Instrumentación para la Imagen Molecular (i3M), cogestionado por la UPV y el CSIC, cuenta con dos prototipos que elevan significativamente la eficacia de los actuales tratamientos con ultrasonidos.

Esta tecnología de hologramas ultrasónicos, que la que se han desarrollado varios prototipos con el respaldo del IBV reduce tanto los costes como las molestias asociadas para el paciente.

Diagnosticar con precisión el síndrome del ojo seco, una de las enfermedades oftalmológicas con mayor incidencia, es una de las principales líneas de acción del Instituto de Neurociencias (IN), de titularidad mixta entre la Universidad Miguel Hernández y el CSIC. Las investigaciones del IN han dado lugar a una patente y al desarrollo de un prototipo de dispositivo de diagnóstico en colaboración con el IBV.

Más allá del ámbito sanitario, el Instituto de Tecnología Química (ITQ), otro centro mixto entre la UPV y el CSIC, trabaja el diseño y fabricación de fotocatalizadores para la producción de hidrógeno a partir de agua y luz solar. El desarrollo y optimización de esta tecnología será clave para lograr, entre otros usos, el almacenamiento de las energías limpias, así como su liberación de forma controlada.

También explora las baterías del futuro el Instituto de Ciencia Molecular (ICMol), que está ensayando con nuevos materiales, como el grafeno, para fabricar baterías que satisfagan las necesidades de la industria automovilística o del sector tecnológico. Por ahora, los resultados en el laboratorio de este proyecto, que se desarrolla con el apoyo de Aimplas, entre otros agentes, son prometedores.

Asimismo, el Instituto de Automática e Informática Industrial (Ai2), adscrito a la Universitat Politècnica de València, ha desarrollado un demostrador de visión artificial para clasificar y detectar defectos en piezas industriales, que sintetiza las capacidades que ofrece este centro de vanguardia.
0

Prensa

  • La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad y la Agència Valenciana de la Innovació impulsan este comité asesor
  • Plantean, entre otras acciones, el desarrollo de soluciones innovadoras para sensorizar y monitorizar las redes de transporte

El desarrollo de soluciones innovadoras para detectar el estado de las infraestructuras y sus necesidades de mantenimiento; y el diseño, construcción y explotación de infraestructuras resilientes que contribuyan a mitigar los efectos del cambio climático son dos de los retos prioritarios que el comité de especialistas impulsado por la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad y la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha identificado con el objeto de configurar sistemas de movilidad más seguros, sostenibles e inteligentes.

El equipo multidisciplinar, que ha mantenido este miércoles su segunda reunión telemática, aboga, además, por explorar tecnologías innovadoras para reducir las emisiones de dióxido de carbono en el ciclo de vida de las infraestructuras y los servicios de transporte, desde las fases iniciales de viabilidad y diseño hasta su desmantelamiento.

Otro de los desafíos relevantes para este comité de innovación en Movilidad, Transporte e Infraestructuras es la mejora del servicio, la experiencia y la seguridad de los usuarios del transporte público.

En concreto, el grupo de especialistas que coordina el catedrático de la Universitat Politècnica de València (UPV) Eugenio Pellicer apuesta por incorporar innovaciones que permitan recuperar la confianza de los usuarios en el transporte colectivo. Por ejemplo, en el marco de la actual pandemia, se han planteado nuevas líneas de acción para elevar la seguridad sanitaria en las diferentes redes de transporte público.

Para diseñar acciones específicas que eleven la satisfacción de los viajeros, se propone también el uso de herramientas como la automatización de datos, dado que proporciona información precisa sobre las necesidades de las personas usuarias. Y se considera, además, preferente el desarrollo de soluciones tecnológicas que posibiliten el pago integrado de las distintas redes de transporte.

Tras definir y priorizar estos retos, el equipo de especialistas ha trabajado en la determinación de soluciones innovadoras capaces de ser desarrolladas por los grupos de investigación, centros tecnológicos y empresas radicadas en la Comunitat Valenciana en un horizonte de dos años.

Para el catedrático de la Universitat Jaume I, Joaquín Huertas, es fundamental desarrollar e implementar aplicaciones basadas en Sistemas de Información Geográfica (SIG) para la gestión de la movilidad y la resolución de los retos propuestos, en especial, los relativos a la monitorización de infraestructuras y a la mitigación de los efectos que el cambio climático provoca sobre la red de transporte.

Por su parte, la secretaria autonómica de Obras Públicas, Transportes y Movilidad Sostenible, María Pérez, que junto al director de la Autoridad de Transporte Metropolitano de València, Manuel Martínez, representan a la Administración autonómica en este comité de innovación, ha destacado la apuesta de la Conselleria por incorporar la innovación a la gestión del transporte y la movilidad, mejorando así la calidad de nuestras infraestructuras y servicios a los usuarios.

«La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad participa en este grupo de expertos aportando una visión práctica de las necesidades de gestión y perspectivas de mejora», ha precisado María Pérez.

Colaboración público-privada

Como especialistas de la esfera investigadora participan, además del propio coordinador, los catedráticos Roberto Tomás (Universidad de Alicante) Joaquín Huerta (Universitat Jaume I) y José Antonio Sobrino (Universitat de València); mientras que los institutos tecnológicos están representados por Vicente Cambra (Aitex), Javier Mira (ITC), Carmen Sánchez (Itene) y Ana Isabel Soria (ITE).

Asimismo, la perspectiva empresarial la aportan, con el aval de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Juan Manuel Díez (Autoridad Portuaria de València), Ezequiel Moltó (Corporación Empresarial Vectalia), Ignacio Bertolín (Grupo Bertolín) y Juan Antonio Delgado (Stadler Rail Valencia).

El equipo multidisciplinar se reunirá de nuevo en diciembre para proponer las líneas de acción e incentivos necesarios para que estos desarrollos se ejecuten con éxito, como paso previo a la elaboración del documento de conclusiones.

0

Prensa


  • La consellera preside el Consejo Valenciano de la Innovación, donde están representados cerca de un centenar de entidades que apuestan por la I+D+i
  • La AVI lanzará directamente iniciativas de Compra Pública de Innovación para incentivar al sector privado a resolver los desafíos prioritarios

 La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, ha asegurado que Inndromeda, la alianza en tecnologías innovadoras impulsada por la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), se convertirá “en la piedra angular de la transformación del modelo productivo”, dado que garantizará la transformación digital y el acceso a las tecnologías disruptivas a todas las empresas de la Comunitat Valenciana, independientemente de su tamaño y sector de actividad.

“La alianza que propone Inndromeda es la respuesta que necesitamos para la innovación: es el instrumento que debe regir nuestras políticas, cada uno en el ámbito de nuestras competencias, y la hoja de ruta para provocar este cambio”, ha expuesto Pascual en la apertura del Consejo Valenciano de la Innovación (CVI), el principal órgano de asesoramiento de la AVI, en el que participan alrededor de un centenar de entidades y organismos representativos del sistema valenciano de innovación.

Para la titular de este departamento, Inndromeda otorga “la oportunidad de innovar cuando no sabemos que queremos innovar”, poniendo a disposición de las empresas simuladores donde probar dichas tecnologías antes de decidir si invertir o no en ellas.

Asimismo, Carolina Pascual ha avanzado algunos de los proyectos singulares en los que ya trabaja esta alianza, que es fruto del consenso y de la colaboración público-privada, y en la participan, entre otros agentes, la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), las universidades y los centros tecnológicos y de investigación.

En este sentido, Inndromeda impulsará actividades de formación con un alto grado de especialización, con el fin de dotar a las empresas y sus plantillas de las herramientas y el conocimiento necesarios para incorporar las nuevas tecnologías a su organización y procesos.

Pascual adelantó que esta alianza generará, además, un espacio único de datos para llevar a cabo investigaciones de gran envergadura, al tiempo que trabaja en el diseño de un sistema público para la gestión de estos datos que permita su reutilización y valorización.

Se refuerza el impulso a la CPI

Tras la presentación de Inndromeda al pleno del Consejo Valenciano de la Innovación, el vicepresidente ejecutivo de la Agència, Andrés García Reche, ha realizado un balance de los programas e iniciativas de impulso de la I+D+i que esta entidad ha ejecutado durante los últimos doce meses.

García Reche ha subrayado la apuesta que ha efectuado la AVI en 2020 por la Compra Pública de Innovación (CPI) como vía para incentivar el desarrollo de I+D+i en el sector privado mediante de la demanda de soluciones innovadoras capaces de satisfacer necesidades o mejorar la prestación de los servicios públicos: “A través de su enorme capacidad de compra, la Administración ha de dinamizar de la innovación de nuestras empresas, mejorando su competitividad y reorientándolas hacia nuevas actividades de mayor valor añadido”.

La Agència ya está colaborando con distintos departamentos y entidades del sector público de la Generalitat interesadas en esta fórmula de contratación, proporcionándoles asesoramiento técnico en todas las fases del proceso.

Como resultado de esta línea de acción, ya se ha lanzado una Consulta Preliminar al Mercado (CPM) junto a la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática con el fin de sondear la disponibilidad del tejido productivo a desarrollar soluciones innovadoras que mejoren la eficiencia energética en edificios de más de 40 años. Una llamada a las empresas y centros de investigación que se ha saldado con más de 60 propuestas de I+D+i recibidas en solo 30 días.

No se trata de un caso aislado porque la AVI también acompañará a la Central de Compras de la Generalitat en la apertura de una nueva consulta preliminar dirigida a la incorporación de soluciones innovadoras que mejoren la calidad, optimización y control de los servicios de limpieza.

Además, la Agència también ha prestado asistencia técnica a la Conselleria de Sanidad en la elaboración de los pliegos para adquirir tecnología de imagen molecular de alta sensibilidad para el diagnóstico de enfermedades; un contrato de CPI que se licitará en breve.

La estrategia de la institución en este campo se completa ahora con la activación de un exhaustivo plan de formación para capacitar a los empleados de la Generalitat y su sector público. El objetivo es que todos los actores implicados en estos procesos conozcan la metodología necesaria para afrontar con éxito este tipo de licitaciones.

“La Compra Pública de Innovación es una línea estratégica para la AVI, de modo que el próximo ejercicio la dotaremos con más recursos para poder atender así un mayor número de iniciativas”, subrayó el vicepresidente ejecutivo, quien anunció a su vez que la propia Agència licitará de forma directa CPI precomercial para incentivar la resolución, a través de la innovación, de los retos prioritarios para el tejido productivo que previamente han identificado los respectivos comités de especialistas que asesoran a la AVI.

Al respecto, ha repasado los distintos grupos de trabajo que se han constituido desde el último CPI y ha presentado dos nuevos diálogos tecnológicos. El primero, que se desarrolla en cooperación con la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad Sostenible, explora mejoras en el ámbito de las infraestructuras y el transporte; mientras que la búsqueda de soluciones a los grandes desafíos de las industrias culturales y creativas focaliza el segundo de los comités, que arrancará en las próximas semanas.

 Cerca de 500 solicitudes de apoyo

La AVI ha recibido este año alrededor de 500 solicitudes de apoyo a proyectos de I+D+i, de las cuales han obtenido financiación un total de 172, una proporción similar a la registrada el pasado ejercicio. Sobresale, especialmente, el impulso a los proyectos estratégicos en colaboración, que han registrado un incremento sustancial en su dotación, lo que ha permitido duplicar el número de proyectos respaldados en este programa.

Como resultado de esta convocatoria se están desarrollando, por ejemplo, 22 prototipos y proyectos piloto, así como 27 iniciativas de I+D+i con impacto real en la cadena de valor. Asimismo, se ha incentivado la contratación de 15 investigadores y técnicos de Formación Profesional, a los que se suman 18 doctorandos que están realizando sus tesis en empresas de la Comunitat Valenciana.
0

Prensa

  • Constituyen un comité de especialistas del ámbito científico, tecnológico y del empresariado para identificar oportunidades para la innovación
  • El catedrático de la UPV Eugenio Pellicer coordina el grupo de trabajo en el que también participa la secretaria autonómica de Obras Públicas

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad y la Agència Valenciana de la Innovació han constituido este viernes un comité de especialistas con el fin de identificar soluciones innovadoras a los retos prioritarios para la Comunitat Valenciana en materia de movilidad, transporte e infraestructuras.

En esta sesión telemática, el grupo de trabajo, coordinado por el catedrático de la Universitat Politècnica de València (UPV) y director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos, Eugenio Pellicer, han analizado y priorizado los desafíos existentes antes de plantear propuestas concretas de innovación que permitan configurar infraestructuras y sistemas de movilidad más seguros, sostenibles e inteligentes.

Durante la sesión de trabajo ha intervenido el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, que ha destacado la necesidad de apostar y dar un salto en materia de innovación en el ámbito de las infraestructuras. España ha asegurado que «convertir nuestras infraestructuras en modelos más modernos y más sostenibles es uno de los grandes retos, y para lograrlo, debemos aprovechar la financiación y los fondos que ofrece la Unión europea, en su apuesta por fomentar el desarrollo tecnológico».

Equipo multidisciplinar

La secretaria autonómica de Obras Públicas, Transportes y Movilidad Sostenible, María Pérez, y el director de la Autoridad de Transporte Metropolitano de València, Manuel Martínez, han representado a la Conselleria en este comité de innovación, que celebrará las dos reuniones restantes antes de que finalice el año.

Como especialistas de la esfera investigadora participan, además del propio coordinador, los catedráticos Roberto Tomás (Universidad de Alicante) Joaquín Huerta (Universitat Jaume I) y José Antonio Sobrino (Universitat de València); mientras que los institutos tecnológicos están representados por Vicente Cambra (Aitex), Javier Mira (ITC) y Ana Isabel Soria (ITE).

Asimismo, la perspectiva empresarial la aportan Juan Manuel Díez (Autoridad Portuaria de València), Ezequiel Moltó (Corporación Empresarial Vectalia), Ignacio Bertolín (Grupo Bertolín) y Juan Antonio Delgado (Stadler Rail Valencia).

Infraestructuras sostenibles y seguras

La seguridad y la sostenibilidad se han erigido en dos de los retos que han protagonizado el comité, y en los que más hincapié ha efectuado la secretaria autonómica de Obras Públicas, María Pérez, quien ha subrayado la voluntad de su departamento para incorporar innovaciones.

En la misma línea se ha pronunciado el catedrático de la UA Roberto Tomás, quién ha apostado por elevar todavía más los niveles de seguridad de las infraestructuras también desde una perspectiva del usuario, ante la irrupción de riesgos y amenazas sobrevenidas.

Asimismo, el coordinador, Eugenio Pellicer, ha insistido en que las soluciones que se planteen deben tener en cuenta la sostenibilidad y la reducción de las emisiones de CO2 como eje trasversal.

A través de esta iniciativa, que se desarrolla en colaboración con la AVI, la Conselleria de Obras Públicas explorará nuevas propuestas para modernizar y optimizar la gestión de las infraestructuras y redes de transporte y reducir la huella de impacto ambiental.
0