Your address will show here +12 34 56 78
Prensa

  • Está impulsado por la Universitat de València en colaboración con Aimplas y pretende obtener envases que alarguen la vida útil de los quesos en lonchas
  • El proyecto, que finalizará en 2020, utiliza suero de leche sobrante de la fabricación del queso para reducir el uso de aditivos sintéticos

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha respaldado un proyecto de I+D+i, en el que colaboran la Universitat de València y el instituto tecnológico del plástico, Aimplas, con el objetivo de alargar la vida útil de los quesos en lonchas mediante el desarrollo de un nuevo envase bioactivo a partir de subproductos de la industria láctica.

A través de este proyecto, bautizado como NaturCheese, los investigadores del Grupo de Investigación en Contaminación de Alimentos (COAL) de la Universitat de València buscan reducir la utilización de aditivos en los quesos mediante un nuevo tipo envase, que incorporará diversas cepas de Lactobacillus plantarum aisladas de tomates cherry y fermentadas en suero de leche de cabra.

Más específicamente, el objetivo de NaturCheese es generar un demostrador de envase antimicrobiano para queso en lonchas que contenga en el film y el papel en contacto con el alimento moléculas bioactivas extraídas de la fermentación del suero de leche mediante microorganismos Lactobacillus plantarum.

Estas moléculas son capaces de inhibir el crecimiento de hongos alterantes y productores de toxinas, que están relacionados con diversas patologías de tipo crónico.

La investigación que lidera la Universitat de València tiene su origen en diferentes proyectos tanto nacionales como internacionales y responde a una demanda social y de mercado, como es la reducción de uso de aditivos y el empleo de técnicas de procesado de alimentos menos agresivas con el fin de dar lugar productos que reúnan las mismas características organolépticas que proporciona el alimento fresco o tradicional.

Este nuevo envase activo permitirá, además, la reutilización y valorización del suero de la leche de cabra, que hoy se considera un residuo de la fabricación del queso, con lo que se cierra un círculo de sostenibilidad en la producción.

Al permitir la reducción del número y cantidad de conservantes y de aditivos sintéticos incluidos en la elaboración del queso, resulta, además, de especial interés para las empresas queseras de productos gourmet o de elaboración artesanal, si bien las ventajas de esta tecnología se extienden a todo el sector lácteo y de envasado de estos productos.

No en vano, el aumento de la vida útil de un producto es un factor crítico para favorecer su exportación y su comercialización, por lo que este envase bioactivo abre la puerta a explorar mercados internacionales más lejanos.

Asimismo, las fábricas de envases flexibles podrán implementar esta solución en su línea de producción desarrollando envases activos, lo que puede suponer la apertura de una nueva línea de negocio.

Innovación sostenible para una industria potente

Aunque los resultados definitivos de esta investigación verán la luz en 2020, se prevé un notable impacto y acogida en la industria láctica, que en España produce cada año 7,6 millones de toneladas de productos lácteos con un crecimiento del 12 % en general, y del 28 % en el caso particular de los quesos.

Por otro lado, el total del mercado español de envases flexibles ascendió en el 2017 a 1.465 millones de euros. La Comunitat Valenciana alberga, además, a seis de las 73 empresas con mayor facturación a nivel nacional, lo que demuestra el interés potencial que puede suscitar NaturCheese en el tejido productivo más próximo.

Hasta 2022, la Agència respaldará este proyecto con una aportación de más de 145.000 en el marco de su programa de ayudas a la valorización de los resultados de investigación hacia las empresas.
0

Prensa

  • Se reúne en Elche con una representación de la UMH, encabezada por el rector Juan José Ruiz, y visita las empresas Simplicity Works, Emxys y Bioarray
  • La AVI dispone en 2020 de una línea específica de 1,75 millones de euros para reforzar estos puntos de conexión entre la universidad y la empresa

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) se ha reunido este viernes con una representación del Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández, encabezada por el rector de esta institución académica, Juan José Ruiz; para abordar nuevas acciones que fomenten la innovación y la transferencia de conocimiento en el marco de la nueva línea de apoyo que la AVI dispone de forma específica para este tipo de entidades.

Durante el encuentro, el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, la secretaria general, Olivia Estrella, y el subdirector general de Programas de Innovación, Roberto Arnau, han conocido de primera mano algunos de los proyectos empresariales que se han implantado con éxito en este centro ilicitano.

En concreto, se han trasladado hasta la firma de diagnóstico genético Bioarray; han visitado Emxys, empresa especializada en tecnología espacial; y han comprobado las ventajas de la tecnología 3D Bonding desarrollada por Simplicity Works, con la que pretende simplificar los procesos de fabricación en industrias como el calzado y mueble.

Previamente, los responsables de la Agència han mantenido una reunión de trabajo con el rector, Juan José Ruiz; la vicerrectora de Transferencia e Intercambio de Conocimiento, María José López; el vicerrector adjunto de Emprendimiento, Empresa y Entorno, José Antonio Belso y la directora gerente del Parque Científico, Tonia Salinas.

Durante esta sesión técnica, se ha abordado la puesta en marcha de nuevas líneas de colaboración, con el fin de incentivar la creación de proyectos empresariales de base innovadora. Como novedad este año, la Agència dispone de una línea dotada con 1,75 millones de euros para propiciar acciones de coordinación, cooperación y transferencia del conocimiento en los parques científicos de las cinco universidades públicas de la Comunitat Valenciana.

Al respecto, el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, ha destacado el rol que desempeñan estas instituciones, como principales puntos de conexión entre el mundo científico y el de la empresa. “Nuestro objetivo es potenciar la actividad de estos parques y reforzar la transferencia para que los resultados de las investigaciones innovadoras que se realizan en nuestras universidades lleguen de forma efectiva al tejido empresarial”, ha subrayado García Reche.

En la actualidad, la AVI contribuye con más de 570.000 euros al impulso y desarrollo de acciones y proyectos de innovación en la Universidad Miguel Hernández. Estos fondos permitirán, por ejemplo, rediseñar un nuevo sistema robotizado vestible para el control de los movimientos de la muñeca y del antebrazo, contratar a dos agentes de innovación o sostener la Unidad Científica de Innovación Empresarial en el Instituto de Neurociencias con el fin de impulsar la investigación aplicada al tejido productivo en este centro de referencia internacional por la calidad de su producción científica.

Fundado en 2008, el Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández ha impulsado la constitución de 134 empresas, de las cuales alrededor de medio centenar están participadas por la propia institución académica.
0

Prensa, Sin categoría


•    La Agència mantiene una sesión de trabajo con el edil de Modernización y Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Alicante, Antonio Peral
•    La AVI respalda un proyecto municipal de Compra Pública de Innovación en el marco de la EDUSI de Las Cigarreras

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) y el Ayuntamiento de Alicante intensificarán la colaboración con el objeto de impulsar el desarrollo de nuevos proyectos e iniciativas que fomenten la innovación en esta ciudad.

Así lo han acordado vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche y el concejal de Modernización y Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Alicante, Antonio Peral, tras la reunión de trabajo que han mantenido este viernes.

Por parte de la corporación local, también han asistido a este encuentro los responsables de los departamentos de Transparencia y Buen Gobierno y de Promoción Económica, Juan Melero y Eloy Sentana, respectivamente, mientras que la secretaria general, Olivia Estrella, y el subdirector general de Programas de innovación, Roberto Arnau, han participado en representación de la Agència.

En sesión de trabajo, la AVI y el Consistorio alicantino han repasado las actuaciones y proyectos en común, al tiempo que han abordado futuras colaboraciones para, entre otros objetivos, reforzar la incorporación de I+D+i en la Administración local y dinamizar el desarrollo de proyectos innovadores con repercusión directa sobre el tejido productivo de esta urbe.

Ambas instituciones ya cooperan, de hecho, en la implementación de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) del área de Las Cigarreras, que tiene como misión la recuperación y dinamización de una importante zona de la ciudad, que incluye cuatro barrios históricos y dos de sus montes más emblemáticos.

En este caso, la AVI respalda una iniciativa municipal para mejorar la atención de la población mayor, impulsar la dinamización comercial, favorecer la eficiencia energética y potenciar la recogida y reciclaje de residuos en este entorno urbano a través de soluciones innovadoras no existentes en el mercado. Con este fin, la Agència ha aportado cerca de 60.000 euros en el marco del programa de ayudas a la Compra Pública de Innovación correspondiente al pasado ejercicio.

La colaboración con el consistorio alicantino se extiende a la empresa mixta Aguas Municipalizadas de Alicante, que ha contado con el respaldo de la AVI para elaborar la primera Guía de Compra Pública Innovadora en Economía Circular. Se trata de un documento valioso para las diferentes administraciones públicas, puesto que reúne más de medio centenar de propuestas concretas de innovación en este ámbito que podrían licitarse a través de CPI en el periodo 2019-2024.
0

Prensa

  • Ampere Energy desarrolla con la colaboración del ITE un cargador inteligente que permite la bidireccionalidad de la energía y optimiza el proceso de carga
  • Los automóviles se convierten en baterías conectadas para alimentar de electricidad al hogar o proporcionar apoyo a la red eléctrica

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) respalda un proyecto de la firma valenciana Ampere Energy para desarrollar un nuevo cargador de vehículo eléctrico de uso doméstico que optimice el actual proceso de carga, reduciendo los tiempos, y permitiendo, además, la bidireccionalidad o carga inversa.

De este modo, la persona usuaria no solo ‘repostará’ su vehículo más rápido, sino que podrá alimentar su vivienda con la energía almacenada o aportarla a la propia red, lo que en la práctica convierte el parque móvil eléctrico en baterías portátiles.

En la actualidad, la carga de vehículos eléctricos se hace habitualmente en corriente alterna, pero dado que las baterías solo son capaces de obtener y aportar la energía en corriente continua, los fabricantes instalan un convertidor en el interior de los automóviles para llevar a cabo la transformación.

Se trata de un equipo de gran tamaño, pesado y costoso, que la industria limita en tamaño y potencia, lo que redunda a su vez en un mayor tiempo de carga.

El proyecto de Ampere Energy, en el que colabora el Instituto Tecnológico de Energía (ITE), resuelve esta limitación al integrar el convertidor de corriente en el propio cargador doméstico, al igual que las estaciones de servicio de carga rápida. Pero, además, dotará a este dispositivo de capacidad de gestión y bidireccionalidad en el flujo de energía.

Las ventajas de estas funcionalidades, que amplían las de otras alternativas existentes en el mercado, son múltiples. En primer lugar, permite la carga del vehículo de forma adaptativa e inteligente para, por ejemplo, ajustar el proceso de ‘repostaje’ al límite de potencia eléctrica contratada o a la disponibilidad de energías renovables, en el caso de contar con una instalación de autoconsumo.

Sin embargo, el convertidor también será capaz de transferir energía desde el vehículo eléctrico a la vivienda en momentos puntuales como, por ejemplo, ante un corte de suministro o como respuesta a un consumo superior a la potencia contratada.

Esta flexibilidad en la gestión de los flujos de energía no se limita al entorno doméstico, sino que abre la puerta a que un operador de red pueda gestionar los recursos energéticos de estos vehículos para, por ejemplo, aliviar la congestión durante picos de demanda o para absorber la sobreproducción de energía de origen renovable.

Con la contribución del ITE

El proyecto comprende el diseño del cargador, pero también desarrollos en campo del software para integrar este nuevo sistema de carga en las aplicaciones de monitorización y gestión eléctrica de Ampere, a fin de dotar al usuario de un control total de los flujos de energía de su hogar.

En este ámbito se ubica, precisamente, una de las principales contribuciones del ITE. En concreto, sus técnicos participan en el desarrollo de los algoritmos necesarios para incorporar los cargadores y los propios vehículos eléctricos en el sistema de gestión integral.

Ampere prevé obtener los primeros resultados del proyecto a mediados del año próximo, que se completarán a finales de este mismo ejercicio con una nueva versión del dispositivo adaptada a un segundo protocolo de carga. Por tanto, el nuevo cargador será compatible con las tecnologías desarrolladas por los principales fabricantes del sector de la automoción.

Valor añadido para el autoconsumo energético

La carga bidireccional resulta especialmente atractiva para las instalaciones de autoconsumo, ya que el vehículo eléctrico se convierte en una batería para el hogar, que permite, por ejemplo, aprovechar la energía de origen renovable no consumida por la vivienda.
Esta flexibilidad en la gestión conlleva, además, un sensible ahorro económico para el usuario, que puede consumir en hora punta la energía almacenada en su automóvil y recargarlo en horas valle, cuando su coste es inferior.

La batería se puede utilizar, además, como fuente de potencia, lo que abre la puerta a reducir la potencia contratada, con el consiguiente ahorro en el término fijo de la factura.

El proyecto se alinea con los retos y soluciones identificadas por el comité estratégico de innovación especializado (CEIE) de la AVI en el ámbito de la automoción y la movilidad sostenible.

En sus conclusiones, este grupo de especialistas defiende como uno de los objetivos prioritarios el desarrollo de mejoras en las comunicaciones de las estaciones de carga que permitan la bidireccionalidad de la energía.
0

Prensa

  • La Agència se reúne con representantes de Hacienda, Sanidad, Vivienda, Justicia, así como la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias
  • La AVI proporcionará servicios de asesoramiento, asistencia, soporte y monitorización a los departamentos interesados en licitar contratos de CPI

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha mantenido esta semana reuniones de trabajo con distintas secretarías autonómicas, direcciones generales y entidades del sector público de la Generalitat con el objeto impulsar iniciativas de Compra Pública de Innovación (CPI) en dichos departamentos con el apoyo y la asistencia técnica de la Agència.

En concreto, el vicepresidente ejecutivo y la secretaria general de la AVI, Andrés García Reche y Olivia Estrella, ha participado en diferentes sesiones con representantes de los departamentos públicos después de que manifestaran su interés en licitar contratos de CPI para satisfacer necesidades no cubiertas o mejorar la prestación de servicios mediante la demanda de soluciones innovadoras y, por tanto, no presentes en el mercado.

Hasta ahora, la AVI se ha reunido con la subsecretaria de la Conselleria de Hacienda, Cristina Moreno; la directora general de Planificación Estratégica, Calidad y Modernización de la Administración Pública, Yolanda Parrado; y el director general de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, José Manuel García Duarte; así como con la secretaria autonómica de Arquitectura Bioclimática y Sostenibilidad Energética, Laura Soto; y la directora general de Innovación Ecológica en la construcción, Nuria Matarredona.

Del mismo modo, la secretaria autonómica de Eficiencia y Tecnología Sanitaria, Concha Andrés, la directora general de Planificación, Eficiencia Tecnológica y Atención al Paciente, María Llanos; y su homóloga de Régimen Económico e Infraestructuras, Carmelina Pla, también han tomado parte en esta iniciativa.

Estos encuentros de trabajo se han extendido, además, a una entidad adscrita al sector público de la Generalitat: la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (AVSRE), que dirige José María Ángel.

 El objetivo de estas reuniones, que se han mantenido con los departamentos con proyectos de CPI más avanzados, es establecer el grado de maduración de sus respectivas iniciativas con el fin de identificar las tareas de asesoramiento necesarias para preparar, licitar y adjudicar este tipo de contratos con el apoyo de la AVI.

 
Y es que, como novedad en 2020, la Agència Valenciana de la Innovació proporcionará servicios de asesoramiento, asistencia, soporte y monitorización para ayudar a la Generalitat y a su sector público instrumental en la puesta en marcha y ejecución de los procesos de Compra Pública Innovadora.

La CPI es, de hecho, una de las líneas de actuación estratégicas de la AVI, que apuesta por potenciar la capacidad de la Administración para movilizar la innovación a través de una fórmula que eleva la calidad de los servicios públicos que se prestan al ciudadano y mejora, a su vez, la competitividad de las empresas de la Comunitat.

 Guía práctica e incentivos

El compromiso de la Agència con la Compra Pública de Innovación se plasmó el pasado ejercicio con la publicación de una guía práctica que resuelve la gran complejidad jurídica que dificultaba su puesta en marcha. El manual, en cuya elaboración ha participado la Abogacía y la Intervención de la Generalitat, establece, paso por paso, los procedimientos que han de seguir las diferentes administraciones para culminar con éxito este procedimiento.

El impulso y dinamización de la Compra Pública de Innovación cuenta, además, con un programa específico, en la convocatoria anual de ayudas de la Agència, que actúa en una doble dirección. Por una parte, estimula la demanda de productos y servicios innovadores en la Administración, facilitando, además, la creación de departamentos especializados en CPI.

Por otra, dispone de una línea específica de apoyo a empresas para incentivar que concurran a las licitaciones impulsadas por Administraciones públicas de fuera de la Comunitat Valenciana. En este caso, la AVI financia tanto los gastos de consultoría asociados como el desarrollo de la I+D+i necesaria para optar a este tipo de contratos.
0

Prensa

  • Participan representantes de la comunidad científica, los institutos tecnológicos, la Red de Destinos Turísticos Inteligentes y el empresariado
  • Este equipo de trabajo propone diseñar nuevos dispositivos para mejorar la medición del impacto de la actividad turística en el medio ambiente

El desarrollo e integración de nuevos dispositivos y sensores para efectuar una medición más precisa del impacto de la actividad turística en el medio ambiente, así como el diseño de un sistema de captación de información en los destinos turísticos inteligentes y de los usuarios con el fin de facilitar la interacción con los distintos segmentos de turistas son los dos principales retos a los que se ofrecerán respuestas desde el diálogo tecnológico que impulsa la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), en colaboración con el Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas (Invat·tur).

Los representantes de la comunidad científica, centros tecnológicos, ayuntamientos y el empresariado que componen este grupo multidisciplinar han participado en la segunda sesión de trabajo con el objeto de proponer soluciones innovadoras a los grandes desafíos que han de afrontar los municipios que integran la Red de Destinos Turísticos Inteligentes de la Comunitat Valenciana (Red DTI-CV).

A través de dinámicas de grupo, las personas especialistas, coordinadas por el director del Instituto Tecnológico de Producto Infantil y Ocio (Aiju), Manuel Aragonés, han reordenado y priorizado los retos que ya se apuntaron en la reunión previa, que tuvo lugar en Benidorm, al tiempo que han planteado los primeros desarrollos tecnológicos para hacerles frente.

En este sentido, han insistido en la necesidad de diseñar sistemas que midan de forma eficaz la huella de carbono que genera la actividad turística, con el fin de abordar la incorporación de medidas que garanticen la sostenibilidad de dichos destinos.

Pero también han apostado por desarrollar un nuevo sistema de captación de información de los municipios y los propios usuarios que mejore la interacción y experiencia con los distintos tipos de turista. El objetivo, en definitiva, consiste en optimizar la experiencia de los usuarios, garantizando y mejorando, además, la accesibilidad de los colectivos con necesidades especiales.

Presidida por el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, y el director de Inteligencia Turística de Invat·tur, Mario Villar, la reunión ha contado con una amplia representación de la Red de Destinos Turísticos de la Comunitat Valenciana: Aida García (Ayuntamiento de Benidorm); Carlos Marco (Ayuntamiento de Gandía); Luis Miguel Morant (Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi) y Lorena Zamora (Ayuntamiento de Alcoi).

De este equipo multidisciplinar también forman parte los científicos José Antonio Ivars (Universidad de Alicante); Jaume Llorens (Universitat Jaume I); Enrique Bigné (Universitat de València) y Laura Sebastià (Universidad Politécnica de València), además de los tecnólogos Fran Ricau (Instituto Tecnológico de la Informática) y José Darío Such.

Con el aval de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) como empresas altamente innovadoras, el tejido productivo aporta tres representantes al grupo: Federico Fuster (GF Hotels), Pablo Hernández (Hoteles RH) y Francisco J. Rivera (Gran Hotel de Peñíscola), que actúan en este foro en defensa del interés general. Asimismo, también participan en este diálogo tecnológico Leire Bilbao y Nuria Montes (Fundación Turismo Benidorm); y José Manuel Camarero (Visit Valencia).

La Red de Destinos Inteligentes de la Comunitat Valenciana nace para crear sinergias entre los municipios, así como con empresas y entidades turísticas con el objetivo de facilitar la evolución de la planificación y gestión de los destinos turísticos y convertir la Comunitat Valenciana en un territorio turístico inteligente.

El Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas (Invat·tur), que depende de Turisme Comunitat Valenciana, es el organismo encargado de la coordinación de la Red, en la que se han integrado ya alrededor de medio centenar de entidades locales.
0

  • El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana publica este jueves la nueva convocatoria, que actualiza el proceso de selección de los proyectos financiados
  • Las entidades interesadas dispondrán de más tiempo para preparar sus propuestas, ya que el plazo de presentación se abre el 27 de enero

El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) ha publicado este jueves la convocatoria anticipada de ayudas en concurrencia competitiva de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) correspondiente al ejercicio 2020, dirigida a fortalecer y desarrollar el sistema de innovación de la Comunitat.

De este modo, los centros de investigación, institutos tecnológicos, empresas y demás entidades interesadas dispondrán de más tiempo para preparar sus proyectos de I+D+i, que podrán presentar por vía telemática entre el 27 de enero y el 14 de febrero, a través de la página web de la institución.

Los seis programas de apoyo pretenden incentivar el desarrollo de proyectos de innovación en las empresas, así como facilitar la transferencia de conocimiento y sus aplicaciones al tejido productivo, fomentando, además, la colaboración público-privada y la cooperación entre centros de investigación, institutos tecnológicos y empresas. De hecho, la AVI requiere de la colaboración de al menos dos agentes del sistema para optar a cualquiera de sus líneas.

La nueva convocatoria de ayudas de la Agència cuenta con una dotación presupuestaria de 12,64 millones de euros, si bien está previsto que en las próximas semanas la AVI complete una reasignación de sus fondos para 2020 con el fin de incrementar las partidas de las dos líneas de ayudas abiertas a la participación de empresas.

La Agència pretende atender así la elevada demanda que los programas de apoyo a la cadena de valor empresarial y proyectos estratégicos en cooperación registraron en 2019, cuando se recibieron más de 260 solicitudes que superaron ampliamente todas las previsiones.

Las ayudas a los proyectos estratégicos en colaboración potencian la cooperación entre la comunidad científica, institutos tecnológicos y empresariado en torno a desarrollos de I+D+i de gran calado, con una inversión superior a los 500.000 euros y capaces de ofrecer soluciones a retos de interés común, de ahí la colaboración necesaria entre todos ellos.

Por su parte, el programa de apoyo a la consolidación de cadena de valor empresarial respalda el desarrollo de soluciones que impliquen novedades en productos o procesos, o bien mejoras en el intercambio de información y procedimiento de trabajo con impacto en el conjunto de la cadena de valor.

Convocatoria plurianual

Al igual que en la última convocatoria, los beneficiarios de las ayudas dispondrán de dos años, en lugar de uno, para ejecutar sus proyectos. Una flexibilización en los plazos que beneficia a todas las líneas, con la salvedad de las acciones complementarias de impulso y fortalecimiento de la innovación, que no conlleva el desarrollo de I+D+i, sino tareas de difusión.

Como principales novedades, la Agència ha actualizado el proceso de evaluación para primar aún más la excelencia en la selección de los proyectos de innovación. Para ello, elevará la puntuación mínima necesaria para obtener ayudas, incrementará el número de solicitudes sometidas a evaluación externa y priorizará todavía más en el baremo aquellos proyectos alineados con los retos y soluciones identificados por el Comité Estratégico de Innovación en el baremo.

En este sentido, los incentivos para garantizar el desarrollo y aplicación de las propuestas de los comités de innovación especializados en emergencias y hábitat sostenible, que han ejecutado su actividad en 2019, se unen a los de agroalimentación automoción y movilidad sostenible, economía circular, salud y tecnologías habilitadoras, que se mantienen en esta nueva convocatoria.

Programas de apoyo

A través de sus diversos programas de ayudas, la Agència fomenta también la Compra Pública de Innovación (CPI), tanto desde el punto de vista de la demanda de productos y servicios innovadores en la Administración, como mediante una línea específica de apoyo a empresas para incentivar que concurran a este tipo de licitaciones nacionales e internacionales.

Asimismo, la AVI financia proyectos de desarrollo experimental dirigidos a la obtención de prototipos y la puesta en marcha de proyectos piloto a través del programa de valorización, transferencia y explotación de resultados de I+D, que potencia la creación de unidades científicas de innovación en los centros e institutos de investigación con el fin de que contribuyan al desarrollo de soluciones tecnológicas para las empresas.

La AVI dispone, además, de tres líneas específicas para la promoción del talento, cuya finalidad es atraer y retener a profesionales con cualificación tanto en el ámbito tecnológico como en el de la investigación. La Agència promueve así la formación de doctorandos y doctorandos en empresas y la incorporación de personal investigador y tecnólogo para desarrollar proyectos de I+D+i.

Pero también impulsa la creación de una red de agentes de innovación en universidades, centros de investigación y asociaciones sin ánimo de lucro. De este modo, pretende conectar las líneas de trabajo que desarrolla la comunidad científica e investigadora con las necesidades del tejido productivo.
0

Prensa

  • Indertec, del grupo castellonense Simetria, ha ejecutado el proyecto junto al Instituto de Ingeniería Energética de la UPV y la Plataforma Solar de Almería
  • Permitirá alcanzar temperaturas de hasta 250 grados, necesarias en muchos procesos industriales, frente al techo de 90 grados de los sistemas tradicionales

Industrial de Energía y Tecnología (Indertec), una empresa del grupo castellonense Simetria, ha desarrollado, con el apoyo de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), un sistema modulable de energía solar de media temperatura compacto, modulable y transportable, como alternativa a las calderas convencionales de combustible fósil en los procesos industriales que requieren de una elevada demanda térmica.

El proyecto, bautizado como Solpinter, pretende impulsar el uso de energías renovables en aquellas fábricas que operan a temperaturas superiores a los 90 grados, que es el techo térmico que proporcionan los sistemas de energía solar tradicionales. De hecho, muchos procesos industriales, principalmente en la industria alimentaria, alcanzan de forma habitual los 200 grados centígrados, por lo que su uso quedaría descartado en estos casos.

El dispositivo que ha desarrollado Indertec, un sistema solar térmico que concentra la luz sobre un receptor lineal de tipo Fresnel, es capaz de alcanzar los 250 grados centígrados utilizando el mismo fluido que los procesos industriales comunes, lo que lo hace apropiado para la mayoría de fábricas.

El proyecto se ha desarrollado en colaboración con la Plataforma Solar de Almería (PSA), centro de referencia mundial en tecnologías solares de concentración, que se ha encargado del ensayo y la evaluación de los captadores de concentración de foco lineal. Asimismo, el Instituto de Ingeniería Energética de la Universitat Politècnica de València (UPV) también ha participado en esta iniciativa, en concreto, desarrollando modelos matemáticos de simulación del fluido térmico.

La colaboración de al menos dos agentes del sistema de innovación en Solpinter le ha abierto las puertas de la Agència Valenciana de la Innovación, que ha contribuido con más de 40.000 euros al desarrollo de este proyecto de I+D+i en el marco de su programa de ayudas a la consolidación de la cadena de valor empresarial correspondientes a 2018.

Frente a otros sistemas de media temperatura, la tecnología de Indertec presenta características diferenciadoras que lo convierten en una alternativa renovable, económica y versátil a las calderas convencionales de combustible fósil. Y es que este dispositivo es lineal, compacto, modulable y transportable, al tiempo que permite reducir sensiblemente la factura energética.

Solpinter está disponible en el mercado y, de hecho, según precisan desde Indertec, ya se han registrado los primeros pedidos procedentes de industrias de Extremadura y Andalucía.

El uso de energía solar en los procesos industriales de elevada demanda térmica no solo reduce el consumo energético y de combustibles fósiles, sino que mejora social y medioambientalmente el entorno porque minimiza las emisiones contaminantes.
0

Prensa

  • Ocho Unidades Científicas de Innovación Empresarial (UCIE) y seis agentes de innovación han participado en esta jornada de transferencia
  • Entre los desarrollos expuestos, destacan nuevos OLED más económicos y versátiles, así como un biosensor para detectar e identificar virus y bacterias

Más de una decena de centros de investigación y entidades sin ánimo de lucro de la Comunitat Valenciana han presentado las primeras soluciones tecnológicas desarrolladas por sus respectivas Unidades Científicas de Innovación Empresarial (UCIE) y agentes de innovación, dos figuras impulsadas por la Agència Valenciana de Innovació (AVI), en una jornada de dirigida a la transferencia de tecnologías a empresas de distintos sectores de actividad.

En concreto, los técnicos de innovación financiados por la Agència han expuesto alrededor de 40 desarrollos tecnológicos, en un acto celebrado en las instalaciones de Adeit, la Fundación Universidad-Empresa de la Universitat de València, y en el que han participado un total de 8 UCIE y 6 agentes de innovación, bajo la coordinación del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital La Fe de València (IIS La Fe).

La apertura de la jornada ha correspondido al vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, quien ha destacado el «impacto palpable» que estos instrumentos, concebidos para incentivar la investigación aplicada al tejido productivo en los centros de investigación de excelencia, han alcanzado desde su constitución.

«Tanto las UCIE como la red de agentes de innovación que promueve la Agència Valenciana de la Innovació están rompiendo barreras invisibles, conectando el trabajo que se desarrolla en los laboratorios más relevantes de nuestro territorio con las necesidades y demandas de nuestras empresas», ha apostillado García Reche antes de dar paso a un avance de la próxima convocatoria de ayudas, que se publicará de forma anticipada antes de que finalice el año.

Desarrollos tecnológicos

Entre las soluciones tecnológicas presentadas, destacan los nuevos sistemas OLED y LEC de menor coste y fabricación más sencilla diseñados por la UCIE del Instituto de Ciencia Molecular (ICMol), que permiten su integración en distintas superficies; o la camilla para la exploración y tratamiento de pacientes con vértigo posicional paroxístico benigno, que ha desarrollado su homóloga en el IIS La Fe.

Además de los avances en neurobiología ocular, a cargo de la UCIE del Instituto de Neurociencias, o el sistema de obtención de imágenes basado en la detección de fotones, en el que trabaja el Instituto de Física Corpuscular (IFIC), se han dado a conocer detalles de las nuevas membranas catalíticas para aplicaciones energéticas del Instituto de Tecnología Química (ITQ), que aprovechan corrientes residuales de la industria para la producción de O2, H2, químicos de alto valor añadido y energía, aumentando la eficiencia de los procesos y reduciendo o eliminando las emisiones.

Los nuevos biosensores fotónicos del Centro de Tecnología Nanofotónica (NTC); el test diagnóstico que predice el riesgo de padecer caries desarrollado por Fundación Fisabio; o el biosensor óptico para la detección e identificación de bacterias y virus del Instituto Interuniversitario de Investigación de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico (IDM), que utiliza discos tipo DVD como soporte analítico y un grabador de discos compactos como detector, son algunas de las soluciones tecnológicas que han expuesto estas unidades científicas.

Reuniones con empresas

La jornada, en la que han participado empresas como Nunsys, Cleanity o Das Photonics, ha finalizado con reuniones one-to-one para promover la colaboración entre los distintos eslabones del sistema valenciano de innovación.

En la actualidad, la AVI financia un total de 13 UCIE y 14 agentes de innovación en centros de investigación de excelencia, así como organizaciones y entidades sin ánimo de lucro que impulsan la I+D+i en la Comunitat Valenciana.

Las Unidades Científicas de Innovación Empresarial tienen la misión de encauzar las líneas de investigación hacia aquellos desarrollos con mayor potencial de aplicación en el tejido productivo, mientras que los agentes de innovación son responsables de conectar las necesidades y demandas empresariales con los desarrollos e investigaciones que realizan nuestros científicos..
0

Prensa

  • La consellera asiste a la tercera reunión del Comité Estratégico de Innovación, en la que se ha validado una veintena de soluciones innovadoras
  • El órgano asesor de la AVI, que preside el científico Avelino Corma, reactivará los comités especializados para actualizar los retos y soluciones propuestas

La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, se ha comprometido a reforzar su apuesta por la I+D+i y la atracción de talento con el fin de potenciar la innovación como pieza clave para transformar el modelo productivo de la Comunitat Valenciana.

«El horizonte nos ofrece una visión del futuro necesariamente ligado a la ciencia y a la innovación para el progreso y el bienestar de la sociedad» ha asegurado Pascual, que ha presidido la reunión que el Comité Estratégico de Innovación (CEI) ha celebrado en el Parc Científic de la Universitat de València y en la que se han validado una veintena de soluciones e innovaciones tecnológicas que responden a los principales desafíos en el campo de las emergencias y el hábitat sostenible.

Pascual ha reivindicado durante su intervención el trabajo cooperativo que la comunidad científica, los institutos tecnológicos y el empresariado desarrollan en el seno de este órgano asesor de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), al tiempo que ha reclamado la colaboración de todos para hacer frente a la actual «emergencia tecnológica» a través de la I+D+i.

Asimismo, la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital también ha destacado el esfuerzo inversor del Consell para elevar el presupuesto en el área de Ciencia e Investigación, que en 2020 contará con 60,7 millones de euros, el 90% de los cuales se destinará a respaldar la generación de conocimientos científicos y tecnológicos en los centros de investigación de la Comunitat.

Por su parte, el Comité Estratégico de Innovación, que preside el científico Avelino Corma, ha validado el trabajo que han desarrollado los dos comités especializados, que se constituyeron la pasada primavera a instancias del propio CEI con el fin de detectar nichos de innovación en dos ámbitos estratégicos para la Comunitat y su tejido productivo: el hábitat sostenible y las emergencias.

Estrategia de innovación orientada

En este sentido, Corma ha felicitado por el trabajo realizados a los representantes de la comunidad científica, los institutos tecnológicos y el empresariado que han formado parte de dichos comités y se ha congratulado por el éxito de esta metodología, que la AVI ha extendido a su convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva mediante la incorporación de incentivos que garantizan el desarrollo efectivo de las soluciones propuestas.

«En este último año se ha logrado movilizar a los mundos científico, tecnológico y empresarial, que han presentado un total de 418 proyectos de innovación, de los cuales el 75% tenía la calidad exigida para obtener financiación», ha apostillado el presidente del CEI, que considera necesario incrementar la dotación ante el elevado volumen de iniciativas recibidas.

Por segundo año consecutivo, la Agència priorizará en la fase de evaluación aquellos proyectos de innovación alineados con alguno de los retos y soluciones planteados por estos equipos de especialistas.

«Gracias a esta medida, la AVI está consiguiendo reorientar la innovación que se impulsa en la Comunitat Valenciana hacia los desarrollos que el Comité Estratégico de Innovación considera prioritarios para nuestra economía», ha subrayado el vicepresidente ejecutivo de la Agència, Andrés García Reche, quien ha evaluado el impacto de los resultados de los comités en la última convocatoria de ayudas.

De este modo, el 63% de los proyectos financiados este año responden a alguno de los reto-solución propuestos en 2018. Un porcentaje que asciende al 74% en el programa de apoyo a la consolidación de la cadena de valor empresarial, y al 100% en el caso de los proyectos estratégicos en colaboración.

En concreto, alrededor de un tercio de las iniciativas de I+D+i respaldadas por la AVI se enmarcan en el terreno de las tecnologías habilitadoras para la nueva economía, mientras que un 25% se corresponden con proyectos vinculados con la economía circular.

Los retos más apoyados se relacionan con la optimización de las operaciones empresariales mediante la digitalización, así como con la valorización más eficiente de los residuos y la extensión en el uso de las aguas regeneradas, según ha explicado García Reche.

Retos y desafíos priorizados

Al conjunto de desafíos y soluciones priorizados en 2019 se sumarán en la próxima convocatoria los resultados de los comités especializados creados este ejercicio, que ha presentado con detalle la secretaria general de la AVI, Olivia Estrella.

Entre otras respuestas innovadoras en el ámbito de las emergencias, se ha planteado, por ejemplo, el desarrollo de funciones de geolocalización y sistemas de avisos en smartphones a menor coste que las soluciones actuales, que operen en zonas sin cobertura o ante desastres naturales; o la definición de nuevos sistemas de monitorización y evaluación que garanticen la seguridad de las infraestructuras de emergencias.

Asimismo, la implantación de sistemas de sensorización, monitorización y análisis de datos, así como su integración y gestión en parámetros tales como el consumo de energía, la calidad de aire y el confort es una de las soluciones que han identificado el comité especializado en hábitat sostenible, que apuestan, a su vez, por avanzar en nuevos sistemas constructivos que permitan la industrialización de la construcción.

Una vez formalizado el aval de este órgano asesor, la Agència Valenciana de la Innovació trasladará dichas soluciones a las empresas y sectores de la Comunitat, además de a los centros tecnológicos y grupos de investigación, para que desarrollen conjuntamente dichas innovaciones con el apoyo de la AVI.

La idea es que empresas e investigadores puedan presentar proyectos en cooperación vinculados a las propuestas resultantes de los siete grupos especializados que han operado hasta la fecha en la próxima convocatoria de ayudas de la Agència, que se publicará de forma anticipada antes de que finalice el año.

Del mismo modo, el CEI ha acordado reactivar los comités de agroalimentación, automoción y movilidad sostenible, economía circular, salud, tecnologías habilitadoras para la nueva economía con el objeto de actualizar, si se considera necesario, los retos y soluciones que se propusieron en 2018 en base a los datos que registrados en las últimas convocatorias.

El Comité de Estratégico de Innovación supervisará, además, la evaluación de los programas de ayuda que llevará a cabo la AVI durante el próximo ejercicio para, de este modo, incrementar el impacto de sus líneas de actuación en el sistema productivo.

Excelencia científica, tecnológica y empresarial

El Comité Estratégico de Innovación (CEI) es una iniciativa pionera en España que, por primera vez, reúne a científicos, institutos tecnológicos y empresarios para proponer estrategias, acciones y programas de acción específicos para afrontar los grandes retos a los que se enfrentan las empresas de la Comunitat.

Los 18 científicos que forman parte del comité atesoran siete Premios Nacionales de Investigación, otros tantos Rey Jaime I y un Princesa de Asturias. También participan los 11 directores de los institutos tecnológicos y empresarios designados a propuesta de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana por su decidida apuesta por la I+D+i.

Asimismo, las 11 compañías de distintos sectores y elevado componente innovador que participan en el CEI se erigen en referentes de la economía valenciana: emplean a más de 88.000 trabajadores y facturan alrededor de 25.000 millones de euros al año. Entre ellas, figuran Mercadona, Dulcesol, Actiu o Grupo Segura.
0

PREVIOUS POSTSPage 1 of 7NO NEW POSTS
***Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una mejor calidad de servicio. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar