Prensa

La Generalitat financia el desarrollo de 103 proyectos de innovación por valor de 14,5 millones de euros



– La AVI resuelve la concesión de cuatro de sus seis programas anuales de ayuda para impulsar y fortalecer el sistema de innovación de la Comunitat
– Se constituirán dos nuevas unidades de innovación en la UMH y la UPV y se financiarán 17 nuevos desarrollos experimentales, entre otras iniciativas

La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), ha concedido un total de 14,5 millones de euros para impulsar el desarrollo de 103 iniciativas de I+D+i, en el marco de su convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva correspondiente a 2022.

La AVI ha resuelto así cuatro de los seis programas que integran estos incentivos con carácter anual para el desarrollo y fortalecimiento del sistema de innovación, que, en este caso, comprenden la financiación de desarrollos experimentales y pruebas piloto, la constitución de unidades específicas de innovación en los centros generadores de conocimiento, el impulso de la Compra Pública Innovadora (CPI) y la promoción del talento en el tejido productivo.

A través de esta convocatoria, la Agència pretende movilizar todo el conocimiento disponible en el sistema valenciano de innovación para dar respuesta a retos de gran calado e impacto en la economía, la sociedad y el medio ambiente de la Comunitat Valenciana, mediante la cooperación de empresas, universidades, institutos tecnológicos y de investigación de las tres provincias.

Gracias a las ayudas de la AVI, este año se ampliará la red de Unidades Científicas de Innovación Empresarial (UCIES) en centros de excelencia investigadora, con la incorporación del Instituto de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biotecnología Sanitaria de la Universidad Miguel Hernández (IDIBE-UMH) y el Instituto Valenciano de Investigación en Inteligencia Artificial (VRAIN) de la Universitat Politècnica de València (UPV).

Esta figura creada por la Agència para potenciar la transferencia de conocimiento y conectar los centros de investigación y universidades con los desafíos y necesidades del sistema productivo cuenta este ejercicio con ayudas por un valor superior a los cuatro millones de euros.

También en el marco de su programa de valorización de los resultados de investigación, la AVI financiará con alrededor de 4,5 millones el desarrollo de un total de 17 prototipos y pruebas piloto en universidades, centros de investigación e institutos tecnológicos con el fin de acercar a las empresas de la Comunitat algunas de las líneas de trabajo que han llevado a cabo en los últimos años.

El desarrollo de un sistema para medir la deformación del cráneo de los lactantes, el prototipo de un vehículo eléctrico modular o la mejora de la valoración funcional y monitorización de la columna lumbar mediante inteligencia artificial son algunas de las actuaciones que se completarán en este programa.

Para el impulso de la Compra Pública de Innovación (CPI), otra de las piedras angulares que guían la acción de la Agència, se han concedido más de un millón de euros que permitirán incentivar, tanto la concurrencia de las empresas a las licitaciones públicas, como la demanda de soluciones innovadoras entre las entidades locales capaces de satisfacer necesidades no cubiertas y mejorar los servicios que se prestan a la ciudadanía.

Entre los beneficiarios de esta línea destacan grandes empresas como FACSA o Nunsys, así como el Instituto para la Investigación Sanitaria y Biomédica de Alicante (Isabial) o el Ayuntamiento de Almussafes, entre otras organizaciones.

Incentivos para atraer y retener el talento

Asimismo, se han concedido 3,5 millones de euros para la contratación de un total de 23 agentes de innovación en universidades, centros de investigación y asociaciones empresariales. La Unió de Llauradors, Innometalia-Fempa o la Asociación de Empresarios Textiles de la Comunitat Valenciana (Ateval) son algunos de los beneficiarios de este programa, que tiene la finalidad de intensificar las conexiones entre la esfera científica y el tejido productivo, así como favorecer la incorporación de conocimiento y tecnología en las empresas.

Del mismo modo, una decena de personas investigadoras y técnicas de Formación Profesional vinculados a la ejecución de proyectos de innovación en el sector privado se incorporarán a corporaciones como Fermax, Istobal o Industrias Alegre, entre otras, gracias a las ayudas concedidas por la AVI, que también financia la formación de 17 personas doctorandas en empresas. Ambas líneas suman incentivos por un importe cercano a los 900.000 euros.

Por último, el programa de acciones complementarias para el fortalecimiento del sistema valenciano de innovación alcanzará a 17 entidades, entre las que destacan el Consejo de Cámaras de Comercio de la Comunitat Valenciana, el Ayuntamiento de Benidorm o la Asociación de Empresarias, Profesionales y Directivas de la provincia de Alicante (AEPA), con una ayuda total que asciende a 1,2 millones de euros.

Por tipo beneficiario, aunque para optar a las ayudas es imprescindible la colaboración entre distintos actores, las universidades se erigen en los principales receptores, con un 33% del total, seguida de las empresas, con un 29%, las asociaciones empresariales (13%) y los centros de investigación (12%).

Los programas de impulso a los proyectos estratégicos en cooperación y de consolidación de la cadena de valor empresarial, los de mayor dotación económica e impacto en el sistema productivo, se resolverán en el mes de septiembre.

Author


Avatar