Prensa

Personal científico, empresariado y especialistas en tecnología marcan a la AVI los retos prioritarios para innovar en salud y agroalimentación

La personalización de la producción en la industria agroalimentaria, la optimización de los recursos naturales y procesos, la reducción de infecciones hospitalarias o el desarrollo de tecnologías para favorecer el envejecimiento activo son algunos de los desafíos que los comités estratégicos especializados en agroalimentación y salud de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) pretenden dar respuesta a través del desarrollo de innovaciones y tecnologías no presentes en el mercado.

El personal científico y especialista en tecnología y el empresariado que integra ambos equipos ha iniciado el proceso de valoración y priorización de los grandes retos a los que se enfrenta el tejido productivo con el fin de avanzar en la propuesta de soluciones, que se trasladarán al Comité Estratégico de Innovación de la AVI el próximo otoño.


En esta línea, el Comité Estratégico Especializado en Agroalimentación, considera prioritario trabajar en innovaciones que permitan a la industria adaptar su producción a las nuevas tendencias de consumo, donde prima cada vez más la personalización; pero también afrontar los grandes retos medioambientales. Y esto pasa, entre otras medidas, por optimizar los procesos y recursos naturales, apostar por la sostenibilidad y buscar alternativas al uso de plásticos.


Las personas expertas han incidido, asimismo, en la necesidad de diseñar estrategias para atender el desafío demográfico desde la óptica de la alimentación, así como propuestas para mejorar la restauración basada en la dieta mediterránea para grandes colectivos como hospitales y centros educativos.


A juicio del coordinador de este comité, designado por la patronal autonómica, y consejero delegado de Dulcesol, Rafael Juan, estos son los retos estratégicos que ha de asumir el sector agroalimentario en el corto plazo, pensando en una implantación rápida en el mercado y aunando las capacidades científicas tecnológicas y empresariales existentes en la Comunitat Valenciana.

 

Junto a Juan, se integran en este equipo interdisciplinar los científicos José María García Álvarez-Coque (Universitat Politècnica de València), Cristina Molina (Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos), Luis Navarro y José Pío Beltrán (Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas), además de María José Peris, del Instituto Tecnológico Agroalimentario (AINIA). La visión empresarial la aportan Mª Carmen Morales (Anecoop), Luis Plá (Mercadona), Raúl Martín (Embutidos F. Martínez) y Daniel Ramón (Biopolis).


Foco en salud


Atajar la resistencia a los antibióticos y reducir el riesgo de infecciones hospitalarias, mejorar la calidad de vida de los mayores y de los enfermos crónicos o incorporar nuevas tecnologías y soluciones digitales al ámbito clínico son algunos de los retos que centran la actividad del Comité Estratégico de Innovación Especializado en Salud, que mantuvo su primer encuentro este martes.


El objetivo prioritario, según expuso su coordinadora, la científica del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF), María Jesús Vicent, es obtener casos de éxito en un corto periodo de tiempo que siembren la semilla de la innovación con vistas al futuro e impulse el desarrollo de este sector.


El grupo cuenta con la participación de los científicos María Isabel Acién (Universidad Miguel Hernández de Elche), Salvador Martínez (Instituto de Neurociencias de Alicante), Damià Tormo (Fundación Columbus), Josep Redón (Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA) y Cristina Botella (Universitat Jaume I), además del tecnólogo Javier Sánchez, del Instituto de Biomecánica de Valencia.


Pero también están representadas las empresas del sector sanitario y la propia gestión hospitalaria a través del científico Enrique Ortega (Hospital General de Valencia), Lorena Saus (Sistemas Genómicos), Mara Gracia (Surgival Co) y Francisco Sanchís (IMEX Clinics). Este último subrayó la capacidad real de la industria valenciana para asumir algunas de las nuevas aplicaciones a desarrollar: «La fabricación de estas soluciones son totalmente factibles, existe un campo rápido de acción».


Nuevas citas


Tras los comités estratégicos especializados en salud y agroalimentación, se reunirán en las próximas semanas los tres grupos de trabajo restantes, que se corresponden con la economía circular, las tecnologías habilitadoras para la nueva economía y la automoción y la movilidad sostenibles.


Los comités estratégicos especializados de la Agència, que emanan de su órgano asesor, tienen como objetivo ofrecer respuesta a los desafíos del tejido productivo con soluciones tecnológicas innovadoras, identificar los agentes del sistema valenciano de innovación capacitados para su desarrollo y definir las acciones necesarias para su implementación en el seno de las empresas.


Los resultados de los Comités Estratégicos de Innovación Especializados (CEIE), como se ha bautizado a esta nueva figura, guiarán, en la práctica, la actividad de la AVI en el medio plazo. La idea es que las propuestas innovadoras se difundan a través de las asociaciones empresariales para el desarrollo posterior de proyectos con financiación pública, privada o mixta.