Prensa

El comité de emergencias de la AVI propone un programa de incentivos específicos para impulsar el desarrollo de una decena de innovaciones


  • Especialistas plantean, entre otras acciones, proyectos piloto e iniciativas de Compra Pública de Innovación para ejecutar estas soluciones
  • Abogan por incorporar mejoras en los equipos de protección individual que optimicen sus funcionalidades y ergonomía

El Comité Estratégico de Innovación Especializado (CEIE) en emergencias ha propuesto un programa específico de incentivos dirigido al tejido productivo para impulsar el desarrollo efectivo de la decena de innovaciones que este equipo multidisciplinar ha identificado en este campo a lo largo de tres meses de intenso trabajo.

Los representantes de la comunidad científica, los institutos tecnológicos y el empresariado que asesoran a la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) en esta materia han hecho también hincapié en la capacidad de la Administración autonómica para movilizar la innovación en este sector estratégico.

Por ello defienden que la Generalitat impulse tanto proyectos piloto como procedimientos de Compra Pública Innovadora (CPI) e incluso concursos de ideas con el fin de contribuir a optimizar la respuesta ante emergencias y a reforzar las condiciones de seguridad en las que operan los equipos humanos.

Estas soluciones permitirían al Gobierno valenciano dotarse de tecnologías no presentes hasta ahora en el mercado y, además, reducirían el riesgo que los potenciales proveedores han de asumir para acometer el desarrollo de estas innovaciones.

El comité ha acreditado, además, la existencia de grupos de investigación y centros tecnológicos en la Comunitat Valenciana con recursos para liderar estos procesos innovación, así como del tejido empresarial necesario para su producción y comercialización. Asimismo, avala el impacto económico de estas propuestas al considerar que pueden extrapolarse a otros sectores, contribuir a la creación de nuevas empresas y favorecer la internacionalización, entre otros efectos positivos.

Tras haber concluido la fase de reuniones, en las que se han identificado retos y soluciones en el ámbito de las emergencias, el coordinador de este comité, el catedrático de Comunicaciones de la Universitat Politècnica de València (UPV), Manuel Esteve, ha subrayado la bondad de la metodología empleada y la implicación de todos los expertos, lo que ha permitido cumplir con los objetivos establecidos en el plazo previsto.

El trabajo desarrollado por este equipo se ha saldado con más de una decena de soluciones innovadoras, con las que se pretende, por ejemplo, mejorar los canales de comunicación con el ciudadano mediante el desarrollo de nuevas apps de emergencia o la difusión de alertas tempranas y protocolos de actuación incluso en las zonas sin cobertura de telefonía móvil.

A juicio del profesor de Redes y Comunicaciones en la Universidad de Alicante, José Ángel Berná, estas nuevas soluciones de comunicación entre smartphones en ausencia de infraestructura tendrán un elevado impacto para la ciudadanía.

Procesado y análisis de la información

Los especialistas abogan por sumar nuevos sistemas de captación de información a los ya disponibles e instan a desarrollar plataformas inteligentes capaces de procesar todos los datos y ‘traducirlos’ con el propósito de facilitar a los centros de gestión de emergencia la toma de decisiones de una forma más ágil y fiable.

La protección frente a hipotéticos sabotajes o ciberataques dirigidos contra los sistemas de protección de emergencias también ha centrado el interés de este grupo multidisciplinar. Como posibles soluciones, se plantea la incorporación de sistemas de monitorización y evaluación de las infraestructuras físicas, así como nuevos mecanismos de control y protección que garanticen la seguridad de los sistemas informáticos y de los medios técnicos que intervienen en los servicios de emergencias.

Por último, también se han indicado posibles vías para mejorar las propiedades de los actuales equipos de protección. El comité apuesta por explorar nuevos materiales, tecnologías y procesos de fabricación que permitan actualizarlos y mejorarlos, pero también defienden la introducción de nuevos sistemas de alerta que adviertan a los usuarios cuando los equipos no se encuentren en buen estado o se utilicen de forma incorrecta.

Asimismo, coinciden en la necesidad de adaptar los equipos de protección a la anatomía de la mujer, ya que los diseños actuales están confeccionados a partir de la antropometría masculina.

Un equipo con el respaldo de la AVSRE

Coordinado por el catedrático de la Universitat Politècnica de Vàlencia (UPV) Manuel Esteve, el equipo multidisciplinar cuenta con José Ángel Berná y Ángela Sanjuán (Universidad de Alicante) y Sergio García-Nieto (UPV) como científicos, mientras que Vicente Blanes (Aitex), Mercedes Sanchís (IBV) y Cristina Llobell (Inescop) representan a los institutos tecnológicos.

Asimismo, el tejido productivo aporta, con el aval de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), tres representantes: Roberto Guzmán (Robotnik), Miguel Juan, (S2 Grupo) e Ignacio Llopis (IoTSens). Durante el desarrollo de los comités, los vocales procedentes del sector privado representan el interés general.

La Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias también contribuye al comité con su experiencia como órgano coordinador dependiente de la Administración autonómica y dos vocales, Miguel Mollá y Manuela Roldán.