Your address will show here +12 34 56 78
Prensa


  • Concede 2,6 millones en ayudas en el marco de su programa de apoyo a la valorización y transferencia de los resultados de investigación
  • La Agència apoyará en 2019 un total de 19 solicitudes procedentes de universidades, centros de investigación e institutos tecnológicos
La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha concedido 2,6 millones de euros en ayudas en el marco de su programa de apoyo a la valorización y transferencia a las empresas de los resultados de investigación.

Los fondos destinados por la AVI permitirán ejecutar 14 proyectos de desarrollo experimental de universidades, centros de investigación e institutos tecnológicos de la Comunitat Valenciana, además de financiar cuatro Unidades Científicas de Innovación Empresarial (UCIE), dos de ellas de nueva creación.

El programa de valorización y transferencia de los resultados de investigación consta, de hecho, de dos líneas diferenciadas. En la primera, la Agència sufragará la obtención de prototipos y puesta en marcha de proyectos piloto, así como el ensayo y la validación de nuevos productos, procesos o servicios. Pero, además, con el objeto de desarrollar innovaciones dirigidas al tejido productivo, apoya la constitución de unidades científicas en el seno de los centros de investigación y las universidades.

La AVI financiará un total de 19 proyectos, que son los que han obtenido una mayor puntuación en la fase de evaluación entre ambas líneas, de un total de 93 que se presentaron a la convocatoria. En lista de espera restan otras 43 propuestas que sí han recibido una valoración favorable de los técnicos, pero para las que se carece de suficientes fondos.

Según el tipo de beneficiario, las universidades aglutinan el 53% de los proyectos respaldados, seguidos de los centros de investigación sanitaria y de los institutos tecnológicos, que representan el 26% y 16% respectivamente; mientras que los centros del CSIC, suponen un 5% del total.

Con esta resolución, que ya ha sido notificada a los beneficiarios, la AVI ha completado la concesión de sus estímulos económicos para el desarrollo y fortalecimiento del sistema valenciano de innovación correspondiente a 2019, que se articulan en torno a seis programas con un presupuesto global de más de 14 millones de euros.

En este sentido, el de valorización y transferencia se erige, en la presente convocatoria de ayudas, en el tercero que más demanda ha registrado entre los agentes del sistema valenciano de innovación (concentra el 16% del total). Las propuestas recibidas se han incrementado, de hecho, en algo más del 80% respecto al pasado ejercicio.
0

Agenda SVI


La Controlled Release Society, la sociedad científica más relevante a nivel mundial en el ámbito de los sistemas de liberación de fármacos y la
nanomedicina, celebrará su reunión anual en el Palacio de Congresos de València entre los días 21 y 24 de julio. Este macrocongreso, en cuya organización ha participado la científica colaborada de la AVI María Jesús Vicent, contará con más de 1.100 asistentes, 50 expositores y un centenar de ponentes. 
Palacio de Congresos de València
Avenida de las Cortes Valencianas, s/n
0

Prensa

  • La Agència concede cuatro millones de euros en ayudas en el marco de este programa, el segundo que más solicitudes ha recibido en 2019
  • Las soluciones afectan a una amplia variedad de sectores desde la construcción a la automoción, pasando por el textil o la cerámica, entre otros

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) respaldará un total de 47 proyectos de innovación en el marco de su programa de ayudas para la consolidación de la cadena de valor empresarial, que en la convocatoria de 2019 está dotado con más de cuatro millones de euros.

La AVI financia a través de esta línea el desarrollo de soluciones para la cadena de proveedores de empresas tractoras que impliquen novedades en productos o procesos, o bien mejoras en el intercambio y procesos de trabajo. Asimismo, también se apoyarán aquellos proyectos que potencien el desarrollo y la utilización de tecnologías clave.

De las 113 solicitudes que se presentaron en este programa, finalmente recibirán financiación los 47 mejor puntuados en la fase de evaluación, es decir, un 41,6% del total. En lista de espera restan otras 41 propuestas que sí han recibido una valoración favorable de los técnicos, pero para los que no se cuenta con fondos suficientes para su atención.

Las iniciativas respaldadas por la Agència ofrecen soluciones innovadoras para fortalecer la cadena de valor en una amplia variedad de sectores de actividad de la Comunitat Valenciana, desde la construcción al agroalimentario, pasando por el textil, la cerámica o la industria de la automoción, entre otros.

Por provincias, Valencia aglutina cerca del 62% de los proyectos que contarán con el apoyo de la AVI durante este ejercicio, mientras que Alicante representa alrededor del 23% y Castellón roza el 15%.

El de consolidación de la cadena de valor empresarial se erige en el segundo programa que más demanda ha registrado en la vigente convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva, duplicando las solicitudes registradas en 2018. De hecho, una de cada cuatro propuestas recibidas ha optado a esta línea de incentivos, dirigida a mejorar la competitividad de los proveedores de empresas tractoras.

Para financiar sus seis líneas de ayuda, la AVI ha destinado un total de 14,14 millones de euros. Como principal novedad, los beneficiarios de las ayudas dispondrán de dos años, en lugar de uno, para ejecutar sus proyectos; una flexibilización en los plazos que se extiende a la mayoría de los programas.
0

Prensa


La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) respaldará en 2019 un total de 14 proyectos de universidades públicas, organismos de investigación, centros tecnológicos, entidades locales, asociaciones empresariales y fundaciones para el desarrollo de acciones de impulso y fortalecimiento de la innovación.

La AVI ha resuelto así la concesión de las ayudas previstas en este programa, que refuerza las estructuras de apoyo a la innovación existentes en la Comunitat Valenciana y facilitar, además, la difusión de la I+D+i entre las empresas.

De las 64 solicitudes validas recibidas, la Agència apoyará económicamente los 14 proyectos que han obtenido una puntuación más alta en el proceso de evaluación. A la espera de un posible aumento en la partida asignada a esta línea restan otras 33 iniciativas, que sí han recibido una valoración favorable, pero para las que se carece de fondos. De hecho, el presupuesto para 2019, cercano a los 520.000 euros, se ha agotado completamente.

Entre los beneficiarios del programa se encuentran universidades y fundaciones vinculadas a estas instituciones académicas, organismos de investigación, institutos tecnológicos, fundaciones, entidades locales, organizaciones empresariales y colegios profesionales. La AVI notificará a todos ellos los resultados de esta resolución de forma inminente.

Por provincias, cuatro de cada diez solicitudes respaldadas se corresponden con proyectos promovidos desde la provincia de Alicante, mientras que el resto, o bien acreditan tener ámbito autonómico, o bien proceden de entidades radicadas en Valencia.

Acciones complementarias para el impulso y fortalecimiento de la innovación es uno de los seis programas de apoyo con los que la AVI pretende incentivar el desarrollo de proyectos de I+D+i en las empresas, así como facilitar la transferencia de conocimiento y sus aplicaciones al tejido productivo, fomentando, además, la colaboración público-privada y la cooperación entre centros de investigación, institutos tecnológicos y empresas.

En 2019, la Agència ha dotado con 14,14 millones de euros esta convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva, en la que se requiere de la colaboración de al menos dos agentes del sistema para optar a cualquier línea. Respecto al ejercicio 2018, el número de solicitudes recibidas han experimentado un incremento del 248%.
0

Prensa

  • La Agència incentiva por primera vez a las empresas para que concurran a estas licitaciones, financiando el desarrollo necesario de I+D+i

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha resuelto la concesión, por 1,05 millones de euros, de las ayudas para el impulso de la Compra Pública de Innovación (CPI), un tipo de contratación que permite a las administraciones satisfacer una necesidad no cubierta o mejorar la prestación de un servicio mediante la demanda de soluciones no presentes en el mercado.

En total, se beneficiarán de estas acciones de estímulo una veintena de entidades locales y sin ánimo de lucro, a las que se suman, por primera vez, empresas.

Y es que tras un primer ejercicio en el que se centraron los esfuerzos en estimular la demanda de productos y servicios innovadores en la Administración, la Agència ha activado en 2019 una línea específica de apoyo a empresas para incentivar que concurran a este tipo de licitaciones públicas. Aquí la AVI financia tanto los gastos de consultoría asociados como el desarrollo de la I+D+i necesaria para optar a dichos contratos.

Esta línea de nueva creación se suma a la ya existente -que continúa activa- para impulsar la demanda de licitaciones de productos y servicios innovadores en la Administración. En este caso, la AVI ha respaldado un total de 18 solicitudes, lo que representa un incremento del 80% respecto al pasado ejercicio.

De este modo, la Agència Valenciana de la Innovació ya ha resuelto dos programas de la convocatoria de ayudas correspondiente a 2019 –promoción del talento y CPI- y está previsto que en los próximos días se aprueben el resto de resoluciones.

Dicha convocatoria cuenta con un presupuesto total de 14,14 millones de euros y, como principal novedad, amplía el plazo del que disponen los beneficiarios para ejecutar sus proyectos, que pasa a ser de dos ejercicios.
0

Prensa

  • La Agència resuelve la concesión de 2,2 millones para potenciar la promoción del talento y otorgará el resto de ayudas en los próximos días
  • El 69% de las solicitudes presentadas a este programa reciben el soporte económico de la AVI en la convocatoria de 2019

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha resuelto de forma favorable apoyar la incorporación de 27 investigadores y tecnólogos en empresas en el marco de las ayudas en concurrencia competitiva para el fortalecimiento y desarrollo del sistema valenciano de la innovación correspondientes al ejercicio 2019.

La dirección de la AVI ha validado la concesión de las ayudas a la promoción del talento, dotadas con 2,2 millones de euros y cuya finalidad es facilitar la inserción laboral de profesionales cualificados tanto en el ámbito tecnológico como en el de la investigación.

De las 81 solicitudes registradas en este programa, la Agència ha resuelto conceder fondos a 56 de ellas, el 69,13% del total, mientras que una quincena de propuestas que sí han contado con una evaluación favorable aguardarán en lista de espera un posible incremento de la partida asignada a esta línea, dado que el presupuesto previsto para esta convocatoria se ha agotado.

De acuerdo con esta resolución, que en las próximas horas será notificada a las entidades beneficiarias, la AVI apoyará la incorporación en empresas de 27 investigadores y técnicos en ciclos superiores de Formación Profesional para que desarrollen proyectos de I+D+i, al tiempo que financiará la acción de 13 agentes de innovación en universidades, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro. De este modo, la Agència pretende conectar las líneas de trabajo que desarrolla la comunidad científica e investigadora con las necesidades del tejido productivo.

Por otra parte, la línea que apoya la formación de doctorandos en empresas es la que ha experimentado un mayor incremento respecto a 2018. En concreto, se cuadruplicarán los doctorandos respaldados mediante esta fórmula.

Tras Promoción de Talento, la Agència Valenciana de la Innovació resolverá en los próximos días la concesión de las ayudas en los cinco programas restantes, una vez se celebren sus respectivas comisiones de evaluación.

La AVI ha destinado 14,14 millones de euros a la convocatoria de 2019, en la que, como principal novedad, los beneficiarios de las ayudas dispondrán de dos años, en lugar de uno, para ejecutar sus proyectos. Una flexibilización en los plazos que se extiende a la mayoría de los programas.
0

Prensa

  • Especialistas plantean, entre otras acciones, proyectos piloto e iniciativas de Compra Pública de Innovación para ejecutar estas soluciones
  • Abogan por incorporar mejoras en los equipos de protección individual que optimicen sus funcionalidades y ergonomía

El Comité Estratégico de Innovación Especializado (CEIE) en emergencias ha propuesto un programa específico de incentivos dirigido al tejido productivo para impulsar el desarrollo efectivo de la decena de innovaciones que este equipo multidisciplinar ha identificado en este campo a lo largo de tres meses de intenso trabajo.

Los representantes de la comunidad científica, los institutos tecnológicos y el empresariado que asesoran a la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) en esta materia han hecho también hincapié en la capacidad de la Administración autonómica para movilizar la innovación en este sector estratégico.

Por ello defienden que la Generalitat impulse tanto proyectos piloto como procedimientos de Compra Pública Innovadora (CPI) e incluso concursos de ideas con el fin de contribuir a optimizar la respuesta ante emergencias y a reforzar las condiciones de seguridad en las que operan los equipos humanos.

Estas soluciones permitirían al Gobierno valenciano dotarse de tecnologías no presentes hasta ahora en el mercado y, además, reducirían el riesgo que los potenciales proveedores han de asumir para acometer el desarrollo de estas innovaciones.

El comité ha acreditado, además, la existencia de grupos de investigación y centros tecnológicos en la Comunitat Valenciana con recursos para liderar estos procesos innovación, así como del tejido empresarial necesario para su producción y comercialización. Asimismo, avala el impacto económico de estas propuestas al considerar que pueden extrapolarse a otros sectores, contribuir a la creación de nuevas empresas y favorecer la internacionalización, entre otros efectos positivos.

Tras haber concluido la fase de reuniones, en las que se han identificado retos y soluciones en el ámbito de las emergencias, el coordinador de este comité, el catedrático de Comunicaciones de la Universitat Politècnica de València (UPV), Manuel Esteve, ha subrayado la bondad de la metodología empleada y la implicación de todos los expertos, lo que ha permitido cumplir con los objetivos establecidos en el plazo previsto.

El trabajo desarrollado por este equipo se ha saldado con más de una decena de soluciones innovadoras, con las que se pretende, por ejemplo, mejorar los canales de comunicación con el ciudadano mediante el desarrollo de nuevas apps de emergencia o la difusión de alertas tempranas y protocolos de actuación incluso en las zonas sin cobertura de telefonía móvil.

A juicio del profesor de Redes y Comunicaciones en la Universidad de Alicante, José Ángel Berná, estas nuevas soluciones de comunicación entre smartphones en ausencia de infraestructura tendrán un elevado impacto para la ciudadanía.

Procesado y análisis de la información

Los especialistas abogan por sumar nuevos sistemas de captación de información a los ya disponibles e instan a desarrollar plataformas inteligentes capaces de procesar todos los datos y ‘traducirlos’ con el propósito de facilitar a los centros de gestión de emergencia la toma de decisiones de una forma más ágil y fiable.

La protección frente a hipotéticos sabotajes o ciberataques dirigidos contra los sistemas de protección de emergencias también ha centrado el interés de este grupo multidisciplinar. Como posibles soluciones, se plantea la incorporación de sistemas de monitorización y evaluación de las infraestructuras físicas, así como nuevos mecanismos de control y protección que garanticen la seguridad de los sistemas informáticos y de los medios técnicos que intervienen en los servicios de emergencias.

Por último, también se han indicado posibles vías para mejorar las propiedades de los actuales equipos de protección. El comité apuesta por explorar nuevos materiales, tecnologías y procesos de fabricación que permitan actualizarlos y mejorarlos, pero también defienden la introducción de nuevos sistemas de alerta que adviertan a los usuarios cuando los equipos no se encuentren en buen estado o se utilicen de forma incorrecta.

Asimismo, coinciden en la necesidad de adaptar los equipos de protección a la anatomía de la mujer, ya que los diseños actuales están confeccionados a partir de la antropometría masculina.

Un equipo con el respaldo de la AVSRE

Coordinado por el catedrático de la Universitat Politècnica de Vàlencia (UPV) Manuel Esteve, el equipo multidisciplinar cuenta con José Ángel Berná y Ángela Sanjuán (Universidad de Alicante) y Sergio García-Nieto (UPV) como científicos, mientras que Vicente Blanes (Aitex), Mercedes Sanchís (IBV) y Cristina Llobell (Inescop) representan a los institutos tecnológicos.

Asimismo, el tejido productivo aporta, con el aval de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), tres representantes: Roberto Guzmán (Robotnik), Miguel Juan, (S2 Grupo) e Ignacio Llopis (IoTSens). Durante el desarrollo de los comités, los vocales procedentes del sector privado representan el interés general.

La Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias también contribuye al comité con su experiencia como órgano coordinador dependiente de la Administración autonómica y dos vocales, Miguel Mollá y Manuela Roldán.
0

Prensa

  • Apuestan por que la Administración sea el motor de la I+D+i en el hábitat mediante el desarrollo de procedimientos de Compra Pública Innovadora
  • Advierten del reto que supone incorporar sistemas pasivos de acondicionamiento en reformas de inmuebles y bloques de viviendas usadas


El Comité Estratégico de Innovación Especializado (CEIE) en hábitat sostenible ha propuesto el impulso de iniciativas de Compra Pública Innovadora (CPI) y la ejecución de proyectos piloto en edificios públicos para garantizar el desarrollo y la implementación de las innovaciones que ha identificado después de tres meses de intenso trabajo.


Los representantes de la comunidad científica, los institutos tecnológicos y el empresariado que asesoran a la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) en esta materia abogan, entre otras medidas, por que las administraciones públicas actúen de motor de la innovación a través de procedimientos de CPI.


En la práctica, demandan que haya contratos de obra y vivienda pública en los que se contemple como requisito el desarrollo de soluciones innovadoras que ofrezcan respuesta a los retos relevantes del sector como, por ejemplo, la reducción del gasto excesivo de energía. Y que en el resto de pliegos públicos se primen las buenas prácticas en materia medioambiental.


Los especialistas también proponen a la Administración autonómica que, de forma complementaria, ejecuten proyectos pilotos en inmuebles públicos como hospitales, centros educativos o residencias, con el fin de explorar, entre otras opciones, la implementación de soluciones novedosas de monitorización de edificios que optimicen la gestión de las condiciones ambientales y su factura energética.


A su juicio, los proyectos piloto y los procedimientos de Compra Pública de Innovación deben combinarse con acciones formativas que permitan integrar las tecnologías existentes y facilitar la conexión entre los distintos agentes. La idea es que promotores, constructores, arquitectos e ingenieros, pero también la Administración, conozcan las posibilidades que ofrecen, por ejemplo, los nuevos materiales o la integración de sensores en materia de eficiencia energética, de modo que puedan incorporarlos a sus proyectos.


En el equipo de trabajo han detectado, de hecho, oportunidades para reducir la huella medioambiental de este sector gracias a la introducción de materiales y productos más eficientes energéticamente, reutilizables y biodegradables y han identificado, además, fórmulas para reducir considerablemente el consumo de energía.


Soluciones ‘renovables’ personalizadas

 
En esta línea, el director del Instituto de Investigación de Ingeniería Energética de la Universitat Politècnica de València (UPV), José Miguel Corberán aboga por poner en marcha incentivos, materializados en premios o proyectos piloto, para que las empresas instaladoras de la Comunitat Valenciana desarrollen soluciones de instalación llave en mano de fuentes de energías renovables, dirigidas tanto a viviendas unifamiliares como a comunidades de propietarios y colectividades.


La integración de sistemas pasivos que optimicen las condiciones ambientales de las viviendas es otra de las líneas de innovación a explorar, según precisa el comité, que en las próximas semanas plasmará el trabajo desarrollado a lo largo de estos meses en un documento de conclusiones.


De hecho, para el director de la Cátedra Cerámica de la Universidad de Alicante, Víctor Echarri, es necesario acometer nuevas investigaciones que precisen cuál sería el aislamiento técnico, la infiltración de aire y los sistemas de recuperación de calor idóneos de acuerdo con la climatología de nuestro territorio. Un desafío que aumenta cuando se trata de implementar dichas innovaciones en edificios y viviendas ya en uso.


Por otra parte, el coordinador del comité especializado y consejero delegado del Grupo Royo, Raúl Royo, ha puesto el acento en la necesidad de incorporar los principios de personalización, funcionalidad y flexibilidad al hábitat, bien a través de fórmulas como la vivienda colaborativa o bien de sistemas capaces de adaptar los espacios a la demanda: “El reto está en diseñar equipamientos que puedan integrar las necesidades cambiantes de sus habitantes”.


Para incentivar la I+D+i, este equipo multidisciplinar apuesta, además, por otras vías alternativas como el impulso a diálogos tecnológicos capaces de conectar a potenciales colaboradores en los ámbitos científico y empresarial.

Un equipo multidisciplinar

El comité cuenta con una amplia participación científica, personificada en Antonio Gallardo (Universitat Jaume I), Víctor Echarri y Francisco Flórez (Universidad de Alicante); y José Miguel Corberán y Juan José Moragues (Universitat Politècnica de València).

 

Por otra parte, Vicente Blanes (AITEX), Rosa María Pérez (AIDIMME) y Vicente Lázaro (ITC), representan a los institutos tecnológicos, mientras que Begoña Serrano asiste por el Instituto Valenciano de la Edificación (IVE), una fundación de la que forma parte la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio y las principales entidades del sector en la Comunitat Valenciana.

 

Por último, la visión empresarial está garantizada con la concurrencia de Luis Hernández (Grespania), Carlos Muñoz (Becsa) y Gustavo Valbuena (Actiu), que cuentan con el aval de la patronal autonómica. Durante su participación en los comités, estos vocales defienden el interés general.

 

0

Prensa

  • Advierten de la conveniencia de funcionalizar los equipos de protección individual y adaptarlos a las medidas de la población femenina
  • Proponen el desarrollo de una plataforma que sea capaz de adaptar y homogeneizar la información que reciben los medios de emergencias

El Comité Estratégico de Innovación Especializado (CEIE) en Emergencias ha propuesto este miércoles, entre otras medidas, el desarrollo de soluciones de geolocalización y de avisos para smartphones en zonas sin cobertura que mejoren y reduzcan los costes de los sistemas que se encuentran actualmente en el mercado.

El equipo multidisciplinar que coordina el catedrático de Comunicaciones de la Universitat Politècnica de València (UPV), Manuel Esteve, ha subrayado la necesidad de optimizar y reforzar las comunicaciones de emergencia cuando no estén operativas las redes de telefonía móvil.

“Cuando una persona necesita ayuda en zonas sin cobertura no sólo tiene que poder contactar con los medios de emergencia; también debe recibir una respuesta para que sepa que le están buscando”, ha precisado el profesor de Redes y Comunicaciones en la Universidad de Alicante, José Ángel Berná.

Los representantes de la comunidad científica, los institutos tecnológicos y el empresariado que integran este comité, que asesora a la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) y a la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (AVSRE), también han planteado el desarrollo de una plataforma capaz de modelizar, fusionar y analizar los datos obtenidos en tiempo real para facilitar la toma de decisiones a los equipos de emergencia.

La idea es que esta nueva plataforma sea capaz de adaptar y homogeneizar la información que ya se recoge a través de los sensores desplegados y de las llamadas al 112 e incorpore nuevos canales de obtención de datos como la analítica web, las redes sociales o los sistemas de gestión de tráfico, para alimentar así los sistemas de decisión que emplean habitualmente los servicios de emergencia.

A modo de conclusión, Esteve ha abogado por desarrollar “plataformas inteligentes de adaptación de la información para que los datos puedan ser aprovechados por los centros de gestión de emergencias y de atención sanitaria”.

Más funcionalidades para las EPI y protección contra ciberataques

El comité de innovación ha destacado en esta segunda reunión la conveniencia de mejorar la funcionalidad de los Equipos de Protección Individual (EPI) que portan los profesionales de emergencias mediante la incorporación, por ejemplo, de sensores que minimicen los posibles riesgos. “Son necesarios EPI que no permitan errores humanos” ha insistido la coordinadora del Máster en Urgencias y Emergencias de la Universidad de Alicante, Ángela Sanjuán.

Los componentes del CEIE han coincidido, además, en la necesidad de adaptar los equipos de protección a las medidas de la anatomía femenina, ya que los actuales están confeccionados a partir de la antropometría masculina, al tiempo que han apostado por ajustar los diseños y características a las necesidades específicas que puedan requerirse sobre el terreno.

La experimentación con nuevos materiales y el desarrollo de tecnologías y procesos de fabricación que permitan mejorar las características de los equipos es otra de las líneas de trabajo que ofrece mayores oportunidades para la innovación, según han señalado los especialistas.

Asimismo, con el fin de prevenir posibles sabotajes y ciberataques, proponen dotar a las infraestructuras de emergencias de sistemas de monitorización que garanticen la seguridad de su funcionamiento, así como la incorporación de mecanismos de control y protección ante tales amenazas.

Equipo multidisciplinar

Coordinado por el catedrático de la Universitat Politècnica de Vàlencia (UPV) Manuel Esteve, el equipo multidisciplinar cuenta con José Ángel Berná y Ángela Sanjuán (Universidad de Alicante) y Sergio García-Nieto (UPV) como científicos, mientras que Vicente Blanes (Aitex), Mercedes Sanchís (IBV) y Cristina Llobell (Inescop) representan a los institutos tecnológicos.

Asimismo, el tejido productivo aporta, con el aval de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), tres representantes: Roberto Guzmán (Robotnik), Miguel Juan, (S2 Grupo) e Ignacio Llopis (IoTSens). Durante el desarrollo de los comités, los vocales procedentes del sector privado representan el interés general.

La Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias también contribuye al comité con su experiencia como órgano coordinador dependiente de la Administración autonómica y dos vocales, Miguel Mollá y Manuela Roldán.
0

Prensa

  • Abogan por diseñar sistemas integrados de sensorización para optimizar el consumo de energía o anticipar problemas de mantenimiento en los edificios
  • Plantean establecer soluciones personalizadas para que las comunidades de propietarios puedan instalar fuentes de energía renovables


El Comité Estratégico de Innovación Especializado en hábitat sostenible de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha propuesto este martes el desarrollo de sistemas configurables de vivienda capaces de adaptar los espacios a las necesidades cambiantes de sus habitantes.

Esta es una de las soluciones que el equipo multidisciplinar que asesora a la AVI ha planteado este martes durante el desarrollo de la segunda reunión de este comité, que pretende responder desde la innovación a los principales desafíos de las empresas del hábitat en la Comunitat Valenciana.

Asimismo, también propone explorar la generación de sistemas de habitabilidad compartida y colaborativa, de acuerdo con las nuevas tendencias de convivencia y autogestión de edificios, como el coworking en el ámbito laboral o el cohousing, en el residencial.

El desarrollo de nuevas soluciones de sensorización y monitorización y, sobre todo, la integración y gestión de los datos, permitiría optimizar el consumo de energía, la calidad del aire o anticiparse a los problemas de mantenimiento que puedan aparecer en los inmuebles. Se trata de otra de las apuestas de este grupo de trabajo, que coordina el consejero delegado del Grupo Royo, Raúl Royo.

El comité ha propuesto, además, el desarrollo de materiales reutilizables, biodegradables y más eficientes energéticamente, así como productos más sostenibles y seguros que contribuyan a elevar la durabilidad de las construcciones.

En esta línea, han coincidido en señalar que un mayor conocimiento de la vida útil de los materiales ayudaría a desarrollar productos en esta misma dirección.

Industrialización de la construcción

El desarrollo de sistemas constructivos que permitan su industrialización y la apuesta por viviendas modulares con nuevos elementos prefabricados y montajes industrializados constituye otra de las soluciones para reducir el excesivo consumo de recursos vinculado al desarrollo de esta actividad.

Con el fin de reducir la factura energética, los expertos defienden a su vez la implantación de fuentes de energías renovables a través de soluciones personalizadas tanto para viviendas unifamiliares como para colectividades. Proponen, para ello, analizar el parque de edificios de la Comunitat con el fin de clasificarlos en función de sus características y establecer así paquetes estandarizados para cada tipo de inmueble.

Del mismo modo, también abogan por integrar sistemas pasivos de acondicionamiento para optimizar las condiciones ambientales de las viviendas, tales como la temperatura interior, sin que ello suponga un incremento del consumo energético.

Especialistas en el hábitat

El comité cuenta con una amplia participación científica, personificada en Antonio Gallardo (Universitat Jaume I), Víctor Echarri y Francisco Flórez (Universidad de Alicante); y José Miguel Corberán y Juan José Moragues (Universitat Politècnica de València).

Por otra parte, Vicente Blanes (AITEX), Rosa María Pérez (AIDIMME) y Vicente Lázaro (ITC), representan a los institutos tecnológicos, mientras que Begoña Serrano asiste por el Instituto Valenciano de la Edificación (IVE), una fundación de la que forma parte la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio y las principales entidades del sector en la Comunitat Valenciana.

Por último, la visión empresarial está garantizada con la concurrencia de Luis Hernández (Grespania), Carlos Muñoz (Becsa) y Gustavo Valbuena (Actiu), que cuentan con el aval de la patronal autonómica. Durante su participación en los comités, estos vocales defienden el interés general.
0

PREVIOUS POSTSPage 1 of 15NO NEW POSTS
***Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una mejor calidad de servicio. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar